Universidad de Chile

Discursos

Discurso del Prof. Luis A. Riveros, Rector de la Universidad de Chile, en Ceremonia de Premiación y Finalización del año deportivo 2005.

29 de diciembre de 2005.
Sala Eloísa Díaz. Universidad de Chile.

 Yo quería darles un saludo.  En primer lugar, porque yo siempre he sentido una gran admiración por los deportistas, porque los deportistas saben ganar y también saben perder y creo que esa es una cosa tan importante en la vida que probablemente hoy ustedes no se dan cuenta de lo que significa ese ejercicio de aceptar que en una competencia uno gana, o uno pierde.  Y cuando uno gana tiene que desarrollar la modestia de poder aceptarlo y además, crear la fortaleza para retenerlo, pero cuando uno pierde tiene también, como ustedes lo hacen, tener la capacidad para aceptar que el otro lo ha hecho mejor, pero también la capacidad de poder retomar la fuerza para hacerlo mejor.  Y créanme que ese es un gran secreto para la vida profesional exitosa, es un gran secreto para la vida y creo que ustedes no sólo lo desarrollan si no que lo enseñan y creo que eso es muy importante en esta formación que se da en la universidad.

 Esta universidad pretende formar líderes, en todos los campos. Nosotros no formamos gente para el montón; nosotros tratamos de formar a los mejores, que vengan de donde vengan, no importa su cuna, su origen; queremos formar a los mejores y eso tiene mucho que ver con formarlos en esta mentalidad del deporte y es por eso que esto es tan importante para nosotros.

 Es importante porque hoy en la sociedad en que vivimos hay tantas oportunidades para hacerle daño a nuestro cuerpo, y a nuestra mente, y hay tantas oportunidades también para ahogarnos en un ciclo fatal de frustraciones, de malas experiencias, de malas relaciones, y creo que el deporte nos ayuda a salir de eso, nos ayuda a salir de tantos males que nos amenazan y si una cosa uno lamenta  es que también el deporte sufre de inequidad, porque hay tantos que no tienen acceso porque no pueden, pero tantos otros que no tienen acceso porque nunca se les ha enseñado que este es un camino para poder realizarse también como persona. 

 Yo felicito a los ganadores, y a los que no han ganado también los felicito, porque yo sé que en la próxima vamos a ganar. Nosotros felizmente somos una universidad ganadora, pero muchas veces también tenemos que enfrentar retos difíciles, con los cuales hemos salido adelante. En este último torneo de ingreso a la universidad salimos adelante y aunque digan lo que digan los caballeros de una cuadra o dos cuadras más arriba, igual les ganamos y les vamos a seguir ganando, no sólo por un tema de atraer los mejores puntajes, porque si ustedes ven lo que hay detrás de esos mejores puntajes, nosotros tenemos más diversidad de estudiantes.  Nosotros nos enorgullecemos de tener más estudiantes de colegios municipalizados, más estudiantes de menores niveles de ingreso; nos enorgullecemos de poner nuestras becas que generamos con esfuerzo a los estudiantes que las necesitan, y no a los que nos dan lucimiento solamente para ganarnos un titular en un periódico. Con esos formamos también a los mejores profesionales de Chile; en eso también le ganamos sin ninguna duda y lejos, y en algunas cosas a lo mejor alguna vez tendremos que perder, espero que no.  Pero ahí vamos aprender de los deportistas porque el día que perdamos en algo, vamos a salir con más fuerza el día siguiente todos juntos para poder recuperar terreno y volver a ganar.

 Yo creo que lo que demostró nuestro Club Deportivo que por esas cosas extrañas de la vida frente a la otra universidad gana, pero termina perdiendo, nos da también un ejemplo, de cómo hemos podido salir adelante con dificultades enormes y yo lo único que puedo expresar en este minuto es el deseo sincero y enorme de esta corporación para que la U. salga adelante, con todos los problemas, con todos los esfuerzos. Sabemos que hoy día se vive en un mundo del marketing, de las finanzas, de los equilibrios presupuestarios, de todos estos temas que nos ahogan; estamos en una vida difícil, pero frente a todo eso creo que va a primar el corazón azul que tenemos todos los que pertenecemos a esta institución, y los que también pertenecen a esa otra institución que comparte nuestro nombre con cariño, y lo comparte también con historia. 

Y a todos ustedes, queridos estudiantes, los invito desde ya para que en el mes de abril inauguremos la nueva piscina de la Universidad de Chile, que va ser un símbolo para ustedes, un símbolo de la juventud que nosotros queremos propiciar, de los estudiantes que queremos impulsar, de los nuevos lideres que queremos llevar a Chile. Una piscina que va a representar que con esfuerzo, con trabajo, sacamos adelante para apoyar el deporte, para apoyarlos a ustedes, porque ésta no es una actividad marginal, es una actividad muy central a lo que hacemos en esta universidad, que es formar a los líderes para Chile y es por lo tanto, darle formas todos los días a una Universidad de Chile para Chile. 

Muchas gracias.

Prof. Luis A. Riveros

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u14434
    Copiar
  •  
  •  
  •  

Discursos

Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: