Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo

Servicio Agrícola Ganadero dialoga sobre protección de variedades vegetales en la U. de Chile

En el marco del Ciclo de Talleres INAPI dirigido a académicos, investigadores y estudiantes de la Casa de Bello, el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) se sumó a la iniciativa con una charla enfocada en la protección de variedades vegetales, para visibilizar la importancia de este proceso en la comercialización y exportación agrícola del país.

El módulo Protección de variedades vegetales expuso detalles sobre la legislación chilena respecto a la producción, certificación y exportación de semillas.

El módulo "Protección de variedades vegetales" expuso detalles sobre la legislación chilena respecto a la producción, certificación y exportación de semillas.

El Director de Innovación de la VID, Edgardo Santibáñez.

El Director de Innovación de la VID, Edgardo Santibáñez.

Durante el Ciclo de Talleres INAPI participaron decenas de académicos, investigadores y estudiantes del Campus Sur U. de Chile, para profundizar conocimientos sobre propiedad intelectual.

Durante el Ciclo de Talleres INAPI participaron decenas de académicos, investigadores y estudiantes del Campus Sur U. de Chile, para profundizar conocimientos sobre propiedad intelectual.

El Jefe del Departamento de Registro de Variedades Protegidas del SAG, Manuel Toro.

El Jefe del Departamento de Registro de Variedades Protegidas del SAG, Manuel Toro.

La profesional del Subdepartamento de Certificación de Semillas y Plantas Frutales del SAG, Ximena Soto.

La profesional del Subdepartamento de Certificación de Semillas y Plantas Frutales del SAG, Ximena Soto.

Contenidos vinculados
U. de Chile impulsa nueva edición de talleres INAPI

De acuerdo a cifras de la Federación Internacional Semillera (FIS), Chile es el mayor comerciante de semillas en el hemisferio sur y el quinto a nivel mundial, posicionando este rubro en el tercer lugar de las exportaciones agrícolas nacionales. Para aumentar la productividad y sustentabilidad de este sector, es fundamental el proceso de certificación al garantizar la identidad, pureza varietal, facultad germinativa y calidad sanitaria de estos productos.

Frente a la necesidad de visibilizar el impacto de la protección de variedades vegetales en esta industria, el miércoles 13 de junio se realizó una charla organizada por la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID) de la U. de Chile y dictada por el Servicio Agrícola Ganadero (SAG), para informar a académicos, investigadores y estudiantes del Campus Sur sobre esta materia. La instancia, forma parte del Ciclo de Talleres INAPI que se inició el 16 de mayo en la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, llevando a cabo otros dos módulos sobre propiedad intelectual y patentes. 

Para el Director de Innovación de la VID, Edgardo Santibáñez, “esta nueva edición de talleres INAPI tuvo una muy buena acogida y esperamos que sea una oportunidad para aumentar la protección de innovaciones, invenciones y obtenciones de nuevas variedades vegetales. Actualmente la Universidad está desarrollando varios programas de mejoramiento genético y existen licencias de tecnologías para cinco nuevas variedades mejoradas. Esta es una forma de valorizar los esfuerzos de investigación en este campo, dándole también mayor viabilidad a la transferencia tecnológica institucional”.

Durante el taller, expertos de la División de Semillas del SAG expusieron la situación legal en Chile, los procedimientos para la inscripción de una variedad y los tipos de protección enmarcadas en el convenio con la Unión para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV). Además, se realizó una comparación con la legislación de otros países y la relevancia del Derecho de Obtentor, donde cualquiera que desee producir, ofrecer, importar o exportar material de reproducción, debe contar con la autorización del titular de esta legalidad.

El Jefe del Departamento de Registro de Variedades Protegidas del SAG, Manuel Toro, destacó que “buscamos informar a profesionales vinculados al sector agrícola para evitar confusiones y facilitar los procedimientos requeridos por la Ley de Semillas (DL 1764 de 1977), que ha facilitado el crecimiento sostenido de la cantidad de variedades vegetales equivalentes a 600 títulos vigentes. Esto es muy importante para la exportación frutal chilena, ya que antiguamente la mayoría de variedades eran traídas desde el extranjero y actualmente estamos trabajando en programas de mejoramiento para que éstas puedan adaptarse al comercio nacional e internacional”.

En cuanto al concepto legal de semilla, es entendida como todo grano, tubérculo, bulbo y en general todo material de plantación o estructura vegetal destinada a la reproducción sexuada o asexuada de una especia botánica. Al no ser una materia inerte, es afectada por enfermedades y debe reunir una serie de requisitos no apreciables por simple observación visual, por lo que el SAG se encarga de regularlos para su posterior comercialización.

Entre la temporada 2017-2018 la superficie destinada a la certificación en Chile aumentó en un 26 por ciento respecto al 2015. Además, el 57 por ciento de dicha extensión se legalizó bajo el Sistema de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OECD) y un 42 por ciento con las reglas de la Asociación de Agencias Oficiales de Certificación de Semillas (AOSCA). Esto ha permitido fortalecer la comercialización en mercados extranjeros, donde destaca Estados Unidos y países de la Unión Europea como los importadores más relevantes.

La profesional del Subdepartamento de Certificación de Semillas y Plantas Frutales del SAG, Ximena Soto, señaló que “el marco legal da certeza a los productores sobre las regulaciones que deben cumplir en la producción, siendo un tema estandarizado, serio y reconocido a nivel internacional. Parte de los desafíos se centran en el desconocimiento del usuario, pues se cree que en este sector no se requiere el cumplimiento de normativas, dificultando la posterior certificación y producción. Por otro lado, muchos agricultores no distinguen las ventajas entre comprar una semilla legal y certificada, que finalmente permiten potenciar el aprovechamiento de los demás insumos aplicados”.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u144305
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: