Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Facultad de Artes

Hasta el 20 de enero:

Arturo Cariceo expone junto a Esther Ferrer y Concha Jerez en España

Comisariada por Fernando Castro Florez, la exposición "Cuidado y peligro de sí" fue inaugurada el pasado mes de noviembre en Sala Amós en Salvador de Logroño, España. Una muestra colectiva que traza una meditación sobre los modos del <"vivir juntos de otra manera" y en la que destacados artistas presentan trabajos performativos, video-instalaciones, esculturas, dibujos, fotografías y cuadros.

Cuidado y peligro de sí fue inaugurada el pasado mes de noviembre en Sala Amós en Salvador de Logroño, España en la que participa Arturo Cariceo.

"Cuidado y peligro de sí" fue inaugurada el pasado mes de noviembre en Sala Amós en Salvador de Logroño, España en la que participa Arturo Cariceo.

Una exposición que ha pretendido ser un ensayo filosófico sin deslizarse hacia cuestiones crípticas o desplegar una erudición académica, abriendo cuestiones y diseminando problemas,

Una exposición que ha pretendido ser un ensayo filosófico sin deslizarse hacia cuestiones crípticas o desplegar una erudición académica, abriendo cuestiones y diseminando problemas,

En una perspectiva (todavía)-pandémica (sin recurrir a planteamientos literalistas) se presentan obras de artistas que llevan años planteando la cuestión del sujeto más allá de los estereotipos¿ FCF.

"En una perspectiva (todavía)-pandémica (sin recurrir a planteamientos literalistas) se presentan obras de artistas que llevan años planteando la cuestión del sujeto más allá de los estereotipos¿ FCF.

Arturo Cariceo exhibe una de sus Obras Invisibles, a la que Castro Flórez tituló La Mano Invisible.

Arturo Cariceo exhibe una de sus Obras Invisibles, a la que Castro Flórez tituló La Mano Invisible.

Mi tesis es que los anfitriones de turno nunca se dan la molestia de leer mi decálogo para hacer Obras Invisibles, Tercera Internacional Neopompier y así no me interesa exponer, dijo Cariceo.

"Mi tesis es que los anfitriones de turno nunca se dan la molestia de leer mi decálogo para hacer Obras Invisibles, Tercera Internacional Neopompier y así no me interesa exponer", dijo Cariceo.

Arturo Cariceo realizó una performance de 57 segundos de duración con Adam Smith y Milton Freedman.

Arturo Cariceo realizó una performance de 57 segundos de duración con Adam Smith y Milton Freedman.

Enlaces relacionados
Sitio web de la exposición "Cuida y peligro de sí"

Esther Ferrer y Concha Jerez, ambas Premio Velázquez de Artes Plásticas; artistas de relevancia internacional como Bernardí Roig, Liliana Porter, Ana Tiscornia, Eugenio Merino, Teresa Margolles o Regina José Galindo, estas últimas premiadas en la Bienal de Venecia; la artista nacida en Logroño Maite Centol; y artistas de media carrera ascendente como Rocío Garriga, Santiago Talavera, Diana Larrea, Avelino Sala, Abigail Reyes, Almudena Lobera, además de dos creadores inclasificables como el dramaturgo Rodrigo García o Domingo Sánchez Blanco, compartieron el espacio expositivo con el artista visual nacional y académico del Departamento de Arte Visuales de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, Arturo Cariceo, en la exposición Cuidado y peligro de sí.

“Cuando ocurrió esta invitación, quedé impactado por dos razones: la primera, participar por la cortesía de Fernando Castro Flórez, un gran amigo pero también uno de los comisarios más importantes (y el más arriesgado) de Hispanoamérica, ya que además de su protagonismo como filósofo, crítico de arte, profesor titular de Estética y Teoría de las Artes de la UAM y miembro de la Comisión Asesora del MNCA Reina Sofía, entre otros laureles, se la juega como Youtuber. Segundo, compartía tribuna con la energía de artistas muy importantes, cuya variedad e intensidad documentan la irrupción de la cultura subterránea hacia la superficie del mundo del arte actual”, confesó el profesor del DAV.

Para este artista visual su participación en Cuidado y peligro de sí “fue como tocar en los legendarios clubs CBGB o Haçienda. Aunque la Sala Amós Salvador no es sucia, maloliente, ni sudorosa como la newyorkina CGCB; ni tampoco un elefante blanco como la mancuniana Haçienda. A lo que voy, es que invitaciones como estas no se presentan dos veces. Sobre todo, cuando tus obras como las que hago, son  ‘invisibles’”, agregó.

Y es que la exposición, en general, ha pretendido ser un ensayo filosófico sin deslizarse hacia cuestiones crípticas o desplegar una erudición académica, abriendo cuestiones y diseminando problemas, más bien centradas en el contexto mundial que ha dejado la pandemia por el Covid-19.

Así lo manifestó el curador, Fernando Castro Flórez, que en su guión comisarial señala: “estamos replegados en la cuarentena, des-movilizados por la pandemia del covid-19, hemos tenido que aprender a vivir juntos de otra manera" y advierte que "hemos escuchado hasta la saciedad discursos que balbucean ante el horizonte que califican de 'vuelta a la normalidad', usándose de forma extremadamente confusa el término ‘desescalada’, cuando acaso solamente se esté alegorizando un batacazo tremendo, o peor, una incapacidad para empezar a afrontar lo que nos pasa".

Similar opinión entregó Cariceo sobre la exhibición, que según él “una de las primeras cosas que la caracteriza, es la de ser una exposición realizada en torno al período difícil de pandemia que vivimos, donde el mundo de la cultura la está pasando mal. Los artistas invitados tratan el asunto desde distintos lados, unos de manera heroica, otros de protesta, etc. Y eso marca una interesante diferencia”.  

Agregó, además, que “desde mi perspectiva, todo lo pasado parece ahora una buena época, pero los problemas siguen siendo los mismos: desigualdad y concentración de riqueza. Aunque ahora con multimillonarios chilenos, 20% más ricos, también con descerebrados que amenazan la salud, el tejido social y la seguridad económica mundial (pienso en Trump y similares) junto con la reiterada y sistemática falta de empatía, desconexión e impunidad con todo lo que pasa en el país, por parte de los endogámicos clubes de la élite empresarial, política e intelectual, que se saltan las leyes como quieren, al igual que los narcos”.

De allí que el título de la exposición fusione dos ensayos: El cuidado de sí de Michel Foucault y Pureza y peligro de Mary Douglas. “Esta aproximación de la historia-genealógica de la sexualidad y el análisis de la contaminación y el tabú sirve (estratégicamente) para trazar una meditación sobre los modos (sintomatológicos) del “vivir juntos”. En una perspectiva (todavía)-pandémica (sin recurrir a planteamientos literalistas) se presentan obras de artistas que llevan años planteando la cuestión del sujeto más allá de los estereotipos”, explicó Fernando Castro Flórez.

La mano invisible

De este modo, obras performativas, video-instalaciones, esculturas, dibujos, fotografías y cuadros se agrupan en la exposición en la que Arturo Cariceo exhibe una de sus Obras Invisibles, a la que Castro Flórez tituló La Mano Invisible. 

“Siempre que me invitan a exponer Obras Invisibles hay altibajos, porque el curador, galeristas o los que mueven los hilos en los museos no están acostumbrados. Uno de los problemas es que empiezo a recibir toda clase de consejos de todo el mundo y eso termina tocando los huevos. Mi tesis es que los anfitriones de turno nunca se dan la molestia de leer mi decálogo para hacer Obras Invisibles, Tercera Internacional Neopompier y así no me interesa exponer. Sin embargo, con Fernando Castro Flórez nada de esto ocurre. Es un gusto trabajar con él, además de agregar su espontaneidad a prueba de balas, él tituló mi obra y fue todo un acierto”, contó Cariceo.

Este profesor del DAV explicó que su obra “ha sido ‘estar’ en la exposición durante toda su exhibición, atento a los distintos tipos de mediación, a las posibilidades documentales de la muestra, a los límites de mutabilidad de la misma en las redes sociales, sin perder su identidad curatorial ni el carácter ‘coral’”.

Además realizó una performance de 57 segundos de duración con Adam Smith y Milton Freedman, “también, un tik-tok donde literalmente no ocurre nada, cápsulas donde Fernando comenta las obras exhibidas y viñetas mías, escritas espontáneamente en el transcurso de la exposición”, señaló.

Apegándose a lo que ha sido la nueva realidad después del Covid-19, la obra de Cariceo también se ha acomodado con el paso del tiempo de la exhibición. “Es curioso, tengo la impresión de que mi obra se fue constituyendo durante todo el período de exhibición, y donde lo trabajado es la noción de tiempo limitado aunque no precisado. Me pareció estar tocando temas de Ramones. Todo fue rápido. Álvaro Juaneda (Mediador cultural de la Sala Amós) y Fernando Castro enviándome insumos para las ‘obras-posteo’, yo cambiando la estética de la cuadrícula de IG, una y otra vez, y así”.

Para Arturo Cariceo su obra Mano Invisible, viene a reforzar su postura de darle espacio a las artes visuales en Internet. Al respecto afirmó: “Del mismo modo que en los noventa fui promotor de las páginas web como soporte de obra y, con el cambio de milenio, lo hice con las plataformas institucionales y patrimoniales en línea; durante lo que llevamos del siglo estoy involucrado dando una vuelta de tuerca más al asunto, a través de las redes sociales y la cultura intuitiva de los ‘prosumer’”, concluyó

Cabe destacar que este jueves 14 de enero, a las 19:00h de España (15 horas Chile), se realizará un conversatorio final vía Zoom, titulado: En tiempo Glacial o el Estado Crítico del Arte, en el que participarán Juan Manuel García Calvo (director de la Sala Amós Salvador de Logroño), Fernando Castro, Concha Jerez, Almudena Lobera, Eugenio Merino, Santiago Talavera, Avelino Sala y Arturo Cariceo. Para los interesados, se puede acceder a través del Canal Youtube de la Sala Amós Salvador.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u172501
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: