Comunidad universitaria

Universidad de Chile realiza homenaje en memoria de las personas fallecidas durante la pandemia

Un llamado a hacer una pausa en actividades universitarias y dar un espacio para la reflexión colectiva se realizó este lunes 31 de agosto en la U. de Chile. Esto, con el fin de homenajear y recordar a las personas fallecidas a causa del COVID-19 en el país, con un especial énfasis en las y los integrantes de la comunidad universitaria y sus familias.

“Me dirijo directamente a las personas que han sido afectadas en su entorno familiar inmediato por la pandemia, y han sufrido la muerte de seres queridos. Creo que no hay nada que pueda explicar o atenuar lo que es perder a un ser querido, por algo nos hemos reunido todos aquí, en un esfuerzo para ver colectivamente cómo podemos ayudar a las personas que han pasado por esta situación, y entender mejor la importancia de lo que nosotros, como universidad, estamos llamados a hacer”, expresó el Rector Ennio Vivaldi.

Asimismo, la máxima autoridad de la Casa de Bello recalcó algunas realidades sociales que la pandemia ha develado. “Me parece importante la forma en cómo esta vivencia nos devuelve hacia lo más central, entendernos como una institución que busca el bien común, que entiende también que las posibilidades de que una persona muera hoy en Chile están estrechamente vinculadas a las situación social y economía en que la persona está, y cómo podemos poner al servicio de la comunidad nuestras capacidades y lo que sabemos en salud, en ciencias sociales, en modelamiento matemático y en muchos otros ámbitos, y es lo que hemos venido haciendo y hemos intentado hacer”.

La académica de la Facultad de Filosofía y Humanidades, y presidenta de la Asociación Nacional de Funcionarios Académicos de la U. de Chile (ACAUCH), Kemy Oyarzún, destacó la importancia de las labores realizadas por cada una de las personas de la comunidad universitaria que fallecieron en este período. “Conmovida saludo hoy este sentido homenaje a aquellas vidas de nuestra comunidad universitaria que se apagaron debido a la pandemia que cruza el mundo. Los ecos de estas voces resonaran por todos los rincones de esta casa universitaria durante mucho tiempo. Sus chispazos, siempre audibles, y las huellas imborrables de sus quehaceres son demasiado ausentes, pero ellas y ellos tejen nuestras historias. Han dejado sus huellas en laboratorios y talleres, en programas de cursos interrumpidos, en conversaciones de pasillos, en cátedras y escritorios. Dialógicas, sus memorias se van haciendo audibles. Comunidades de trabajos múltiples y diversos, trabajos no siempre equitativos, me dice al oído ACAUCH, no siempre equivalentes. Con todo, las paredes de nuestros centros e institutos mueven y conmueven esta memoria, aquí están las y los que interrumpieron su andar y ya no están”

Como representante de las y los estudiantes, Noam Vilches, delegade de bienestar, también abordó la importancia de los ritos cuando vivimos el duelo por la pérdida de personas cercanas. “Nuestra gente, nuestros dolores y nuestras muertes se han convertido en números. El reflejo de nuestro padecimiento fue puesto en gráficos que poco y nada dicen de lo que estamos viviendo. Gracias nuevamente por este espacio, que espera ser algo distinto al ‘¿dónde contrajo la enfermedad? ¿quién tiene la responsabilidad?’, distinto a buscar las salvedades legales que nos permitan ahorrar o poner lejos las responsabilidades, que muchas veces se justifican en una recesión económica que parece ser que nos permite marginar nuestros dolores y padecimientos en este contexto”.

Por su parte, la presidenta de la Federación Nacional de Funcionarios y Funcionarias de la U. de Chile (Fenafuch), Myriam Barahona, quien instó por la instalación de una placa conmemorativa a las personas que murieron en este contexto una vez concretado el regreso presencial de las labores universitarias. “Queremos pedir perdón como representantes del Estado a nuestros compatriotas que cayeron en la lucha contra esta pandemia. Pedir perdón porque la mayoría eran trabajadores, padres, madres, hijos, y el Estado y este gobierno, lamentablemente, no han estado a la altura para resguardar la vida de nuestros compatriotas”.

La actividad contó con la participación de diversas autoridades universitarias, como las y los vicerrectores Rosa Devés, Heidi Brener, Faride Zerán, Sonia Pérez y José Miguel Piquer, junto a decanas y decanos de diversas facultades e institutos, representantes del Senado Universitario y la comunidad universitaria, que se conectó a través de una transmisión en vivo. Las interpretaciones musicales estuvieron a cargo de Soledad Mayorga y Arturo Jiménez, soprano y bajo barítono de la Camerata Vocal de la U. de Chile, respectivamente.

Vuelve a ver la ceremonia aquí:

Compartir:
https://uchile.cl/u166959
Copiar