Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Facultad de Artes

Durante junio:

Egresados del DAV exponen en Santiago y Coquimbo

Desde el 9 de mayo la egresada del DAV, Constanza Vergara, exhibe la muestra "Industria Textil" en Lo Barnechea. También en la capital, precisamente en la Biblioteca de Santiago, un grupo de diez egresados presenta la muestra "Dislocar Converger". Mientras que en la IV región Tatiana Mártin, ex alumna del DAV, expone "¿Qué sueñan las Ninfas?" muestra que se inaugurará el 14 de junio en el Club de Campo de la ciudad de Coquimbo.

Invitada por la Gestora y curadora de la Galería del Centro de las Tradiciones de Lo Barnechea, Francisca Rojas Pohlhammer, la artista visual egresada del DAV, Constanza Vergara exhibe desde el 9 de mayo al 29 de junio la exposición Industria Textil.

Una muestra que surge por el interés de la galería de visibilizar el trabajo de artistas mujeres, respondiendo a la deuda histórica que tiene el arte en la representación femenina. Por esta razón, para el 2018 se han seleccionado artistas que plantean una reflexión sobre el rol de la mujer y los oficios que tradicionalmente se le han asignado.

Entre las seleccionadas se encuentra Constanza Vergara, cuya obra se compone de un n conjunto de objetos de carácter textil colgados a muro, semejante a una tupida red de dimensiones rectangulares, semi-desplegada, y construida (tejida) utilizando como modulo miles de amarras plásticas.

La exposición busca resignificar el tejido tradicional “a través de la utilización de amarras plásticas, un elemento estrictamente industrial y despojado tanto de valor simbólico como estético, problematizando así la facultad transformadora del acto de tejer y su condición de oficio femenino por antonomasia”, según manifiesta el texto de la muestra realizado por Francisca Rojas Pohlhammer, curadora de la muestra.

Al respecto la artista aclaró que “mi obra consiste en descontextualizar la funcionalidad asignada del objeto para re-significarlo mediante técnicas artesanales históricamente asociadas a la tradición ancestral (textiles), cuya funcionalidad siempre ha estado ligada a una dimensión simbólica y a la transferencia de conocimientos, lo que me permite recomponer la relación con los materiales desde la crítica, pero sobre todo desde la metódica inversión de tiempo que re-densifica el valor de los objetos”.

De esta forma el trabajo de la egresada del DAV se ve propiciado principalmente por la característica esencial que tienen las amarras: la posibilidad de enlazarse a otra amarra a través de una atadura, un calce. “Cada amarra constituye un módulo que en su multiplicidad y ensamble con el otro, va desplegando la forma en el espacio. A través del uso de materiales industriales seriados, extraídos del contexto habitual mediante el gesto electivo, supone a su vez un reconocimiento de la expansión específica del consumo en los objetos cotidianos”, contó Constanza Vergara.

Industria Textil de Constanza Vergara podrá ser visitada hasta el 29 de junio en la Galería de Arte Centro de Las Tradiciones de Lo Barnechea, ubicada en Av. Lo Barnechea 1.200, de lunes a viernes de 8 a 21hrs y sábado de 9 a 13hrs. La entrada es liberada. 

“Dislocar/Converger”

Camila Fernández, Catalina Plaza, Caterina Ciocca, Fernando Sánchez, Guido Orellana, Javiera Licanqueo, Karla Martínez, Mackarenna Caroca, Mónica Sepúlveda y Pedro Rajevic son los diez egresados del Departamento de Artes Visuales, DAV, que exponen en la muestra grupal Dislocar Converger, que este jueves 31 de mayo se inaugura en la Sala de Fotografía de la Biblioteca de Santiago.

Fotografía, pintura e instalaciones componen esta exposición cuyo eje curatorial cuestiona el rol social de las artes visuales a través de la pregunta ¿cómo la experiencia sobre la obra, tiene su sentido en la propia interpretación que realiza el espectador?

Para ello, estos jóvenes artistas desarrollaron obras para que no solo se piensen desde la estética, sino que también utilicen la poética de la experiencia como una forma de conectar con el espectador. “Problematizamos al visitante con imaginarios contradictorios que solo se pueden resolver cuando se hace consciente de su propia mirada”, contó la vocera del grupo, Camila Fernández.

De esta forma la muestra genera experiencias que establecen ciertos contextos de lectura que son puro sentido sin una fácil descripción. “Curiosamente en esta no-descripción, es donde mejor se pueden crear aquellas conexiones casuales” dijo Fernández.

Así los conceptos como simulacro, subjetividad, atmósfera, reiteración, encierro, finitud, dispositivo, se hacen patentes en la exposición que habla de la necesidad de dislocar el sentido frente a la contradicción de la imagen, con obras como la de Mónica Sepúlveda Colección N°1, compuesta por cuatro fotografías análogas intervenidas que dan cuenta del ejercicio de catastro de elementos y contenidos presentes en su trabajo. “Tomo la fotografía para traducir de ella los mecanismos ligados al agua, como el revelado manual, proceso mediante el cual, la imagen latente, busca ser visible”, contó la egresada.

Por su parte Guido Orellana presenta Fosa,una figura volumétrica de calavera dentro de una bolsa plástica, hecho con resina y dispuesta al muro. “Los huesos aluden al cuerpo humano en cuanto vestigio, huella. Este elemento se mezcla con la bolsa plástica, envoltorio de los productos de consumo y, a la vez, de desecho. Con esto se reproduce un cuerpo con una impronta exagerada, envuelto en plástico, exhibiendo una permanencia en dicho material, sin poder regresar a la tierra y cumplir su ciclo”, explicó el artista.

Otra de las expositoras es Caterina Ciocca que exhibe Estática, una serie de cuatro fotografías digitales, capturadas de una pantalla de computador mientras se visualizaban vídeos de registro personal. “Mediante la captura de elementos ya registrados por otro dispositivo digital, aumenta la distancia con la realidad física de los objetos. En la traducción y en el paso entre tecnologías, la fidelidad de la imagen decae, la coloración cambia y aparece la fibra del monitor, las líneas reticulares de pixeles se acoplan y generan una textura propia donde, aparte de pertenecer a una cadena representacional, se funde con las imágenes orgánicas submarinas del motivo”, contó la artista visual sobre su obra.

Por su parte Camila Fernández expone Lugares invisibles II, también consistente en una serie de fotografías de intervenciones en el espacio público. “Los gestos elegidos para intervenir el espacio remiten a la intimidad del hogar. Cualidades que dotan al lugar de habitabilidad como propio, en contraposición con lo ajeno de los espacios de uso público que funcionan solamente a través de un flujo constante de personas, que no permiten la permanencia, el estar”, indicó Fernández.

Karla Martínez presenta Construcción y realidad, serie de tres fotografías de maquetas de escala incierta, que disponen una resignificación a través de códigos arquitectónicos y asociaciones simbólicas,  de manera que cada espacio y objeto está suspendido en un permanente estado de ambigüedad en el nivel de reconocimiento. “Se observa una fuerte presencia de ideas de simetría y orden, las cuales representan o hacen visibles decisiones humanas que manifiestan intencionalidad. Un sujeto que toma decisiones respecto de las cosas y en la toma de decisiones construye”, contó. 

Desintegraciones I y IIse titula la obra de Mackarenna Caroca consistente en undíptico de pinturas en cartón. “Así como se desborda el trazo, las manchas se mueven por un efecto físico y una viscosidad dependiente del tiempo que lleva sobre el soporte. Todo esto se relaciona con cómo los recuerdos, las referencias de las imágenes mentales y memorias pasadas se van distorsionando, alejándose de lo reconocible”, dijo Caroca.

En Dislocar Converger Pedro Rajevic exhibe un objeto instalativo al muro. La obra titulada Crash Test Dummies (v.2.0) trabaja en base a cifrados conceptuales por medio del muñeco de pruebas de choque, cuya figura antropomórfica remite directamente al humano. “La obra plantea ciertos diálogos en torno a una condición tautológica del desarrollo tecnológico de la humanidad y a temáticas dentro de las áreas del transhumanismo, de la tipificación y cuantificación de la realidad, gen egoísta, memética, etc.”, expresó Rajevic.

Otra de las egresadas, Catalina Plaza, presenta Rompecabezas, una pintura acrílica sobre tela, cuyas imágenes pintadas continúan y discontinúan dependiendo de la perspectiva con la que se le mire como también con la forma en que se instale la pintura, proponiendo la posibilidad de girar y reordenar las imágenes como si se tratara de un rompecabezas. “Espero que no exista una manera correcta de mirar y entender la pintura, ya que existe la posibilidad de múltiples organizaciones y múltiples interpretaciones”, dijo Plaza.

Dislocar Converger se inaugura este jueves 31 de mayo a las 18:30 horas en la Sala de Fotografía de la Biblioteca de Santiago, ubicada en Matucana 152, Edificio B, Santiago, metro Quinta Normal.

“¿Qué sueñan las ninfas?”

Diez esculturas de bronce y aluminio y 14 pinturas de técnica mixta que representan paisajes fluctuantes entre el impresionismo y el simbolismo, es lo que la artista visual egresada del DAV, Tatiana Mártin, exhibirá desde el 14 de junio en el Club de Campo de Coquimbo, en lo que ha dado por nombre ¿Qué Sueñan las Ninfas?

Una muestra que propone una simbiosis desde la unión de dos mundos: el onírico y el matérico. “Dos mundos que se cruzaron cuando las danzantes y las amantes de bronce se convirtieron en Galateas y comenzaron a tomar vida desde la cera, cuando cada una de ellas encontró un espacio donde existir”, explica el texto curatorial de la exposición.

Esta propuesta pictórica espontánea, de fácil lectura, color, luces y sombras representa mayoritariamente paisajes oníricos. Mientras que las esculturas asoman siluetas de bronce, cargadas de movimientos sutiles y al mismo tiempo vehementes.

“La pasión de la creadora es trasparente en sus figuras y espacios. Su espíritu indudablemente navega, se decide y aventura, dejando las plenitudes y entrando limpiamente a la esencia de su proyecto”, expresó la curadora de la muestra, la artista visual, Rina Araya.

La exposición ¿Qué sueñan las ninfas? de Tatiana Mártin, se inaugura el jueves 14 de junio a las 19:00 horas en el Club de Campo Pan de Azúcar, ubicado en Avenida La Cantera #4355, Coquimbo, IV región.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u143919
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: