Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Vicerrectoría de Extensión

Archivo del Senado de la República

U. de Chile actualiza y revaloriza 200 años de inédita documentación histórica nacional

Expedientes, informes, registros, cartas, iniciativas parlamentarias y escritos públicos, entre muchos otros, son parte de los documentos que se habían dado por perdidos luego del incendio que afectó al Congreso en 1895. Hoy, esta documentación histórica, que data desde 1818 hasta la fecha, se pone al servicio de la comunidad gracias a un trabajo de diagnóstico y puesta en valor liderado por profesionales del Archivo Central Andrés Bello.

El encuentro contó con la presencia de parte del equipo del Archivo Central Andrés Bello, de autoridades parlamentarias y universitarias, y público en general.

El encuentro contó con la presencia de parte del equipo del Archivo Central Andrés Bello, de autoridades parlamentarias y universitarias, y público en general.

El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi.

El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi.

El presidente del Senado de la República, Jaime Quintana.

El presidente del Senado de la República, Jaime Quintana.

La directora del Archivo Central Andrés Bello, Alejandra Araya.

La directora del Archivo Central Andrés Bello, Alejandra Araya.

El proyecto se realizó a partir de un convenio suscrito entre el Senado de la República de Chile y la Universidad de Chile, el 16 de enero de 2017.

El proyecto se realizó a partir de un convenio suscrito entre el Senado de la República de Chile y la Universidad de Chile, el 16 de enero de 2017.

Los documentos analizados fueron principalmente escritos públicos, impresos y manuscritos, con una extensión aproximada de 200 metros lineales.

Los documentos analizados fueron principalmente escritos públicos, impresos y manuscritos, con una extensión aproximada de 200 metros lineales.

Con la presencia del presidente y vicepresidente del Senado de la República, Jaime Quintana y Alfonso De Urresti, respectivamente, del rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, de la vicerrectora de Extensión y Comunicaciones, Faride Zeran, y del secretario general del Senado, Raúl Guzmán, este lunes 7 de octubre se realizó la ceremonia de entrega del diagnóstico y puesta en valor del Archivo Histórico del Senado.

En la instancia, un equipo de profesionales del Archivo Central Andrés Bello de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones, presidido por su directora, la historiadora Alejandra Araya, hizo entrega de los resultados de más de dos años de investigación, que se realizó a partir de un convenio suscrito entre el Senado de la República de Chile y la Universidad de Chile, el 16 de enero de 2017, y que permitieron calcular el valor patrimonial y el potencial histórico de los documentos que, hasta el día de hoy, eran prácticamente desconocidos.

El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, aseguró que este proyecto “nos honra y nos permite hacer un aporte profundo, intrínseco de la misión que tenemos como gran Universidad pública chilena, por cuanto implica rescatar la historia institucional del organismo colegiado más importante, fundacional de la República, como es el Senado”.

“Hoy en día hacer este llamado a reflexionar sobre la historia, aquello que tenemos en común todos los chilenos y que nos da un sentido de pertenencia y de cohesión, es tremendamente importante para contrarrestar ideas, muchas veces demasiado simplistas, que apelan al individualismo, a la rivalidad, a la competencia y dejan de lado lo que es este afán de construcción colectiva y que como pueblo somos producto de una historia”, agregó el rector Ennio Vivaldi.

El presidente del Senado, Jaime Quintana, explicó que “lo que hemos hecho estos dos últimos años, en conjunto con historiadores e investigadores de la Universidad de Chile, es haber desarrollado este importantísimo trabajo que consiste en que estas reliquias hoy son puestas al servicio de la comunidad. Esta mesa del Senado se ha planteado desde un comienzo el objetivo de buscar un vínculo con la ciudadanía, y en esa misma perspectiva es que estos antecedentes históricos, de valor patrimonial innegable, deben ser compartidos y conocidos por los ciudadanos”.

“A través de este proyecto se aplicaron metodologías de trabajo científico para llegar a un resultado final que permite mejorar la posibilidad de acceso a los documentos porque si no hay acceso, en realidad no hay ciudadanía y tampoco posibilidad de reconstruir la memoria histórica”, señaló la directora del Archivo Central Andrés Bello, Alejandra Araya.

Asimismo, Alejandra Araya explicó que el proyecto “espera contribuir a la difusión del Archivo del Senado también fuera de la misma institución, y entregar información muy clara sobre el archivo y su contenido en un contexto en el cual se debate sobre la necesaria Ley de Archivos para Chile, la Ley de Transparencia y la profundización de la democracia”.

Puesta en valor

Parte de esta inédita documentación se creía perdida tras el incendio que afectó al Congreso Nacional el 18 de mayo de 1895, donde la tradicional sede ubicada en el centro de Santiago fue consumida por las llamas. El fuego arrasó con una gran porción del inmueble, incluida la Biblioteca del Congreso, destruyendo, según la historia oficial de la Cámara Alta. “gran parte del archivo (el del Senado, completo)”.

Esta situación obligó tanto al Senado como a la Cámara de Diputados a encontrar edificios alternos para continuar funcionando, pudiendo regresar a este quince años después, en su reinauguración en 1910.

En el marco del convenio suscrito entre el Senado de la República de Chile y la Universidad de Chile, el Archivo Central Andrés Bello realizó un proyecto de diagnóstico para una puesta en valor del Archivo del Senado, cuyos documentos analizados fueron principalmente escritos públicos, impresos y manuscritos, con una extensión aproximada de 200 metros lineales.

Abarcando cronológicamente desde 1818 a la fecha, con algunos documentos desde 1814, los documentos agrupan dos conjuntos de orden diferente: documentos de carácter histórico que van desde 1818 a 1989, y documentos contemporáneos, que datan desde la reapertura del Congreso en 1990.

Este proceso concluyó en el mes de agosto de 2019 y consistió en aplicar metodologías de trabajo científicas que permitieron dar una mayor visibilidad al Archivo del Senado y mejorar las posibilidades de acceso a sus documentos, conjunto que ha estado en manos de la corporación desde el siglo XIX.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u158282
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: