Dirección de Igualdad de Género

Dirección de Igualdad de Género

La Dirección de Igualdad de Género (DIGEN) es un organismo dependiente de Rectoría, creado en 2018 por el Rector Ennio Vivaldi Véjar, con el propósito de fortalecer la institucionalidad universitaria en materia de Igualdad de Género, para impulsar políticas universitarias antidiscriminatorias y que garanticen la igualdad de derechos y de oportunidades entre hombres y mujeres, cuestión que en los últimos años ha cobrado relevancia en los gobiernos universitarios. Sobre todo, porque el avance en igualdad de género no sólo beneficia a las mujeres, sino que tiene una alta incidencia en el mejoramiento de la posición de cada universidad en sus indicadores de gestión, investigación y logros académicos.

La Dirección de Igualdad es continuadora de la misión de la Oficina de Igualdad de Oportunidades de Género de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones. La DIGEN trabaja con el respaldo de un Consejo Asesor integrado por los y las Vicerrectoras, y es apoyada por una Comisión Técnica Triestamental.

Sus funciones son elaborar y monitorear cumplimiento de:

  • Políticas y medidas destinadas a alcanzar igualdad de género en las distintas áreas del quehacer universitario;
  • políticas, planes y normativas destinadas a prevenir y enfrentar la discriminación y violencia sexual y de género que pueda afectar a los miembros de la comunidad universitaria;
  • políticas y medidas de corresponsabilidad social que permitan conciliar las responsabilidades familiares y el desempeño laboral y estudiantil de los miembros de la comunidad universitaria;
  • propiciar asignaturas, actividades y contenido académico en docencia, investigación, creación y extensión, con perspectiva de género, en los programas que imparta la Universidad;
  • gestionar, a través de su Oficina de Atención, la asistencia y acompañamiento de los miembros de la comunidad universitaria ante la discriminación o violencia sexual o de género que puedan haber sufrido en el contexto universitario.
  • hacer seguimiento al estado de tramitación y los resultados de procedimientos disciplinarios relacionados a causas de acoso sexual u otras conductas de violencia de género.
  • propiciar la incidencia en políticas públicas y normas de carácter nacional vinculadas con materias de género.