Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

#ChileCuentaConSuUniversidad

U. de Chile publica guías sobre Elementos de Protección Personal para trabajadores de la salud

La Escuela de Salud Pública de la Facultad de Medicina, a través de su Programa de Salud Ocupacional, puso a disposición cuatro guías desarrolladas por académicas y académicos, referidas a reutilización de respiradores N95 y de equipos de protección personal, al abordaje de la ansiedad, y recomendaciones de cuidados domiciliarios.

Los respiradores N95 pueden ser descontaminados y reutilizados bajo ciertas condiciones; información que es provista por la guía de la ESP.

Los respiradores N95 pueden ser descontaminados y reutilizados bajo ciertas condiciones; información que es provista por la guía de la ESP.

La cobertura satisfactoria de EPP en las estructuras hospitalarias es un factor protector de la salud mental del personal sanitario.

La cobertura satisfactoria de EPP en las estructuras hospitalarias es un factor protector de la salud mental del personal sanitario.

La guía recomienda dejar los zapatos, llaves y bolso o cartera dentro de una caja.

La guía recomienda dejar los zapatos, llaves y bolso o cartera dentro de una caja.

Documentos adjuntos
EPP y ansiedad para el personal de salud (pdf)
Descontaminación de mascarillas n95 (pdf)
Recomendaciones de Cuidados Domiciliarios para los Trabajadores de Salud (pdf)
Reutilización de Equipos de Protección Personal en el Personal Sanitario (pdf)

Los equipos de salud que trabajan para el tratamiento de pacientes con COVID-19 tienen alto riesgo de contagio, y deben disponer en todo momento de elementos de protección personal en cantidad y calidad adecuada, es por eso que la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile puso a disposición de toda la comunidad -y en especial de los trabajadores de la salud- cuatro guías descargables.

Respiradores N95

Una de estas guías está referida a los respiradores N95. La selección de estos elementos de protección personal depende del uso previsto, como ejemplo, las mascarillas quirúrgicas se utilizan para aislar al usuario del ambiente de trabajo, no tienen ajuste hermético con la cara y no filtran patógenos de tamaño pequeño, mientras que los respiradores N95 con mascarilla de filtrado (FFR), permiten crear un sello hermético contra la piel que impide el paso del 95 por ciento de partículas o aerosoles patógenos de diámetro hasta 0,3 micrones como el COVID-19. Estos equipos han sido aprobados por el Instituto Nacional de Higiene y Seguridad (NIOSH) y autorizados como dispositivos médicos por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). 

Los respiradores N95 son desechables, sin embargo ante situaciones de crisis y desabastecimiento pueden ser descontaminados y reutilizados bajo ciertas condiciones; información que es provista por la guía de la ESP.

Salud mental

Otro ámbito abordado por estas guías dice relación con el control de la ansiedad. En este contexto se ha comprobado que la cobertura satisfactoria de EPP en las estructuras hospitalarias es un factor protector de la salud mental del personal sanitario.

Asociado a esta realidad, indican las y los expertos en las guías, hay que considerar que la falta de EPP genera “en cascada” una serie de problemas que multiplican las fuentes de estrés y exacerban los efectos dañinos para la salud mental del personal sanitario.

¿Qué pueden hacer los trabajadores de la salud en esta situación? La guía referida a este ámbito advierte que para enfrentar de manera positiva estas situaciones de tensión y ansiedad, es necesario que los trabajadores, primero, tengan disponibilidad de EPP adecuados; segundo, estén capacitados para su uso correcto; y tercero, puedan participar con sus representantes en la gestión de los EPP.

Cuidados domiciliarios

Los trabajadores de salud deben tener algunas consideraciones para disminuir el posible riesgo de contagio del virus a las personas con las que vive. Como plantea la guía referida a este punto, es necesario que siempre realicen una estricta evaluación de síntomas, el cambio diario de uniforme, evitar el contacto con personas vulnerables y el aislamiento de personas contagiadas. 

Al llegar a casa, en tanto, la guía recomienda dejar los zapatos, llaves y bolso o cartera dentro de una caja, y así evitar contaminar dentro del hogar. A esto se suma idealmente tomar una ducha y/o lavarse las manos diligentemente, de preferencia realizar esto antes de saludar a la familia o recorrer diferentes espacios del hogar. 

Reutilización de EPP

Reutilizar, se refiere a la práctica de usar el mismo respirador N95 para múltiples encuentros con pacientes, pero quitarlo  después de cada encuentro. Como plantea la guía referida a este punto, el respirador se almacena entre los encuentros para volver a ponerse  antes del próximo encuentro con un paciente. La reutilización del respirador a menudo se denomina “reutilización limitada”. Se ha recomendado una reutilización limitada y se ha utilizado como una opción para conservar los respiradores durante brotes y pandemias de patógenos respiratorios previos.

Dado el contexto de pandemia y la eventual escasez de elementos de protección personal, la autoridad sanitaria establece, que el uso de mascarillas y respiradores debe ser racional, dejando los EPP de mayor capacidad protectora a quienes tienen mayor riesgo de exposición. Asimismo, indica que los EPP pueden ser utilizados en forma prolongada, es decir, para atender a más de un paciente, siempre que las mascarillas o respiradores mantengan su integridad y el paciente atendido no sea portador de COVID-19.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u165109
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: