Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Revolución de Hungría celebró 50 años en la Universidad de Chile

Encabezada por el Prorrector Jorge Las Heras y el embajador húngaro, József Kosárka, se inauguró la exposición fotográfica documental "1956-La Esperanza de la Libertad" que muestra los doce días que duró el levantamiento contra el régimen soviético.

La historia de los dice días que duró la rebelión en Hungría fue revisada con atención por los asistentes a la inauguración.

La historia de los dice días que duró la rebelión en Hungría fue revisada con atención por los asistentes a la inauguración.

Los integrantes de la colonia húngara en Chile llegaron puntualmente a rememorar este periodo de su historia.

Los integrantes de la colonia húngara en Chile llegaron puntualmente a rememorar este periodo de su historia.

Corría la tarde del 23 de octubre de 1956 en Hungría. Las manifestaciones estudiantiles que exigían la restitución de la independencia nacional y de la democracia rápidamente se extendían con entusiasmo y esperanza por todo el país. Era el primer día de la revolución.

La rebelión por la libertad sólo duró doce días, pero dejó una huella que ahora, 50 años después, se recuerda con respeto y admiración en todo el mundo.

"Esta es una de las epopeyas más importantes del siglo XX. Un pueblo totalmente desprovisto de armas y que, sin embargo, se enfrentó a los tanques soviéticos y en un comienzo los logró hacer salir, e instalar un gobierno", explicó el Prof. Hugo Zepeda durante la inauguración, en el Patio Andrés Bello de Nuestra Casa Central, de la exposición fotográfica "1965-La Esperanza de la Libertad", que se podrá visitar hasta el viernes.

La muestra, organizada por la Embajada de la República de Hungría, la Corporación Chile-Húngara de Cultura y la Universidad de Chile, la muestra reúne impactantes fotografías y citas históricas de lo que el Prof. Zepeda describió como "el primer grito de libertad profundo de un pueblo entero. Hubo pronunciamientos en Berlín, en Polonia, pero fueron parte de la ciudadanía, en cambio este fue un país transversal: obreros, estudiantes, intelectuales, que se rebelaron contra el yugo soviético. Esto se materializó veintitantos años después, porque los procesos históricos son lentos, pero ahí se encendió, precisamente, la llama de la libertad".

El Prorrector de nuestra Universidad, Dr. Jorge Las Heras, reflexionó diciendo que "más allá de los acontecimientos históricos, que hoy, 50 años después, podemos mirar con un poco más de distancia, estoy convencido de que el esfuerzo que muchos jóvenes, muchos de ellos universitarios, muchos de ellos profesores, hicieron en ese momento en pos de la defensa y de la liberación de su país, han tenido un tremendo significado. Hoy tenemos nosotros la obligación de reivindicar de alguna forma lo que significó ese ejemplo".

Añadió que "esta Universidad de Chile, que ha sido la cuna de la democracia en nuestro país y en sus aulas se han defendido muchas libertades y la democracia, está orgullosa de recibir esta exposición", y reiteró "el compromiso que tenemos todos aquellos que sentimos que en el mundo la democracia es el mejor ejemplo que podemos seguir".

La emoción del embajador

El Doctor József Kosárka, embajador de la República de Hungría en Chile, era apenas un niño en 1956, pero recuerda la época de la revolución con claridad.

 
El Prof. Hugo Zepeda, el Embajador Jósef Kosárka y el Prorrector Jorge Las Heras.

"En la pequeña ciudad fronteriza húngara con Checoslovaquia, donde vivía, llegaron los tanques soviéticos que desfilaron en la calle principal de la ciudad dividiéndola en dos partes. Nosotros en la escuela no pudimos llegar a casa a tiempo, porque estaba al otro lado de la calle. Y estábamos asustados, esperando que mi padre regresara de su trabajo fuera de la ciudad. No regresó hasta la madrugada y toda la familia vivió momentos difíciles", relató.

Otro aspecto que tiene marcado de esa época es que "soy de una generación que creció en el sistema anterior y, por consecuencia, aprendimos una interpretación particular de la historia húngara de los últimos 50 años. A nosotros nos enseñaron que lo que pasó el '56 fue una contrarrevolución. Mientras tanto en casa, y seguramente en la mayoría de las casas húngaras, los padres se acordaban de una rebelión y de una revolución. La palabra contrarrevolución no se pronunció en boca de los húngaros, solamente se leía en publicaciones oficiales".

El diplomático expresó que "ya el 89, cuando en Hungría el clima político empezó a cambiar, el primer hecho histórico fue que un funcionario del Partido Comunista de aquel entonces se atrevió a revisar la historia húngara y dijo que se trató de un levantamiento popular, olvidando la frase contrarrevolución. Eso se considera como el inicio de un nuevo pensamiento histórico en Hungría y también le dio un incentivo, entre comillas, a las fuerzas democráticas para seguir luchando".

Además, recalcó que la exposición inaugurada en la Universidad de Chile es una contribución de nuestro país a la serie de eventos que se dedican a este aniversario en varias naciones del mundo, entre las cuales la de Santiago ha sido la primera.

 
La revolución de 1956 partió de la mano de los estudiantes universitarios.

El Prof. Hugo Zepeda acotó que ahora la revolución de 1956 "se puede celebrar desde la perspectiva histórica".

-¿Cuál es el significado de que esta exposición se haga en la Universidad de Chile?

-Uno especial, por supuesto, porque fueron los universitarios de Szeged, en Hungría, el 16 de octubre, siete días antes de que estallara la revolución, los que iniciaron el movimiento, y en seguida los estudiantes universitarios de Budapest. Este fue un movimiento esencialmente universitario. Además, yo también me eduqué aquí y me acuerdo de que la Federación de Estudiantes, de la cual yo participaba en esa época, sacó un pronunciamiento, aunque los comunistas se opusieron. La Universidad de Chile estuvo ligada espiritualmente al proceso revolucionario húngaro. Y cuando se cumplieron 30 años, se celebró en este mismo recinto; precisamente yo dije el discurso en el Salón de Honor. Esta ha sido la casa, de la libertad y, por lo mismo, tiene que ser la casa de los húngaros también.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u35990
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: