Centro de Aprendizaje Campus Sur

Aprender a aprender: ¿Cómo desarrollar el real potencial de aprendizaje para enfrentar desafíos y dificultades académicas en la Universidad?

Estimado alumno y alumna:

Se le recuerda que al ingresar a la universidad, usted trae un gran potencial de aprendizaje, y para desarrollarlo es necesario que identifique las características del aprendizaje autónomo (activo) y del aprendizaje pasivo o superficial.

Aprendizaje pasivo o superficial

Sus características son: acumular materias durante tres a cuatro semanas e intentar aprenderlas en tres días, sin el tiempo necesario para consultar dudas respecto a la materia y a veces puede aprobar asignaturas, pero el conocimiento es de memoria de corto plazo. En consecuencia: desconoce su propio potencial de aprendizaje y refuerza las siguientes debilidades:

  1. La inercia: dejarse llevar por hábitos ineficaces y pensamientos conscientes o inconscientes de auto descalificación "no soy capaz", "es difícil", "soy flojo", "no puedo", etc.
  2. La curva del olvido se acrecienta al no repasar materias de asignaturas complejas con  autodisciplina y perseverancia
  3. Busca distractores diversos para relajarse (computador, tv, celular, juegos, etc.)
  4. Evade clases en asignaturas complejas o desmotivadoras (no ingresa o llega atrasado, conversa, juega, duerme en clases)

Resultado: no es fácil reducir o eliminar  estas debilidades, cuando se toma el hábito de estudiar para la nota (aprobar) y no para aprender a aprender. Por lo tanto,  aumenta  la desmotivación, la baja autoestima y el estrés porque se reconocen más fracasos que éxitos en el proceso de aprendizaje.

Aprendizaje autónomo o activo

Para desarrollar el aprendizaje autónomo o "aprender a aprender" necesita reconocer habilidades o fortalezas como: autoestima integral, procesos cognitivos básicos y superiores, estrategias de aprendizajes eficientes, competencias genéricas, inteligencia emocional  y asertividad (valores) para resolver conflictos de la vida cotidiana y problemas académicos.

Todas estas habilidades o fortalezas son recursos que ayudan a tomar conciencia y autocontrolar las debilidades del aprendizaje pasivo. También logra una visión integral de sí mismo  para analizar todas las variables que influyen en el proceso de aprendizaje (fortalezas y debilidades) en asignaturas que se consideran complejas para no  autodescalificarse o autoestigmatizarse. Con estas habilidades refuerza sus capacidades de éxitos frente a desafíos y dificultades de aprendizajes, pues sólo necesita  sana autoestima, autodisciplina, esfuerzo, tiempo y perseverancia.

 1.- La autoestima integral

Implica reconocer las debilidades y fortalezas integrales, además de las dimensiones:

  • Cognitiva: qué pienso y cómo aprendo
  • Afectiva: qué emociones siento
  • Valórica: cómo resuelvo conflictos
  • Social: cómo me relaciono con los demás
  • Motora: cómo me relajo  frente al estrés

Con una visión integral de sí mismo puede reflexionar  qué área necesita  fortalecer para vencer dificultades, desafíos y problemas académicos, trabajo grupal, familiar o laboral.

Resultados: sustentar la autoestima integral es saludable porque se siente capaz de reconocer y eliminar  cualquier autoestigmatización: "soy flojo",  "no sirvo o soy malo para esa asignatura", "evado clases", "soy agresivo", "tengo malas relaciones", "no sirvo para trabajos grupales", etc.

2.-Competencias genéricas (transversales)

Son capacidades personales como: autoconfianza, autorreflexión, autocrítica sana, autocontrol, autodisciplina, automotivación y autoestima para organizar el aprendizaje de competencias académicas duras (cálculo, química, física u otras) sin presiones externas.

Resultado: estas competencias apoyan a los procesos cognitivos básicos y superiores,  estrategias de aprendizajes y  otras habilidades.

3.-Procesos cognitivos básicos

Comprende: sensación, percepción, atención, concentración y memorias (visual, auditiva y espacial)  en clases. Y ante la sensación de  rechazo hacia un profesor, asignatura "estigmatizada" o desmotivadora;  cambie la percepción y hágase   amigo (a) de esa asignatura de manera de no afectar los otros procesos.  Si una materia no la comprende o resulta  compleja elimine la autodesmotivación, la autodescalificación y persevere en el repaso de 20 a 30 minutos.

Resultado: ser amigable de materias complejas implica  consultar dudas, comprenderlas, aprehenderlas y guardarlas  con agrado en la memoria de largo plazo.

4.-Procesos cognitivos superiores o pensamiento lógico:

Capacidad de análisis, síntesis,  asociar, relacionar, clasificar, investigar, evaluar, inferir, expresar, deducir, debatir,  etc. 

Resultados: estas  funciones de la neocorteza cerebral  ayudan a la agilidad mental, comprender mejor  las materias, la fluidez verbal, la prudencia y organizar  ideas o acciones.

5.- Estrategias de aprendizajes eficientes

Comprende: la toma de apuntes, ejercicios, notas marginales, mapa conceptual, resúmenes, esquemas, gráficos, etc.  Organizar estrategias  para diversas asignaturas con autoconfianza "yo puedo" (leer 20 a 30 minutos antes de ingresar o después de clases).

Resultado: actitud para comprender y aprender: completar la toma de apuntes, "pasar en limpio", hacer resúmenes clase a clase,  consultar dudas o debatir las materias con sus pares en asignaturas complejas

6.- Las habilidades de la inteligencia emocional

Comprende lo siguiente:

  • Reconocer las emociones que desmotivan el aprendizaje, bajan la autoestima,  deprimen o irritan
  • Autocontrol: dialogar dichas  emociones no guardarlas
  • Automotivación: cambiar emociones que afectan para cumplir  objetivos y metas del semestre
  • Empatía: comprender  y ponerse en el lugar de  las emociones de los demás
  • Manejo de relaciones interpersonales: levantar o bajar  estados de ánimos tristes  o  agresivos de sus pares y familia.

La inteligencia emocional implica pedir ayuda frente a problemas académicos, vocacionales, familiares o estrés para adaptarse en equilibrio  y aprender las asignaturas del semestre.

7.- La asertividad (valores que resuelven conflictos)

Una persona asertiva implica ser: honesta,  directa, reflexiva, coherente,  analítica, autoafirmativa,  empática y  respetuosa de sí mismo y de los demás para enfrentar desafíos, dificultades, obstáculos, problemas académicos y conflictos  de relaciones interpersonales, trabajo grupal con sus pares, profesores, familiares y laborales.

Las actitudes asertivas ayudan a reconocer cualquier error o conflicto, por ejemplo: "reconozco actitudes del aprendizaje pasivo" También se habla de autoestima asertiva o  inteligencia asertiva cuando la persona acepta actitudes agresivas o no asertivas.

En resumen las actitudes asertivas y habilidades de la inteligencia emocional son  fortalezas o recursos que ayudan a resolver dificultades y conflictos de la vida cotidiana en general.

8.- Reforzar la salud mental y física

Buscar instancias de relajación a través de ejercicios físicos, yoga, baile,  dormir bien y una alimentación  sana para prevenir el estrés o enfermedades emocionales (depresiones, adicciones, bulimia, anorexia). Tener  conciencia de estados alfa (relajados) y betas  altas (tensión o agresividad) antes de dormir y de una prueba.

Si sustenta todas estas fortalezas puede potenciar el pensamiento metacognitivo (visión integral que  le ayude a reconocer todas las variables  (debilidades y fortalezas) que influyen en el proceso de aprendizaje.

Este pensamiento contribuye a analizar los procesos cognitivos, estrategias de aprendizajes (producto), tiempo y refuerzo de competencias genéricas en asignaturas complejas   para aprender a aprender y  autoevaluar  los resultados: agrado de aprender materias que nunca imaginó.

Mucho éxito,

Eliana Muñoz Martínez, Magister en Educación mención Orientación Educacional y Consejería Educacional, Facultad de Agronomía, Universidad de Chile

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u114594
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: