Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza

Seminario Virtual

Viverización: una herramienta para la restauración ecológica

El profesor Juan Ovalle analizó las ventajas de esta práctica esencial para la reproducción de plantas forestales y ornamentales en un seminario virtual sobre Restauración Ecológica del Bosque Esclerófilo, donde participaron académicos de diferentes instituciones de educación superior.

La viverización provee de condiciones de crecimiento favorables al material de reproducción, ya sea plántulas o esquejes, para su desarrollo inicial previo al establecimiento en campo.

La viverización provee de condiciones de crecimiento favorables al material de reproducción, ya sea plántulas o esquejes, para su desarrollo inicial previo al establecimiento en campo.

La elección de la especie para la viverización dependerá de su hábito de enraizamiento, la eficiencia de absorción por las raíces, la capacidad de hacer ajuste estomático, entre otros aspectos.

La elección de la especie para la viverización dependerá de su hábito de enraizamiento, la eficiencia de absorción por las raíces, la capacidad de hacer ajuste estomático, entre otros aspectos.

Convocatoria a ciclo de charlas de la Red Chilena de Restauración Ecológica

Convocatoria a ciclo de charlas de la Red Chilena de Restauración Ecológica

Se le llama viverización al proceso mediante el cual se cultivan plantas ornamentales y/o forestales usando técnicas de propagación y producción en instalaciones llamadas viveros. Su importancia radica en que provee de condiciones de crecimiento favorables al material de reproducción, ya sea plántulas o esquejes, para su desarrollo inicial previo al establecimiento en campo.

En su presentación, el profesor Juan Ovalle, académico del Departamento de Silvicultura y Conservación de la Naturaleza de nuestra Facultad, abordó la necesidad de planificar la propagación y producción de plantas con miras a mejorar su calidad y aumentar la diversidad de especies nativas para programas de restauración de bosques degradados y destacó la oportunidad de entregar información para generar acciones concretas que podrían impactar el bienestar de las comunidades.

“Los factores que hay que considerar, una vez que la planta es repicada a bolsa o tubete, son la mantención de humedad adecuada, que dependerá de la ubicación del vivero y de la demanda hídrica de la especie, el control de patógenos como botrytis y fusarium mediante un correcto manejo del riego y un adecuado volumen de contenedor para evitar malformaciones de la raíz, que dependerá del hábito de enraizamiento de la especie, entre otros”, explicó el profesor Ovalle sobre las consideraciones que deben tomarse en cuenta para que la viverización resulte exitosa.

En el encuentro virtual, que contó con la presencia online de más de 100 personas y que estuvo dirigido a propietarios de terrenos que quieren recuperar sus campos que están degradados, el académico de nuestra Facultad señaló que, en nuestro país, las especies nativas que más se producen con este proceso de cultivo en la zona central son quillay, espino, peumo, y en la zona sur son roble, raulí y coihue.

De acuerdo con el profesor Ovalle, para elegir una especie a viverizar se debe establecer: los objetivos de la restauración; las limitaciones biofísicas del sitio de plantación; la disponibilidad de material para reproducción, semillas o esquejes; y el conocimiento en propagación que tenga el viverista, principalmente.

“Es muy importante también, elegir la especie de acuerdo al hábito de enraizamiento de la especie, la eficiencia de absorción por las raíces, la capacidad de hacer ajuste estomático, eficiencia de uso de agua, entre otros aspectos; debido que estos rasgos sirven para predecir su comportamiento en campo bajo condiciones limitantes de agua o nutrientes”, agregó el académico.

Para que una restauración ecológica sea exitosa se debe identificar, en primera instancia, el agente de degradación o perturbación que está impidiendo la recuperación de su trayectoria. “Teniendo controlado ese primer factor, el resto consistirá en planificar correctamente las acciones restaurativas en función de las limitaciones ambientales, la disponibilidad de presupuesto y los requerimientos de la comunidad alrededor del lugar que se quiere restaurar”, señaló el profesor Ovalle.

La determinación de la estrategia de restauración a seguir, ya sea plantar, sembrar o simplemente excluir para promover la regeneración natural, va a depender de la capacidad de autorecuperación de la vegetación de la zona afectada.

“La regeneración natural es la alternativa es las más económica y la que debiera priorizarse antes de tomar la decisión de reforestar” aclaró el académico.


Política Pública

En el seminario, el profesor analizó la necesidad de contar con una política pública sobre provisión de plantas nativas para los planes de restauración a nivel nacional, que debe ser vinculante con una herramienta de financiamiento para viveros pequeños y medianos que albergan la mayor variedad de especies nativas. De esta forma se podría generar un proceso de abastecimiento continuo para la recuperación ecológica.

“El estado chileno se ha comprometido con la protección y restauración forestal de 500 mil hectáreas de ecosistemas deteriorados, erosionados o fragmentados de acuerdo al eje N°4 de la Política Forestal 2015 - 2035 y un conjunto de otros acuerdos internacionales. Sin embargo, éstos acuerdos estarían bastante lejos de concretarse producto de la baja e irregular producción de plantas nativas en viveros locales”, enfatizó el profesor Ovalle.

Considerando el último catastro de viveros forestales del año 2019, publicado por Conaf, nuestro país cuenta con 232 viveros inscritos oficialmente, de los cuales el 40 por ciento produce especies nativas y sólo el 22 por ciento propaga aquellas definidas en categoría conservación.

“Es oportuno preguntarse si los proveedores de plantas de especies nativas en Chile, los viveros forestales, disponen de la infraestructura y capacidad técnica para responder al inminente aumento en la demanda de plantas para las acciones de reforestación”, cuestionó el profesor Ovalle.

En este sentido, de acuerdo al análisis del académico, planteado en su estudio "Principales cuellos de botella para el éxito de la restauración de bosques en Chile", publicado en la revista Restoration Ecology, y considerando el escenario actual de producción de plantas a nivel nacional, solo se estaría cubriendo el 1,7 por ciento de la superficie a reforestar comprometida en la respectiva política pública, al tomar como base una densidad de plantación de 500 plantas por hectárea.

Esta serie de charlas, es parte del seminario “Restauración Ecológica del Bosque Esclerófilo” organizado por el Grupo Territorios para Restauración Ecológica. La presentación del profesor Ovalle, así como la de otros académicos, puede revisarse en el perfil de Facebook de la organización que busca agrupar propietarios que deseen recuperar sus terrenos forestales.

Siguiendo esta misma línea, el profesor Ovalle hace la invitación en nombre de nuestra Facultad, a una nueva serie de charlas online sobre Restauración de Ecosistemas, organizada por la Red Chilena de Restauración Ecológica y que se extenderá desde 15 de julio hasta el 19 de agosto a través de la plataforma de Facebook Live de la organización.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u165073
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: