Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Formación

Ingeniería Agronómica y en Recursos Naturales Renovables renuevan sus mallas en miras al desarrollo sustentable

La producción de alimentos saludables y la modernización de la gestión del territorio y del medio ambiente son las principales líneas de acción de las nuevas mallas curriculares para ambas carreras, impartidas por la Facultad de Ciencias Agronómicas.

Las dos carreras que imparte la Facultad de Ciencias Agronómicas han modificado sus mallas a contar del 2021.

Las dos carreras que imparte la Facultad de Ciencias Agronómicas han modificado sus mallas a contar del 2021.

Para alcanzar estos cambios en las mallas curriculares se trabajó en un proceso participativo con la comunidad.

Para alcanzar estos cambios en las mallas curriculares se trabajó en un proceso participativo con la comunidad.

Uno de los cambios más importantes en las mallas es el componente práctico de la formación a partir del sistema de clínicas.

Uno de los cambios más importantes en las mallas es el componente práctico de la formación a partir del sistema de clínicas.

Desde el año 1927, la formación de la Ingeniería Agronómica en la Universidad de Chile ha estado orientada a contribuir al desarrollo del país; 70 años después, y atendiendo a las demandas por la lucha contra el cambio climático y la desertificación, la Facultad de Ciencias Agronómicas (FCA) creó la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales Renovables.

Hoy, las exigencias por garantizar el derecho a generaciones futuras de vivir en un medioambiente sano, promoviendo la conservación de la naturaleza, han generado un replanteamiento de las mallas curriculares de ambas carreras para la formación de nuevos profesionales, que tiene como eje central la sostenibilidad de los recursos naturales.  

“El valor fundamental, radica en que los cambios realizados, responden a lo que requiere una sociedad que mira al futuro y que se desarrolla pensando en mejorar los sistemas productivos, económicos y sociales, que en este caso se sitúan en mejorar las competencias de nuestros futuros profesionales que trabajarán en agricultura, alimentos y recursos naturales renovables. Planteamos planes formativos comprometidos con el avance tecnológico científico y social de nuestro país y también pensando en la inserción laboral de nuestros egresados en diversos países de América Latina, que nos reconocen liderazgo en estas materias”, sostuvo el decano Roberto Neira

Para alcanzar estos cambios en las mallas curriculares se trabajó en un proceso participativo con la comunidad académica y estudiantil en conjunto, y actores públicos y privados del medio en el cual de insertan laboralmente los profesionales egresados de la FCA. De acuerdo con el decano Neira, fue un trabajo “con mucha discusión, reflexión y debate académico que finalmente pudo decantar en una importante renovación de nuestros planes de estudio, para contar con una oferta de carreras modernas y en sintonía con lo que demanda el país de cara a su desarrollo y bienestar”.

Sostenibilidad, el eje central

Tanto la carrera de Ingeniería Agronómica, como la de Ingeniería en Recursos Naturales Renovables, tienen como centro de acción la sostenibilidad, un sello que destaca a las y los profesionales egresados de estas carreras en la Universidad de Chile.

Las ingenieras e ingenieros agrónomos promueven una agricultura innovadora, sostenible y de respeto cultural, con capacidad de emprendimiento y de análisis científico. A su vez, las ingenieras e ingenieros en recursos naturales renovables son profesionales comprometidos con el desarrollo sostenible del país y preservación de los recursos naturales, con visión territorial, científica y con capacidad de innovación.

El director de la Escuela de Pregrado de la FCA, Marcos Mora, señaló que tanto Ingeniería Agronómica como Ingeniería en Recursos Naturales Renovables, “se ajustan a los cambios globales que estamos viviendo. Dichos cambios se enmarcan en el respeto a los recursos naturales y el medio ambiente en un contexto de sostenibilidad en la proyección del uso de recursos naturales y personas”.

Uno de los cambios más importantes en las mallas es el sistema de clínicas, el componente práctico de la formación, donde estudiantes realizan salidas a terreno y mantienen contacto con el medio en el que se desarrollarán profesionalmente. “Se presenta a lo largo de toda la carrera, de manera que los estudiantes puedan ir visualizando con claridad su inserción laboral”, enfatizó el profesor Mora. 

“Las nuevas mallas contienen un currículo más flexible en su estructura formativa, que incluye de manera importante conceptos de sostenibilidad en la agricultura, agroecología, agricultura digital, distintas clínicas en donde los estudiantes podrán poner en práctica lo aprendido en los cursos conforme se avanza en la carrera”, afirmó el profesor José Ignacio Covarrubias, académico del Departamento de Producción Agrícola que participó en esta actualización curricular.

Modernización y puesta en marcha

Este proceso de modernización también considera la internacionalización de la carrera, por lo que se ha incorporado el idioma inglés en forma obligatoria. A esto se suman contenidos en tecnología y digitalización y la oferta de asignaturas electivas, que favorecerán la especialización de los estudiantes en su formación de pregrado.

“Se abordarán diversas temáticas, muchas de ellas innovadoras, como por ejemplo asignaturas relativas a agricultura digital y urbana, energías no convencionales renovables, enología, agroecología, bienestar animal, modelos para el control integrado o biológico de plagas y enfermedades, ordenamiento territorial, agronegocios, políticas públicas, innovación agroalimentaria, manejo sostenible de suelos, gestión de recursos hídricos, entre muchas otras”, añadió el decano Neira. 

Implementación

El proceso ya comenzó y quienes ingresen a estudiar el año 2021 contarán con estos nuevos programas de estudios. “Estamos trabajando en la implementación de los dos primeros años, fundamentalmente asignaturas de ciclo básico, pero con una diferencia importante, que es la aplicación de ellas hacia las profesiones que ofrecemos. También, hay una asignatura en primer año que implicará trabajo inter y multidisciplinario ya que aborda el estudio de la biodiversidad en su ámbito más amplio e integrador”, detalló el profesor Mora.

El profesor Covarrubias destacó que los mismos estudiantes son “los que han mostrado un interés permanentemente por aprender nuevas formas de hacer agricultura, incorporando conceptos de cuidado al medio ambiente, economía circular, la agroecología, rescate de recursos genéticos, etc.”. 

Por otra parte, en este proceso de modernización se han realizado cambios en el proceso de titulación, que se reflejarán en menores plazos. 

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u170164
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: