Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Tras 74 años desde su creación

Dra. Patricia Frenz asumió como primera directora de la Escuela de Salud Pública

El 5 de septiembre la Dra. en Salud Pública y también abogada por la New York University, Patricia Frenz, asumió como la primera mujer directora de la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. Su gestión buscará potenciar los logros institucionales y enfrentar nuevos desafíos como el cambio climático, el envejecimiento de la población y la precarización del trabajo.

"La motivación para ocupar este tipo de cargos, es impulsar este esfuerzo de mayor equidad la que se traduce en el reconocimiento a la participación como un valor en sí", señaló Frenz.

"La motivación para ocupar este tipo de cargos, es impulsar este esfuerzo de mayor equidad la que se traduce en el reconocimiento a la participación como un valor en sí", señaló Frenz.

La Dra. Frenz aseguró que buscará generar decisiones colectivas potenciando espacios existentes como el Consejo, los comités y claustros regulares.

La Dra. Frenz aseguró que buscará generar decisiones colectivas potenciando espacios existentes como el Consejo, los comités y claustros regulares.

Por primera vez en 74 años desde la fundación de la Escuela de Salud Pública (ESP), el pasado 5 de septiembre asumió su liderazgo una mujer, la Dra. Patricia Frenz, quien se ha especializado en materias como derecho a la salud y cobertura universal, epidemiología social y desigualdades en salud, y métodos epidemiológicos, entre otras áreas.

El sello de la nueva administración se centrará en potenciar los logros institucionales y tener la capacidad de afrontar nuevos desafíos, siempre desde una perspectiva de trabajo en conjunto. Así lo señaló la directora, quien además aseguró que si bien no se puede desconocer la larga tradición de la ESP y su identidad y valores, "hemos sido capaces renovarnos y enfrentar los desafíos cambiantes de la salud pública. Esta combinación de permanencia y cambio nos mantiene imprescindible. Todos los ex directores desde Hernán Romero hasta Giorgio Solimano y Oscar Arteaga, han ejercido su liderazgo y obtenido éxito en diferentes épocas y en cada una de ellas se han esforzado a ser fieles a nuestra visión y valores como Escuela de Salud Pública de una universidad de educación pública, vale decir, orientada a la educación, investigación, al acompañamiento en el desarrollo de las políticas públicas y en el fuerte vínculo con el entorno”.

Para la nueva directora, es necesario seguir relevando el posicionamiento que ha logrado la ESP a nivel mundial, destacando que desde sus inicios la institución ha tenido un creciente vínculo internacional, sirviendo no sólo a nuestro país sino al conjunto de América Latina, lo que se ejemplifica en que su primera actividad como directora fue participar en la inauguración del XV Taller Internacional del Diploma de Salud Mental y Psiquiatría Comunitaria. "Este diploma parte de una alianza desde la ESP y MEDICHI con la Unidad de Salud Mental del Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud. En el transcurso de 15 años ha contribuido a fortalecer las competencias de 1.200 profesionales que desempeñan en salud mental en el sistema púbico", señaló.

Ello se refleja también al interior de la Escuela de Salud Pública, por ejemplo, en el desarrollo de su programa de Doctorado y Magíster, los que este año contarán con profesionales africanos de países como Angola y Mozambique, así como de países de nuestro continente como Colombia, Perú y Estados Unidos.

"Esto nos hace entender, que hoy las grandes amenazas que enfrenta la Salud Pública son más complejas, están muy intercomunicados con los procesos económicos y sociales globales. Uno podría decir que los esfuerzos de transformación que exigen de la salud pública son tan grandes como en sus orígenes durante la Revolución Industrial. El cambio climático, la extensión comercial de productos insalubres, el proceso de envejecimiento poblacional, la precarización del trabajo, y la migración cruzan fronteras. Son algunos de los retos que requieren nuevos esfuerzos colaborativos en los cuales la Escuela debería tener protagonismo", destacó la directora Frenz.

¿Cómo lograrlo?

La tarea no es fácil, pero para la académica la clave está en que “como comunidad debemos tomar las decisiones estratégicas necesarias para consolidar nuestras funciones y para abrir los nuevos caminos y eso lo hacemos articulando nuestro talentos internos, con los de la Facultad de Medicina, otras facultades de la universidad, otras instituciones del país y también universidades e instituciones a nivel regional y global”.

En este sentido la Dra. Frenz señaló que para llegar a esos objetivos quiere “imprimir como sello en esta Escuela algo que también he aprendido de varias mujeres líderes en salud pública de este país y también a nivel internacional. La motivación para ocupar este tipo de cargos, es impulsar este esfuerzo de mayor equidad la que se traduce en el reconocimiento a la participación como un valor en sí y como un medio para poder generar mayores transformaciones”.

Y en ese sentido agregó que se toma "muy en serio el hecho de ser la primera mujer que ocupa este cargo luego de una historia de 74 años. Uno puede decir que este cambio de liderazgo ahora encabezado por una mujer no nos cambia nuestra misión, ni tampoco la visión pero quizás pueda cambiar algunos aspectos de la gestión y tiene que ver con este estilo de liderazgo que parece ser común entre varias mujeres que dirigen equipos en Salud Pública. Eso tiene que ver con un tipo de liderazgo en que se escucha y articula las experticias de otros para construir una visión común de acción a favor de la salud. Esto es lo que quiero hacer y por lo tanto los procesos y las decisiones en relación a las prioridades de los próximos dos años, los estamos definiendo colectivamente en nuestra escuela”.

Trabajo triestamental

“Esto ya comenzó con el claustro institucional realizado la semana pasada, el cual permitió el levantamiento de un conjunto de propuestas sobre los logros que se quieren en los próximos dos años y cuáles son las metas que deberíamos obtener. Esa información la vamos a seguir trabajando con el Consejo de la Escuela”, señaló la Dra. Frenz.

La directora enfatizó en la importancia del trabajo triestamental a través del Consejo, que se expresa en la noción de equidad en los cargos directivos, "en que se pueda asegurar una inclusión de diferentes perspectivas en las decisiones colectivas y ayudar a crear un contexto en que las opiniones y las ideas diferentes, pueden llevar a cambios y a la distribución más equitativa de los recursos”.

En este sentido, la Dra. Frenz aseguró que buscará generar decisiones colectivas potenciando espacios existentes como el Consejo, los comités y claustros regulares, lo que se expresó en una primera reunión el 6 de septiembre con todos los consejeros entrantes y salientes, momento en el que además se reconoció la dedicación del Dr. Óscar Arteaga, quien encabezó la ESP durante los últimos seis años.

“Para seguir nuestro avance los invito a toda la comunidad interna y externa a ser parte de las decisiones y las acciones de nuestra Escuela. Se reconoce el rol de los directivos, pero también que todos los logros de nuestra institución son esfuerzos colectivos y colaborativos. Por eso mi llamado es a trabajar juntos”, finalizó.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u136727
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: