Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo

U. de Chile crea guía con consejos para cultivar alimentos en espacios urbanos

Con una guía práctica de recomendaciones para la reducción del desecho alimenticio y la producción local en espacios urbanos, se da cierre a la campaña "Aquí comemos todas y todos", que contó con la difusión de tres documentos, vídeos e infografías. Esta iniciativa fue posible gracias al trabajo transdisiciplinar de expertos la Universidad de Chile, como respuesta a la inseguridad alimentaria por la que atraviesa la sociedad tras la crisis sanitaria por Covid-19.

En esta tercera guía, encontrarán con recomendaciones y consejos prácticos para cultivar alimentos en el hogar o espacios comunes, utilizando material de fácil acceso.

En esta tercera guía, encontrarán con recomendaciones y consejos prácticos para cultivar alimentos en el hogar o espacios comunes, utilizando material de fácil acceso.

Profesora del INTA y líder del grupo académico propulsor de la campaña, Cecilia Albala.

Profesora del INTA y líder del grupo académico propulsor de la campaña, Cecilia Albala.

Jefe de la Unidad de Redes Td, Pablo Riveros.

Jefe de la Unidad de Redes Td, Pablo Riveros.

Académica de la Facultad de Ciencias Agronómicas e integrante del comité redactor de esta última guía de recomendaciones, Gabriela Lankin.

Académica de la Facultad de Ciencias Agronómicas e integrante del comité redactor de esta última guía de recomendaciones, Gabriela Lankin.

Reducir, reutilizar y reciclar son tres conceptos claves para proteger el medio ambiente, junto con entregarle nuevas posibilidades de uso a diferentes productos, pensando más allá de lo tradicional.

Reducir, reutilizar y reciclar son tres conceptos claves para proteger el medio ambiente, junto con entregarle nuevas posibilidades de uso a diferentes productos, pensando más allá de lo tradicional.

Durante el pasado 22 de junio, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, presentó en ante el Senado una preocupante realidad. Cerca de 600 mil personas cuenta con problemas de acceso a los alimentos esenciales para su nutrición, siendo probable que la situación aumente tras el fin de la pandemia. En la misma línea, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), indicó que alrededor de un millón de chilenos se encontrará bajo este contexto debido a la falta de recursos económicos.

Por ello, y esperando ser un aporte para la población, la Unidad de Redes Transdisciplinarias (Redes Td) de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID), en conjunto al Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile, se unieron para entregar una serie de recomendaciones sustanciales que aporten en la nutrición de las personas, la inocuidad alimentaria en cocinas comunitarias u ollas comunes, además del cultivo de alimentos en el hogar y espacios comunes, bajo la campaña “Aquí comemos todas y todos”.

Para la profesora del INTA y líder del grupo académico propulsor de la campaña, Cecilia Albala, ante el difícil momento por el que se atraviesa nuestro país, resultaba indispensable que la Universidad de Chile pudiera acercar su conocimiento a la sociedad. “Como expertos, tenemos la obligación de aportar con nuestros saberes para mejorar la calidad de vida de las personas y su colectivo. En este sentido, los alimentos y la alimentación adecuada son aristas prioritarias ante la pandemia, y que deben ser atendidas en todo momento y contexto. Por ello, esta campaña forma tiene un valor importante tanto como para nosotros como académicos, como para la población”, señaló.

Por su parte, el jefe de la Unidad de Redes Td, Pablo Riveros, indicó que la campaña “Aquí comemos todas y todos” buscó construir un canal de comunicación directo entre la Universidad y los ciudadanos. “Como espacio, intentamos avanzar en la construcción de iniciativas transdisciplinarias que vayan más allá de la colaboración intra académica y que respondan a nuestra misión como universidad pública. Si bien, esta voluntad se ve presionada por la realidad, el enclaustramiento y la precarización social, han surgido una serie de medidas transitorias desde la cooperación comunitaria que pueden ser acompañadas por nuestras recomendaciones prácticas que provengan de la sistematización de experiencias que otorga el trabajo científico”.

Reducción de Desechos y el cultivo personal o comunitario

De acuerdo con las expertas de la Casa de Bello que forman parte de la campaña, la expresión más extrema de la inseguridad alimentaria es el hambre, siendo una situación preocupante ante la crisis sanitaria y su posterior desenlace. Frente a este contexto, resultan necesarias alternativas que permitan a la población la distensión y la complementación de las cadenas logísticas de suministros.

Reducir, reutilizar y reciclar son tres conceptos claves para proteger el medio ambiente y, a la vez, poder entregarle nuevas posibilidades de uso a diferentes productos, pensando más allá de lo tradicional. Por ello, la Académica de la Facultad de Ciencias Agronómicas y miembro del comité redactor de esta última guía de recomendaciones, Gabriela Lankin, destacó que, “esta estrategia, además de ser un aporte para el contexto en el que nos encontramos, permite aprender una técnica de producción de escalamiento para la alimentación, además de ser terapéutico”.

Si bien, en muchos casos, se tiende a pensar que la producción local de alimentos suele ser una práctica del campo, la historia señala que esta es una destreza fundamental para la cultura latinoamericana, estando presente en ciudades como La Habana, Ciudad de México, Quito y Rosario. En este sentido, el espacio urbano puede ser una oportunidad para avanzar hacia la autosuficiencia, apoyar a la mitigación del cambio climático, entregar un beneficio al ecosistema, y principalmente, generar un incremento de la eficiencia de recursos para la sociedad y los espacios comunitarios.

En este sentido, en el último documento de la campaña “Aquí comemos todas y todos”, podrán encontrar una serie de consejos e información relevante para el levantamiento de huertas urbanas, entre los que se destaca la exposición al sol, la preparación del suelo, el desarrollo de elementos reutilizados, la alimentación, el riego y la plantación o siembra.

A modo de cierre, la profesora Lankin añadió que “esta campaña nos permite aprovechar todo lo que nos sobra al cocinar, además de los espacios con los que contamos, para realizar cultivos en la ciudad. De hecho, uno puede iniciar un huerto a partir de lo que compra en la feria, sin necesidad de adquirir semillas. Por ello, el mensaje clave es invitar a las personas a que se motiven y atrevan a generar un cambio en sus vidas para rescatar la cultura de América Latina”.

Puedes descargar el documento desde el costado inferior izquierdo de la pantalla.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u164964
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: