Facultad de Artes

Investigación y creación artística:

Daniel Cruz presenta GeoObs en Sala Juan Egenau

GeoObs es el proyecto expositivo de Daniel Cruz que se exhibirá en la Sala Juan Egenau desde el 12 al 26 de octubre.

"GeoObs" es el proyecto expositivo de Daniel Cruz que se exhibirá en la Sala Juan Egenau desde el 12 al 26 de octubre.

Este artista visual ha explorado las articulaciones, fisuras y desplazamientos en el contexto contemporáneo de las redes, confrontando modelos y sistemas de la dimensión informacional.

Este artista visual ha explorado las articulaciones, fisuras y desplazamientos en el contexto contemporáneo de las redes, confrontando modelos y sistemas de la dimensión informacional.

La idea es construir aliteraciones e iteraciones visuales, para relevar los conceptos de invisibilidad, transparencia, seguimiento y traza.

La idea es construir aliteraciones e iteraciones visuales, para relevar los conceptos de invisibilidad, transparencia, seguimiento y traza.

Según Cruz la virtualización del ejercicio de la observación ya nos ha acostumbrado a la distancia. Nos ha distanciado del cuerpo físico y del contacto.

Según Cruz "la virtualización del ejercicio de la observación ya nos ha acostumbrado a la distancia. Nos ha distanciado del cuerpo físico y del contacto".

Esta producción modular, que surge desde la idea de laboratorio de experimentación, ya cuenta con exhibiciones anteriores en Colombia y Brasil.

Esta producción modular, que surge desde la idea de laboratorio de experimentación, ya cuenta con exhibiciones anteriores en Colombia y Brasil.

"El cableado es de interés económico y paradójicamente no depende de los gobiernos, más bien la mayoría existe gracias a la figura de venta de derechos de uso" señaló el artista.

"El cableado es de interés económico y paradójicamente no depende de los gobiernos, más bien la mayoría existe gracias a la figura de venta de derechos de uso" señaló el artista.

Estas paradojas, sin sentidos y discursos blandos son de mi interés. Las distancias y límites entre seguridad, conocimiento, economía y política, contó.

"Estas paradojas, sin sentidos y discursos blandos son de mi interés. Las distancias y límites entre seguridad, conocimiento, economía y política", contó.

Contenidos vinculados
Daniel Cruz presentó proyecto GeoObs en Brasil, Uruguay y Chile
Daniel Cruz obtiene premio a la Creación y Autoría en Artes Mediales
Académicos de la Facultad de Artes participan en ISEA 2017

Desde el 12 al 26 de octubre la Sala Juan Egenau albergará el proyecto expositivo "GeoObs" del subdirector y académico del DAV, Daniel Cruz. Un trabajo que en parte ya ha sido exhibido en Brasil y Colombia.

Dispositivo, Imagen y Data son las tres capas dialogantes que configuran el sistema actual de representación visual en el territorio de las telecomunicaciones y precisamente la observación de la articulación de dicha triada, es el objetivo central del proyecto GeoObs, acrónimo de Geometría de la Observación, creado por el artista visual y académico del Departamento de Artes Visuales, Daniel Cruz.

Durante el último año, el artista visual ha explorado las articulaciones, fisuras y desplazamientos en el contexto contemporáneo de las redes, confrontando modelos y sistemas de la dimensión informacional, para así construir aliteraciones e iteraciones visuales, que integran estrategias de inserción en el paisaje, relaciones sociales y geopolíticas, como también gestos territoriales para relevar los conceptos de invisibilidad, transparencia, seguimiento y traza.

La distancia y la observación

Según lo expresado por Daniel Cruz, la triada dispositivo, imagen y data son ineludibles dentro del patrón de síntesis numéricas, donde las relaciones humanas congenian con emanaciones visibles en datos binarios. Al respecto el artista aclara: “la virtualización del ejercicio de la observación ya nos ha acostumbrado a la distancia. Nos ha distanciado del cuerpo físico y del contacto, con nuevas definiciones de conquista y territorio, la cuales se construyen, almacenan y resguardan desde centrales de datos”.

Asimismo plantea que en el último tiempo se ha cultivado un modelo de la observación que proviene de la fotografía, “donde se reúnen modelamientos temporales que permiten atestiguar la relación humana de intercambios como de relaciones de desambiguación que han acontecido desde diversos espacios, como también dinámicas sociales, políticas y económicas, que se proyectan en diversos campos de naturaleza contemporánea”, contó agregando que, “La escritura y la imagen han ingresado en la dimensión de lo numérico lo cual ha devenido un nuevo estadio para la observación”.

Otro de los temas que aborda Daniel Cruz a través de GeoObs  busca atender a los posibles diálogos intersticiales para explorar articulaciones, fisuras y desplazamientos en el contexto contemporáneo de la comprensión de estar en red, así como las paradojas de la comunicación global y sus efectos en las dimensiones tangibles como virtuales.

Antecedentes de GeoObs

Esta producción modular, que surge desde la idea de laboratorio de experimentación, ya cuenta con exhibiciones anteriores que sirven como referencia del proceso a la actual exposición en la Sala Juan Egenau. Es así como en una primera instancia se destaca el proyecto Geometría de la Observación en el contexto de una residencia artística llevada a cabo en el Goethe Institut de Salvador de Bahía, Brasil, durante septiembre del 2016.

En ese lugar el artista visual contó con una plataforma de trabajo y una serie de posibilidades de vinculación con áreas de investigación y creación, así como también un espacio de taller y asistencia de producción, que le posibilitaron profundizar en la relación de transparencia, invisibilidad y traza de las redes submarinas de conectividad, sus implicancias sociales, geopolíticas y económicas.

“El proyecto tiene ciertas relaciones de contexto con el lugar donde es la residencia y que fueron bastante pertinentes para poder proponer la idea general a desarrollar; en Salvador de Bahía la conexión física a internet es a través de un cableado submarino de tres puntos físicos -un número mayor de conexiones a las que tiene Chile- formando parte de los elementos que están dentro del proyecto en términos de investigación: la relación de lo digital con lo físico, que en este caso es la información que viaja a través de estos cableados y la inserción en el territorio de estas conexiones”.

Otro de los lugares que ha contado con el proyecto de Daniel Cruz es la plaza  Muñoz Gamero de la ciudad de Punta Arenas, Chile, que surgió por la invitación que recibió para participar del Encuentro Lumen, cuyo eje curatorial se enmarca bajo el nombre de Resonancias hídricas.

En ese espacio Cruz realizó una intervención urbana de la plaza pública de la ciudad de Magallanes, compuesta por botellas de agua distribuidas en una matriz de siete por siete puntos, cuyo contenido modular es soporte de fuentes lumínicas que responden a un modelamiento de escritura en base a una tipografía en pixel, para activar secuencias textuales, generando una aliteración visual entre paisaje y escritura, recurriendo a recursos de orden natural, sintético y visual.

“En esa intervención los elementos utilizados contenían información para construir un sistema dialógico entre la noción de mensaje, data y escritura, configurando un empalme entre naturaleza y artificio. La intervención propone un ejercicio de puesta en abismo desde la acción lumínica y electrónica, apelando a las dimensiones de información que acontecen en nuestro contexto contemporáneo. En algún sentido la escritura está implícita en ambos cuerpos que se encuentran a manera de cita, operando desde ese abismo, forzando a una comprensión de fisuras naturales y artificiosas, pulsos, energía, luz y agua”, señaló.

Así mismo, en el contexto del International Symposium of Electronics Arts, ISEA2017, realizado en Manizales, Colombia -uno de los eventos mundiales más prominentes en arte y tecnología que combina dominios académicos, artísticos y científicos en una discusión interdisciplinaria, y muestra de producciones creativas que aplican nuevas tecnologías en arte, interactividad, medios electrónicos y digitales- el subdirector del DAV presentó GeoObs, Geometry of the Observation.

Para ello realizó un montaje inédito en la Galería L'étoile de la Alianza Francesa de Manizales que insertó dicho proyecto en una discusión amplia vinculada a áreas como las artes visuales, diseño y tecnologías contemporáneas.

“La participación en ISEA2017 se presentó como un espacio de emplazamiento coherente para el proyecto exhibitivo, que permite una visibilización dentro de un programa curatorial cuya convocatoria es a nivel global, respondiendo a una lectura de campo y acciones que representen implicancias programáticas como contextos locales y globales”, manifestó Cruz.

En la Sala Juan Egenau

Es así como GeoObs se compone de diversos materiales de diferentes calidades y orígenes, para activar relaciones y modos de comprensión, cuyo montaje se presenta en base a medios mixtos con diversas capas de complejidad del campo referido; acciones performáticas (fotografía), desarrollo de tecnologías de bajo costo, textos (citas, poesía) y video.

Para conocer más sobre lo propuesto en este proyecto y que se verá reflejado en la exposición que tendrá lugar en la Sala Juan Egenau, Daniel Cruz se refirió a algunos aspectos claves de GeoObs en la siguiente entrevista:

¿En qué consiste la construcción de aliteraciones e iteraciones visuales? ¿Cómo éstas se insertan en el paisaje, en las relaciones sociales y geopolíticas y territoriales? ¿Qué buscas al establecer estas relaciones y por qué a través de ellas pretendes relevar los conceptos de invisibilidad, transparencia, seguimiento y traza?

En un sentido estricto, la manera de proponer y desarrollar la producción de este proyecto ha tenido una secuencia de acciones que involucran la aliteración, figura retórica que ha devenido un trabajo de taller particular, una especie de insistencia y repetición que tiene sintonía con el lenguaje, los materiales, estrategias constructivas y sus modos de operar. En tanto la iteración es más bien en el sentido de reiterar la mirada hacia un contenido que pareciera muy transparente y claro. Cuestión que me ha llevado a comprender capas de la investigación donde ciertamente existen muchos Caballos de Troya. Un ejemplo de ello, es el hecho de constatar que las zonas donde se emplaza la conectividad de las redes submarinas por donde viaja el 97% de la actividad de internet, sean paisajes idílicos, balnearios, cuya actividad socio cultural está ligada al turismo. Asunto que requiere de una mirada que levanta cierta suspicacia: pasar de paisaje a territorio a una velocidad que no administramos.

¿Cómo y por qué estos conceptos más bien relacionados con el área de las telecomunicaciones, se vuelven un producto artístico visual?

En este sentido podría señalar que el contenido de la investigación está ligada a las telecomunicaciones, y la forma de relevar los descalces y fisuras del discurso implícito de las tecnologías para generar una tensión, proviene desde el lenguaje de las Artes, para de esta forma proponer un cuestionamiento al sentido y a las dinámicas contemporáneas del estar en red ¿Qué es eso? si el 60 % del globo tiene realmente conectividad y que desde el años 2008 hay más cosas (IoT) conectadas a internet que personas.   

En el proyecto haces mención al concepto de distancia, por qué decidiste centrarte en ese factor y de qué manera lo abordas artísticamente en las obras que presentarás en la Sala Juan Egenau.

La distancia es un factor dentro de las redes que es interesante de observar. El estar en red ha instalado un modelo de traspaso y flujo de información, cuya temporalidad y velocidad evidencia una superposición constante de los mensajes emitidos derivando en un estado de borradura, como también han propiciado el encuentro por medio de la desaparición de las distancias. Escalas y magnitudes que están en constante mutación.La imagen técnica se ha transformado en un medio de fijación de existencia, de conjugación y ordenamiento que refleja una reductibilidad que enmarca la experiencia humana. Las paradojas de la mediación tecnológica y la representación de nuestro propio entorno en base a una dinámica informativa, provoca que nos enfrentemos a una existencia atemporal, la cual nos emplaza a reducir y administrar la profusión de mensajes. Vivir y exhibir, configura un territorio abismal, el cual se solapa a la velocidad de las exigencias contemporáneas. Todo es viable de ser público, de exhibirse, formando parte de la naturaleza humana como un elemento significativo que conlleva existencia. Existencia en constante extrañamiento. Las Tecnologías nos acercan, pero paradójicamente provocan diversos escenarios de alienación, enfrentando una fisura que muchas veces dispone una pérdida, cuyas divergencias presentan una escena que nos ubica en un escenario distante al contacto.

Finalmente, hasta el momento, que ideas o conclusiones has podido obtener de la relación entre transparencia, invisibilidad y traza de las redes submarinas de conectividad en cuanto a sus implicancias sociales, geopolíticas como también económicas.

Es interesante dentro de lo ya comentado insistir en la diferenciación de paisaje y territorio. Las redes de conectividad se han instalado en lugares estratégicos, inicialmente paisajes. En nuestro caso playas de Arica y Valparaíso.

En una entrevista con el jefe del área de control de redes de Telefónica en Chile, quien generosamente compartió gran información sobre el sistema de redes tanto nivel nacional como también internacional, hubo una serie de aspectos que me interesaron de nuestra entrevista. El primero de ellos, es la evidente preocupación de no revelar dónde están los puntos de conexión física de cableado hacia la red submarina internacional. Si bien existe un mapa disponible en la red http://www.submarinecablemap.com, donde podemos ingresar y recorrer un mapa interactivo que permite visualizar flujos y conexiones que se asimilan a un gran plano con terminales, bifurcaciones y empalmes. Estos sugieren aspectos relacionales que inundan el campo de la especulación, referida a los aspectos económicos, sociales y políticos. Este mapa no es un mapa de ubicaciones exactas, sino más bien de referencias y relaciones, ya que al intentar una aproximación cercana a la dimensión de escala territorial se agota el zoom de la lupa. El clic, pulsión escopica, que se enfrenta a un borde que borronea la posible visibilización en coordenadas de habitabilidad.

El cableado es de interés económico y paradójicamente no depende de los gobiernos, más bien la mayoría existe gracias a la figura de venta de derechos de uso, por la que, cualquier compañía podría optar a comprar capacidad en el cable. Los Gobiernos y Estados no tienen derechos especiales sobre estos cables. Esto me lleva a pensar que estamos en un dominio extraño de la administración del flujo de datos. Y con esto me refiero a los datos de transacciones económicas, lo que conlleva que el dinero ya no es valor en moneda física, hace tiempo que ya no es así. No está alojada como alguna vez fue, un fajo de billetes en el banco o como recomendaba la abuela, bajo el colchón. Ahora son pulsos lumínicos que viajan bajo el mar a velocidades inusitadas, son secuencias pancromáticas. A mayor luz, mayor riqueza.

Por otro lado en el proceso de la investigación, pude entrevistarme con un equipo encargado de la red académica de Brasil, lo que sería Reuna en Chile. En la conversación salió un tema que me interesó de sobremanera: la posibilidad del intercambio y desarrollo de proyectos entre universidades, equipos de investigación interdisciplinares, lo que permite opacar los límites territoriales y así generar nuevo conocimiento en escala económica como también temporal. Ese es el discurso que se me presentó como modelo de trabajo en base a redes de internet P2P, es decir, persona a persona con un resguardo inusitado sobre el contenido de las investigaciones. Pues bien, esta red levantada con recursos académicos para el desarrollo de nuevo conocimiento, fue intervenida para generar un canal paralelo que permitió dar privilegios en velocidad a la conectividad de las cámaras de seguridad durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Así la vigilancia, el ojo absoluto, ingresó en forma paralela a esta red. Estas paradojas, sin sentidos y discursos blandos son de mi interés. Las distancias y límites entre seguridad, conocimiento, economía y política.

La invitación es para visitar la exposición GeoObs de Daniel Cruz, que se inaugurará el jueves 12 de octubre a las 19:00 horas en la Sala Juan Egenau, ubicada en Las Encinas 3370, Ñuñoa. La entrada es liberada y la muestra permanecerá hasta el 26 de octubre. 

Igora Martínez, periodista del Departamento de Artes Visuales
Fotografías: Cortesía del artista.

Viernes 6 de octubre de 2017