Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo

Taller de innovación impulsó proyectos transdisciplinarios para enfrentar el envejecimiento

Protocolo de diagnóstico y prevención para la pérdida de masa muscular; reacondicionamiento de vehículos que transporten a personas con poca movilidad; sistema remoto de conexión entre geriatras y consultorios en zonas geográficas de difícil acceso; y equipo tecnológico para determinar los niveles sanguíneos de nutrientes, son las cuatro iniciativas desarrolladas en el Workshop Internacional "Transferring innovative solutions to assist elderly people".

Durante dos días, cerca de 40 investigadores, académicos, estudiantes y profesionales de diversas áreas, dialogaron sobre metodologías para transferir tecnologías enfocadas en el adulto mayor.

Durante dos días, cerca de 40 investigadores, académicos, estudiantes y profesionales de diversas áreas, dialogaron sobre metodologías para transferir tecnologías enfocadas en el adulto mayor.

El Jefe de la Unidad de Redes Transdisciplinarias, Pablo Riveros.

El Jefe de la Unidad de Redes Transdisciplinarias, Pablo Riveros.

El taller fue dirigido a través de metodologías de investigación recursiva y participativa emulando un knowledge coffee, para que los asistentes pudiesen generar espacios de debate y colaboración.

El taller fue dirigido a través de metodologías de investigación recursiva y participativa emulando un knowledge coffee, para que los asistentes pudiesen generar espacios de debate y colaboración.

La investigadora de la Red AGEWELL NCE, Judith Sixsmith.

La investigadora de la Red AGEWELL NCE, Judith Sixsmith.

La investigadora de la Universidad Simon Fraser, Mei Lan Fang.

La investigadora de la Universidad Simon Fraser, Mei Lan Fang.

Los cuatro proyectos iniciados entre profesionales de diversos ámbitos, se enfocan en los problemas de transporte, nutrición, acceso a servicios de salud y sarcopedia presentes en la vejez.

Los cuatro proyectos iniciados entre profesionales de diversos ámbitos, se enfocan en los problemas de transporte, nutrición, acceso a servicios de salud y sarcopedia presentes en la vejez.

Académicos, investigadores, estudiantes y profesionales de diversas disciplinas, participaron el jueves 10 y viernes 11 de agosto en el Workshop Transferring innovative solutions to assist elderly people, donde las expertas internacionales Judith Sixsmith, de la Red de Centros Canadienses de Excelencia AGE-WELL NCE, y Mei Lan Fang, del Centro de Investigación en Gerontecnología de la Universidad Simon Fraser, tutelaron el desarrollo de cuatro proyectos innovadores que brindarán soluciones en salud, nutrición y transporte para el envejecimiento de la población nacional.

Durante la actividad, apoyada por la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID), ambas investigadoras destacaron el rol de la transdisciplina como una herramienta efectiva para contribuir con cambios positivos a la sociedad, ya que fortalece la colaboración entre científicos, académicos y actores experimentales. Además, mejora la productividad de la investigación, facilita el financiamiento, enriquece la formación de investigadores novatos, fomenta la difusión del conocimiento y avanza en la implementación de productos o servicios tecnológicos.

De acuerdo al Jefe de la Unidad de Redes Transdisciplinarias de la VID, Pablo Riveros, “es muy importante enfrentar el envejecimiento desde la innovación y una mirada multifacética, conectando a los usuarios con los tomadores de decisiones. Este taller ha sido una gran oportunidad para ampliar perspectivas, iniciar proyectos colaborativos, integrar capacidades y crear nuevos conocimientos que finalmente se traducirán en soluciones concretas para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores”.

La transdisciplina como desafío para la innovación en envejecimiento 

Para crear una tecnología relevante y utilizable, los investigadores deben realizar un diseño enfocado en el usuario, donde éste manifieste su conciencia, auto-identificación y reflexividad. Posteriormente, el trabajo colaborativo integrará visiones que facilitarán la traducción de áreas específicas del conocimiento, con el objetivo de generar acciones que se orienten en la comercialización del producto y que permitirán adaptarlo a las necesidades del mundo real.

Frente a esta metodología expuesta en el taller, la investigadora Judith Sixsmith, destacó que “uno de los principales desafíos es la movilización de conocimiento en la esfera académica, pues la idea es acoplar diversas visiones para ampliar el alcance de estudios y creaciones. Actualmente es muy importante entregar información para que los investigadores piensen en cómo sus invenciones pueden ayudar al mundo, considerando que vivimos en un contexto de constante cambio y desarrollo. En el ámbito del envejecimiento buscamos que la innovación y el enfoque transdisciplinario sean los vehículos para transferir tecnologías que mejoren considerablemente la vida de adultos mayores, pues construyen relaciones más allá de la ciencia, suman comprensión teórica y diversifican la mirada frente a un mismo problema”.

Por su parte, la investigadora Mei Lan Fang, señaló que “esta iniciativa es una oportunidad para que profesionales de diversas disciplinas aprendan metodologías que permitan escalar productos innovadores en el mercado nacional o internacional. Hemos tenido una muy buena relación con la U. de Chile y buscamos fortalecerla para construir alianzas y retroalimentar experiencias en el contexto de envejecimiento poblacional. Una forma de conectar a los investigadores con la sociedad es posicionar la transdisciplina, ya que les hace cuestionar el impacto de sus creaciones en ámbitos como la salud, economía y cultura. Además, complejiza sus perspectivas y enfoca sus capacidades en los requerimientos reales de la actualidad”.

Proyectos innovadores enfocados en el adulto mayor

Entre los cuatro proyectos de innovación generados en el taller, destaca el desarrollo de un protocolo de intervención y diagnóstico para la sarcopenia, que involucra pérdida de masa y potencia muscular debido al envejecimiento. La iniciativa busca construir una herramienta tecnológica enfocada en la atención primaria de salud, como alternativa al examen de Densitometría Ósea (DEXA), para que los pacientes pueden revertir o prevenir la patología a menor costo, mediante un programa de nutrición y actividad física adecuado a sus requerimientos.

La Académica del INTA e integrante del equipo, Lydia Lera, comentó que “este proyecto generará una aplicación fácil, barata y usable desde un computador o celular en cualquier servicio de salud pública. Actualmente, la sarcopenia puede ser revertida sin problemas a través de métodos sencillos, como una alimentación balanceada y ejercicios de fuerza, que producen una aceleración positiva para la resistencia de los adultos mayores. Hace cinco años probamos esta técnica en 20 consultorios del país y actualmente se encuentra en etapa de prueba, mejorando el protocolo de intervención y así verificar su costo efectividad y captar fondos que permitan implementarlo a nivel nacional”.

Otra de las iniciativas se basó en la creación de una alternativa de transporte, donde profesionales de diversas áreas impulsaron un plan para adaptar los espacios de autos tipo van, a las necesidades del envejecimiento. De acuerdo al Jefe de la Unidad de Estudios del Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA), Cristián Massad, “el 65 por ciento de las personas envejecidas ha manifestado tener problemas en acceder al transporte público, mientras que uno de cada cuatro tiene problemas de movilidad. La alternativa propuesta generará vehículos más amplios, cómodos y que las butacas se dispongan frente a frente para que sus usuarios interactúen mientras se transportan a consultorios u otras diligencias. Es importante facilitar espacios para sillas de ruedas o para personas que sufren de problemas que afectan sus movimientos físicos, ya que actualmente no existe nada similar”.

Asimismo, se sumó la propuesta de un equipo tecnológico para determinar los niveles sanguíneos de Vitamina D y Vitamina B12 en adultos mayores, que inciden en problemas de salud asociados a la pérdida de masa muscular y la cognición respectivamente. Mientras que otro equipo de profesionales presentó el proyecto “Geriabox”, un sistema de tele asistencia o video llamada para que geriatras se puedan conectar con zonas geográficas de difícil acceso, o donde no hay suficientes médicos especializados en el área.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u136034
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: