Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo

COVID-19: Académicos U. de Chile exponen el lado B de esta pandemia mundial

Estrés, caos social, desabastecimiento en los supermercados y trabajo remoto desde la casa, son parte del escenario actual ante la llegada del coronavirus o COVID-19 a Chile. Expertos de la Casa de Bello profundizan algunos de los múltiples desafíos para hacer frente a esta pandemia que cada día aumenta su número de contagios a nivel global.

En Chile existen dos millones de trabajadores en condiciones informales, quienes se ven perjudicados por el anuncio de cuarentena nacional.

En Chile existen dos millones de trabajadores en condiciones informales, quienes se ven perjudicados por el anuncio de cuarentena nacional.

Vicerrector de Investigación y Desarrollo, Flavio Salazar

Vicerrector de Investigación y Desarrollo, Flavio Salazar

Académica de la Facultad de Medicina, Claudia Cortés.

Académica de la Facultad de Medicina, Claudia Cortés.

 Académica del Departamento de Psicología, Vanetza Quezada-Scholz

Académica del Departamento de Psicología, Vanetza Quezada-Scholz

Académico del Departamento de Sociología, Giorgio Boccardo

Académico del Departamento de Sociología, Giorgio Boccardo

El Gobierno de Chile ha tomado la medida de decretar estado de emergencia tras los 238 casos de COVID-19 en el país.

El Gobierno de Chile ha tomado la medida de decretar estado de emergencia tras los 238 casos de COVID-19 en el país.

Tras el primer contagiado por COVID-19 en la ciudad de Wuhan (China), el mundo se ha puesto en alerta frente a esta pandemia mundial, que hasta ahora registra cerca de 200 mil casos y supera los siete mil decesos. De acuerdo con las cifras del Ministerio de Salud, en Chile actualmente existen 342 casos, ubicándose como el segundo país con la propagación más rápida a nivel global.

Frente a este escenario, hace unos días el Gobierno anunció la fase 4 de este virus, impulsando el cierre de fronteras; suspensión de clases en establecimientos educacionales; cuarentena obligatoria para los casos de contagio; reducción del número de personas en actos públicos; y sanitización del transporte. Además, recientemente anunció el estado de catástrofe nacional, restringiendo las libertades de las personas para otorgar mayor seguridad a los centros de salud y el cumplimiento de medidas de aislamiento social.

En la U. de Chile se han tomado medidas preventivas para disminuir el número de contagios, como las actividades docentes y administrativas por modalidad online; la activación de un equipo a nivel central que agilizará la toma de decisiones y su comunicación; la elaboración de instructivos para el procedimiento laboral en caso de contagio; la habilitación de plataformas web; y el anuncio de vacunación contra la influenza para todos los funcionarios.

Para el Vicerrector de Investigación y Desarrollo, Flavio Salazar, "lo primordial es acatar las medidas de distanciamiento entre las personas, pues resulta ser la manera más efectiva para detener la velocidad de contagio del virus. En este sentido, como Universidad y Vicerrectoría, hemos establecido las oportunas conversaciones con cada espacio de trabajo para que nuestros funcionarios y académicos puedan trabajar desde sus hogares de manera coordinada”. Asimismo, la autoridad universitaria aseguró que la Casa de Bello mantendrá su funcionamiento y sus respectivos canales de comunicación activos, con el fin de informar verazmente a la población a través de los expertos y profesionales.

La infectóloga y Académica de la Facultad de Medicina, Claudia Cortés, señaló la importancia y rol que cumple la casa de estudios ante la situación de pandemia. “Desde el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, nuestro rol es hacer tratamientos y diagnósticos oportunos. Por otra parte, desde nuestra Facultad, se están montando los laboratorios para ayudar en el procesamiento de muestras y aportar en un aumento del número de test que se hagan a diario. Además, utilizaremos las distintas plataformas web institucionales para ayudar a informar y educar a la ciudadanía con respecto al virus”, comentó.

Fase 4 en Chile: estrés para la ciudadanía

La tasa de mortalidad del COVID-19 ronda el 3,4%, siendo inferior respecto a otras enfermedades como el ébola, que presenta un 50%. Sin embargo, los medios de comunicación nacionales han dado cuenta del miedo manifestado por la gran mayoría de la población. Escenas de supermercados sin papel higiénico, alcohol gel, jabón y algunos alimentos no perecibles, han sido difundidas en televisión y redes sociales durante esta última semana.

La Académica del Departamento de Psicología, Vanetza Quezada-Scholz, explicó que el miedo es una emoción básica y fundamental para la supervivencia. “Las personas compran más de lo que necesitan porque les otorga una sensación de seguridad, siendo una forma activa para regular el miedo y la ansiedad frente a una amenaza de la cual sabemos poco o nada. La incertidumbre frente a COVID-19 facilita y acelera el comportamiento evitativo. Estos pueden resultar desmedidos, o incluso generar situaciones de sobre exposición sin considerar riesgos”, destacó.

Asimismo, la Profesora Quezada Scholz, indicó la importancia de interpretar la contingencia actual desde la psicología. “Esto permite detectar señales de amenaza que llevan a las personas a pensar que el contagio y la privación se hacen una realidad cada vez más probable. El miedo y la ansiedad surgen como respuestas naturales. Por ello, tener la posibilidad de quedarse en casa y estar bien abastecido permite disminuir estas emociones”, agregó la investigadora.

Entre las recomendaciones señaladas por la experta, destaca mantener el contacto con cercanos mediante teléfono y redes sociales durante el aislamiento para evitar cualquier riesgo en salud mental. Además, indicó la relevancia de darle continuidad a la rutina en el hogar y los horarios de sueño y alimentación, junto con practicar actividad física diaria.

Trabajo desde casa. ¿Qué pasa con el Estado subsidiario?

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidad (ONU), las autoridades sanitarias  deben garantizar a la ciudadanía el manejo oportuno de la emergencia, la obtención de recursos básicos para la sobrevivencia y el resguardo laboral. En Chile, algunos expertos manifiestan que esta situación se ve dificultada ante las limitantes del mundo privado y la escasez de servicios públicos para enfrentar esta pandemia.

El Académico del Departamento de Sociología, Giorgio Boccardo, considera grave que un país debilite sus sistemas públicos haciendo entrega de ellos a los sectores privados. “Esta situación produce una desigualdad evidente ante estos casos de pandemia. Cuando el Estado no tiene las suficientes herramientas para intervenir en estos casos, se acaparan todos los productos de primera necesidad. Si se hubiese intervenido desde un inicio, habríamos enfrentado la pandemia de mejor manera. Todas las medidas apuntan a la necesidad de fortalecer el sector público”, enfatizó.

Si bien se ha hecho un llamado para quedarse en casa, numerosos trabajadores continúan transitando las calles de la capital. “No es necesario una ley de teletrabajo para que los empleadores puedan pactar, pues existen herramientas legales para que se puedan ejecutar labores desde el hogar. Por otra parte, existe una fuerza de trabajo productiva manual y se deben tomar medidas para asegurar su resguardo. Pero volvemos a un problema más general, ya que el Estado tiene pocas facultades para intervenir. No es momento para ponerse en una trinchera ideológica sobre si funciona el sistema neoliberal. Debemos generar acción inmediata”, argumenta el Profesor Boccardo.

En tanto, en 2018 se registraron dos millones de trabajadores sin contrato o en condiciones informales en Chile. De esta cifra, solo un 6,1% no realiza cotizaciones, representado un problema al momento de decretar una cuarentena preventiva. “El Estado chileno podría hacer un acuerdo con la banca o con los sectores del empresariado. Esta situación se hace aún más compleja por la deslegitimización de las instituciones, el gobierno y la política. Se conjuga una dimensión más estructural y es necesario responderle a la gente”, finalizó Boccardo.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u161969
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: