Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo

En el marco de la crisis sanitaria mundial:

Estudio de la U. de Chile destaca que el factor socioeconómico es el mayor riesgo para pacientes con esclerosis múltiple

La pandemia ha generado incertidumbre respecto a la continuidad de los tratamientos inmunodepresivos de los pacientes diagnosticados con esclerosis múltiple. Frente a este escenario, el estudio realizado por el académico de la Facultad de Medicina, Carlos Guevara, confirmó que esta patología no influiría en el riesgo de contagio del coronavirus, pero sí afectaría el incumplimiento de las cuarentenas obligatorias.

El Ministerio de Salud afecta a más de 2.400 pacientes y sus cifras van en aumento de manera anual.

El Ministerio de Salud afecta a más de 2.400 pacientes y sus cifras van en aumento de manera anual.

A pesar de que en Chile no hay tanta incidencia, en los últimos años ha mejorado el tratamiento porque es una patología GES y hay más posibilidades de detección, diagnóstico y hospitalización.

A pesar de que en Chile no hay tanta incidencia, en los últimos años ha mejorado el tratamiento porque es una patología GES y hay más posibilidades de detección, diagnóstico y hospitalización.

El académico de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, Carlos Guevara, realizó un estudio junto a su equipo en el que le hicieron seguimiento a un total de 52 pacientes con esclerosis múltiple.

El académico de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, Carlos Guevara, realizó un estudio junto a su equipo en el que le hicieron seguimiento a un total de 52 pacientes con esclerosis múltiple.

La esclerosis múltiple no conlleva más riesgos de contraer coronavirus en comparación al resto de la población, pero sí pertenecer a un sector vulnerable y no poder cumplir con la cuarentena.

La esclerosis múltiple no conlleva más riesgos de contraer coronavirus en comparación al resto de la población, pero sí pertenecer a un sector vulnerable y no poder cumplir con la cuarentena.

La directora de investigación de la Casa de Bello, Silvia Núñez, destacó todos los estudios realizados durante esta pandemia y crisis sanitaria.

La directora de investigación de la Casa de Bello, Silvia Núñez, destacó todos los estudios realizados durante esta pandemia y crisis sanitaria.

La esclerosis múltiple es la segunda causa de discapacidad en jóvenes en Chile, pues de acuerdo con el Ministerio de Salud afecta a más de 2.400 pacientes y sus cifras van en aumento de manera anual. Esta enfermedad autoinmune del sistema nervioso central se caracteriza por ser crónica e inflamatoria, además de no contar con una cura definitiva. Sin embargo, la ciencia destaca que se puede alcanzar una sobrevida de 50 años con el tratamiento adecuado.

Frente a la expansión del COVID-19, en múltiples países se suspendieron los tratamientos inmunodepresivos de los pacientes con esclerósis múltiple, al considerar que esta intervención podría aumentar los factores de riesgo de contagio, pues impacta al sistema inmunológico que protege de enfermedades. Para resolver esta incertidumbre, el académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Carlos Guevara, realizó un estudio junto a su equipo en el que le hicieron seguimiento a un total de 52 pacientes con esclerosis múltiple.

Luego de cuatro meses de trabajo, el equipo investigador publicó el artículo "Treating patients with multiple sclerosis during the COVID-19 pandemic: Assessing the expert recommendations" en la Revista Multiple esclerosis AND related disorders. El Profesor Guevara se refirió a las motivaciones que impulsaron esta iniciativa. “Teníamos la necesidad de aclarar las consecuencias de esta pandemia en este grupo de pacientes, que son de alta prioridad para el Estado. Muchos tratamientos fueron pospuestos y otros fueron suspendidos, pero llegamos a la conclusión que la principal forma de enfrentar estos pacientes es no suspender los tratamientos, ya que el riesgo es muy alto”, detalló.

En los estudios realizados por países desarrollados sostuvieron que el riesgo de contagiarse para pacientes con esclerosis múltiple era cercano al 1%, mientras que la iniciativa del Dr. Guevara demostró que el riesgo de sus pacientes era del 10% luego de tres meses. Por tanto, se analizó el nivel socioeconómico de los afectados, ya que los pacientes consultados pertenecen a estratos socioeconómicos medios y bajos del sector occidente de Santiago, del Hospital San Juan de Dios y del Hospital Clínico de la Universidad de Chile. Esto permitió concluir que la esclerosis múltiple no conlleva más riesgos de contraer coronavirus en comparación al resto de la población, pero sí pertenecer a un sector vulnerable y no poder cumplir con la cuarentena. Estos resultados serán presentados por el Académico y su equipo en el Congreso Ectrims, que se realizará en Washington durante septiembre.

El Profesor Guevara agregó que los esfuerzos del gobierno deben centrarse en las familias de bajos recursos. “Ellos deben seguir trabajando y no pueden guardar una cuarentena. Nosotros fomentamos que el Ministerio de Salud se haga cargo de los pacientes con inmunodepresión y les garantice el teletrabajo a aquellos que pueden hacerlo. A quienes no puedan acceder a esta medida, deben asegurarles los ingresos mínimos para guardar una cuarentena, porque al trabajar seguirán aumentando los contagios”, enfatizó.

La esclerosis múltiple en Chile y la investigación durante la crisis sanitaria

El Profesor Guevara destacó que el estudio incorporará casos nuevos del Hospital Clínico de la Casa de Bello y del San Juan de Dios. “Estas cifras son relevantes porque hemos hecho un seguimiento metódico, cercano y que nos ha permitido plantear una hipótesis relacionada con los aspectos epidemiológicos, en cuanto a la posibilidad de guardar cuarentena para evitar la infección de estos pacientes. Por eso hemos propuesto que los tratamientos no deben ser suspendidos, pues los resultados a largo plazo son bastante buenos y creemos que en el mundo la tendencia va hacia allá”, explicó.

Por su parte, la Doctora del Hospital Clínico y también profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Violeta Díaz, lleva muchos años estudiando la esclerosis múltiple. La académica sostiene que a pesar de que en Chile no hay tanta incidencia, en los últimos años ha mejorado mucho el tratamiento porque se trata de una patología GES y abre más posibilidades de detección, diagnóstico y hospitalización.

La Dra. Díaz se refirió al futuro de esta enfermedad, destacando lo difícil de obtener una cura definitiva. “Creo que queda mucho que investigar. Quizás la esclerosis múltiple será una enfermedad crónica y no la podremos modificar por el tipo de respuesta autoinmune. Estas patologías no son infecciosas, por lo que no sirve una vacuna. Hay algunos virus que se han correlacionado, pero no se sabe si existe alguno específico que desate el fenómeno que producirá la enfermedad”, subrayó.

Finalmente, la directora de investigación de la Universidad de Chile, Silvia Núñez, destacó todos los estudios realizados durante la pandemia. “Valoramos mucho el compromiso de nuestros investigadores de todas las áreas, ya que en este periodo ha surgido aún más la vocación de nuestros científicos por dar solución a los problemas país. Cada uno, desde sus disciplinas, ha buscado contribuir con las políticas públicas desde sus investigaciones, pudiendo encontrar posibles soluciones a los desafíos que enfrentamos hoy a nivel mundial”, concluyó.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u165951
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: