Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Facultad de Artes

Cobertura especial:

Javier Ibarra: "Me gusta la sensación del miedo"

El viernes 18 de enero y en el marco del Festival de Teatro Cielos del Infinito, se presentó en Punta Arenas "Dolores", montaje con el que Ibarra obtuvo una mención honrosa en la categoría mejor dirección en el Festival para Nuevos Directores Teatrales 2006. En entrevista desde el extremo sur del país, el actor egresado de la Universidad de Chile habla de su aproximación con el teatro del terror, de sus proyectos y de sus ganas de perfeccionarse como director teatral.

Javier Ibarra, actor y director, volverá a las tablas en abril próximo al dirigir el montaje "Saverio el Cruel" del escritor argentino Roberto Arlt.

Javier Ibarra, actor y director, volverá a las tablas en abril próximo al dirigir el montaje "Saverio el Cruel" del escritor argentino Roberto Arlt.

A futuro, los planes de Javier Ibarra tienen relación con perfeccionarse en el área de la dirección teatral, aunque no descarta poder estudiar cine.

A futuro, los planes de Javier Ibarra tienen relación con perfeccionarse en el área de la dirección teatral, aunque no descarta poder estudiar cine.

Enlaces relacionados
Festival de Teatro Cielos del Infinito
Contenidos vinculados
Liceo Comercial de Punta Arenas es sede de taller de actuación
Ovacionado inicio tuvo Festival de Teatro de Punta Arenas
Alejandro Garrido: el anónimo trabajo de un iluminador de sueños
Javier Ibarra: "Siempre he querido abrir el teatro a las poblaciones"

Era la tercera noche del Festival. Radio Polar de Punta Arenas anunciaba que la Compañía La Vieja Fresia, proveniente de Santiago, prometía asustar a los espectadores con un thriller llamado "Dolores", mientras que el diario La Prensa Austral publicaba una nota invitando a sus lectores al Teatro Municipal José Bohr.

Pasadas las seis de la tarde del viernes 18 de enero, la puerta principal del teatro, ubicada en la calle Hernando de Magallanes, empezaba a reunir a los primeros espectadores que, con bastante anticipación, se agolpaban para conseguir una buena ubicación. En poco menos de veinte minutos, la fila daba la vuelta al teatro, llegando a la Avenida Cristóbal Colón.

Adentro, un nervioso Javier Ibarra daba las instrucciones finales para la presentación de la obra, cuya última función había sido a principios de noviembre en Santiago. Sin embargo, el nerviosismo del director de "Dolores", quien se caracteriza por ser bastante estricto, según comentan al interior de la Compañía, radicaba en que era la primera vez que el montaje, estrenado en mayo pasado en la Sala Sergio Aguirre de la Universidad de Chile, se presentaba ante más de setecientas personas.

Pasadas las veinte horas, con escasos minutos de retraso y a tablero vuelto, "Dolores" empezaba a derramar sangre falsa y los cuchillos empezaban a asesinar a sus protagonistas, mientras que el público no podía creer lo que estaba viendo y los niños cambiaban las viejas sillas del Teatro Municipal de Punta Arenas por las piernas de sus madres, algunos tapándose los ojos.

Tras la presentación de la obra, que contó con algunos cambios en el elenco desde su estreno, como la incorporación del actor Nicolás Pavéz, el público tuvo la oportunidad de dialogar con los integrantes de la Compañía, quienes, junto con agradecer a la organización del Festival por la invitación, se manifestaron muy emocionados "descentralización de la cultura", según afirmaron.

Por más de media hora, los cerca de cien espectadores que se quedaron tras el término de la función, pudieron escuchar las respuestas del elenco, quienes fueron consultados por el proceso de creación y caracterización de sus personajes, pero también sobre el rol que cumplen en la formación de espectadores.

Al ser consultada sobre la diferencia entre actuar en Santiago y en regiones, la actriz Andrea Soto, quien interpreta a Blanca en "Dolores", afirmó que en la capital el público va al teatro adoptando un rol un tanto soberbio en comparación a regiones, en donde el teatro es recibido sin enjuiciamientos y como un espectáculo para pasarlo bien.

En un momento del diálogo entre el público y los integrantes de la Compañía la Vieja Fresia, una persona aprovechó la ocasión para criticar la gestión de la dirección regional del Consejo de la Cultura y las Artes, argumentando la falta de criterio a la hora de realizar los torneos de teatro anuales, en donde ahora sólo pueden participar los establecimientos municipales, dejando de lado a los colegios privados.

Ante dicha intervención, en una directa crítica a Fernando Haro, Director del Consejo Regional de la Cultura y las Artes de Magallanes y Antártica Chilena, quien se encontraba en la primera fila del Teatro, la productora general del Festival, la actriz Sally Campusano, afirmó que si bien habían aspectos que mejorar en las políticas culturales de Chile, el Festival de Teatro Cielos del Infinito cuenta con apoyo del Consejo Nacional a través del Fondart, pero que también cuenta con un irrestricto apoyo del Consejo Regional, quienes no sólo les han brindado ayuda en aspectos técnicos, sino que también humanos.

Abruptamente el tema pasó a segundo plano cuando del público, una niña de aproximadamente catorce años pidió la palabra. Visiblemente nerviosa, pero a la vez muy agradecida de la Compañía por presentar su trabajo en Punta Arenas, la niña comentó el miedo que había sentido al ver el montaje, tanto así que confesó que en varias ocasiones se aferró de la mano de su amiga. La niña, en un acto que llenó de ternura a los que se encontraban en el Teatro en ese momento y con un tono de completa ingenuidad, preguntó: ¿les gustaría venir de nuevo?

El Teatro de Ibarra

Javier Ibarra egresó el 2006 de Actuación Teatral en la Universidad de Chile. Ese mismo año presentó "Dolores" en el marco del Festival para Nuevos Directores Teatrales, organizado por el Magíster en Dirección Teatral de la Casa de Bello, obteniendo una mención honrosa en la categoría mejor dirección.

Luego de su estreno en mayo de 2007 en la Sala Sergio Aguirre, "Dolores", cuya influencia directa es el terror psicológico y el trabajo de Alfred Hitchcok y Edgar Allan Poe, tuvo una temporada en el Goethe Institut de Santiago. Ese mismo año, la Compañía ganó un Fondo Azul, con el que pudieron realizar una itinerancia por diversas Facultades de la Universidad de Chile.

En entrevista a escasas horas de la presentación de la obra en el Festival de Teatro Cielos del Infinito de Punta Arenas, y a pocas cuadras del Teatro José Bohr, Javier Ibarra hablaba de lo expectante que se encontraba con la función de aquel día, afirmando que jamás creyó que el montaje se fuese a presentar en el extremo sur del país y que dicha presentación le daba "una frescura" al trabajo de la Compañía.

"Dolores" es la segunda obra de la Compañía La Vieja Fresia, siendo "Hansel y Gretel" la primera. Pero el trabajo de estos jóvenes actores y actrices no se detiene, ya que Ibarra espera estrenar, en abril próximo, su segundo trabajo como director y dramaturgo, llevando a escena la obra "Saverio el Cruel" del escritor argentino Roberto Arlt.

El estreno de la obra se llevará a cabo en el marco del Festival de Teatro Espacios Comunes, el que se realizará en Buenos Aires en mayo próximo. En el encuentro participarán tres directores chilenos, las que interpretarán textos de autores trasandinos, y tres directores argentinos, los que trabajarán en base a autores chilenos. Tras la presentación de los montajes en Buenos Aires durante las dos primeras semanas de mayo, el festival se trasladará a Santiago con funciones las dos últimas semanas de dicho mes.

Hice la adaptación de la obra porque me gusta meterme en la dramaturgia y traté de enfocar este nuevo trabajo con los temas que a mí me interesa abordar, tales como la perversidad, el efecto sorpresa, el miedo, lo ominoso y donde están presentes los fantasmas de los seres humanos", explica Javier Ibarra, quien agrega: "mi inconsciente es bien perverso y eso me hace sentir una sensación ominosa en mí".

Durante el segundo semestre de 2008 se estrenará la obra "Remite Santos Dumont", en la que Javier Ibarra actúa. La dirección del montaje, que está inspirado en cartas del antiguo psiquiátrico ocultas en un baúl y que nunca fueron entregadas a su destinatario, está a cargo de María José Contreras, quien en esta obra no trabaja a partir de la dramaturgia, sino del cuerpo, de la experimentación y del entrenamiento.

"Me gusta estar en el lado de la actuación, pero me siento más lleno con la dirección, porque ahí tengo la libertad para hacer lo que yo quiera, ya que con la actuación estoy un tanto restringido y a la vez entregado. Con la dirección tengo la libertad de decidir y de crear, de estar caminando por la calle y que se me ocurran ideas para lo que estoy haciendo", explica Ibarra, quien agrega: "no sé porqué, pero me gusta la sensación del miedo, también lo relaciono con lo adrenalínico de los deportes extremos. Me gusta esa sensación de lo perverso y del miedo al estar viendo algo y eso lo llevo a mis trabajos en el teatro".

Los planes de Javier Ibarra tienen relación con perfeccionarse en el área de la dirección teatral, aunque no descarta poder estudiar cine. "Me ha costado encontrar un curso bueno de dirección en el extranjero. Estados Unidos, Francia y España son los países que más me interesan, a pesar de que no descarto el poder hacer un curso de efectos especiales. También siento que me hace falta tomar cursos de gestión cultural, ya que en Chile hay que autogestionar y tocar muchas puertas", concluye el joven actor y director.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u44570
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: