Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Educación Básica y Educación Parvularia

Nuevas Pedagogías de la U. de Chile obtuvieron máxima acreditación

Las carreras, abiertas este año, lograron el mayor periodo de acreditación para programas profesionales nuevos, equivalente a tres años. Las pedagogías en la Casa de Bello apuntan a una formación consciente, en diálogo con la sociedad y sus necesidades, y con la claridad de que la innovación y la convergencia de capacidades y saberes es fundamental para la entrega de una buena educación.

La Educación Parvularia y Básica es reconocida como aquella en la que se forman las bases cognitivas de los individuos, y se apoya el desarrollo de sus habilidades.

La Educación Parvularia y Básica es reconocida como aquella en la que se forman las bases cognitivas de los individuos, y se apoya el desarrollo de sus habilidades.

Una Educación Básica con múltiples perspectivas que enriquezcan el proceso de aprendizaje es parte del sello de la Casa de Bello en sus pedagogías.

Una Educación Básica con múltiples perspectivas que enriquezcan el proceso de aprendizaje es parte del sello de la Casa de Bello en sus pedagogías.

En un contexto donde la discusión por la Educación abarca todas las etapas de la formación de los individuos, la Universidad de Chile está dando pasos concretos para fortalecer la parte formativa de este proceso, con la creación de carreras como la Pedagogía en Educación Básica alojada en la Facultad de Filosofía y Humanidades, y Pedagogía en Educación Parvularia ubicada en la Facultad de Ciencias Sociales. Ambos programas académicos recibierona su primera generación este año, y que ya cuentan con su primer aliciente para continuar su labor porque fueron acreditadas por tres años, el máximo al que pueden optar las nuevas carreras universitarias.

La coordinadora de la carrera de Pedagogía en Educación Básica y académica de la Facultad de Filosofía y Humanidades, Luisa Miranda, indicó que este es un “reconocimiento al trabajo que llevamos haciendo en el Departamento de Estudios Pedagógicos durante ya veinte años”, y que “por parte del comité evaluador se valoró de gran manera el carácter innovador de este programa, que busca darle mayor sustento teórico a la enseñanza básica”, agregó la académica.

En tanto, la coordinadora del programa de Pedagogía en Educación Parvularia y académica de la Facultad de Ciencias Sociales, Mónica Manhey, explicó que se valoró el enfoque territorial y que “nuestra mirada es de un profesional que se cuestiona, que reflexiona, que es capaz de innovar y generar propuestas oportunas y pertinentes para las diferentes realidades nacionales”. Además, la académica recordó que esta acreditación permitirá que los estudiantes que ingresen puedan estudiar con Beca Vocación de Profesor lo que “nos llena de orgullo porque para muchos estudiantes el tema económico es una barrera”.

Ambas profesoras coinciden en que la acreditación es un reconocimiento a la solidez de los proyectos de cada Pedagogía, al enfoque innovador que estas tienen, y también a la calidad del cuerpo académico que tienen ambas carreras, y que según Miranda es "algo que nos permite decir con claridad que los programas pueden crecer y mejorar cada vez más, gracias a la autoobservación constante y al trabajo que puede hacer el equipo académico detrás".

El proceso de acreditación constó de diversas etapas. Primero, en cada programa se conformó un comité de autoevaluación para elaborar el informe de autoevaluación para la acreditación. Posteriormente, los pares evaluadores de la Agencia Acreditadora de Chile visitaron las dependencias de las carreras para reunirse con los diferentes actores de los programas (estudiantes, funcionarios, académicos, directivos), y así generar una visión más completa cuya evaluación finalmente se dio a conocer el pasado viernes 16 de octubre, totalizando tres años de acreditación para Pedagogía en Educación Básica, y en Educación Parvularia.

La profesora Manhey destacó que más allá de los espacios más tradicionales de enseñanza, “en el nuestro también apostamos a que nuestros estudiantes velen por el desarrollo pleno de la persona ofreciendo oportunidades a las personas desde los primeros días de vida”, poniendo especial énfasis en que lo que ofrece la Casa de Bello es distinto a otros planteles, centrando su labor en “la investigación educativa, la capacidad de trabajar con niños entre los cero y los tres años, y luego desde los tres y los seis”, dando con una formación especializada.

Esta misma formación que busca la especialización y nuevas perspectivas es la que referenció la profesora Miranda, quien aseveró que “a diferencia de los profesores generalistas, nosotros vamos más allá”, y que “más allá de las menciones típicas, que son lenguaje, o matemáticas, también tenemos artes integradas y otras más que buscan ser más innovadoras”, para lo cual es muy importante la posibilidad de la interacción entre las disciplinas que para el programa implica estar ubicados en el Campus Juan Gómez Millas.

Los desafíos que vienen para ambos programas tienen que ver con el crecimiento de estos, además de la reafirmación del trabajo ya realizado. Miranda indica que para Educación Básica, la consolidación de la carrera y del proyecto, además de la observación de los procesos en los primeros años de la formación del pregrado, son de vital relevancia, mientras que la profesora Manhey también acotó que es importante "dar a conocer estos programas, que entren los mejores estudiantes a Pedagogía en la Universidad de Chile", y por su lado, "que los educadores de párvulos que entren sean aquellos que necesita el país para su futuro".

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u116331
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: