Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Facultad de Arquitectura y Urbanismo

FAU lanza nueva sala híbrida con dos clases de pregrado de primer año para las carreras de Arquitectura y Diseño

Los nuevos espacios de trabajo docente mezclan elementos tecnológicos con características tradicionales de una sala de clase, logrando brindar una nueva experiencia a los y las estudiantes de la facultad que los acerca a la vida universitaria, estén tanto en modalidad presencial como también a distancia.

Después de semanas de preparación, simulaciones y testeos, la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile (FAU) lanzó su nueva infraestructura híbrida, que permite desarrollar clases bajo esta nueva modalidad, en preparación a lo que serán las acciones paulatinas y graduales de retorno proyectadas para el 2021. Este proyecto se desarrolló gracias a un esfuerzo conjunto entre la Escuela de Pregrado, el Centro de Enseñanza y Aprendizaje (CEA), la Unidad de Servicios de Tecnologías de Información y el Centro de Proyectos Estratégicos. 

Tecnología híbrida

La sala cuenta con una serie de equipamientos tecnológicos que permiten al docente desarrollar una experiencia de clase de forma natural, pudiendo utilizar la totalidad de herramientas disponibles en un espacio normal de clases. El equipamiento consta de una serie de cámaras, sistemas de audio y microfonía, monitores de retorno y visualización, softwares de gestión y capturadoras de pizarra, todo esto conectado al sistema Zoom, U-Cursos (plataforma de gestión docente) e Internet. Estos elementos funcionando en conjunto recrean la experiencia de clase tanto para aquellos estudiantes presenciales, como para aquellos en modalidad remota, brindando una dinámica de enseñanza y aprendizaje más potente que la clase virtual de emergencia. 

Experiencia real con clases de pregrado

El hito de lanzamiento, el cuál marca un hecho histórico para la Facultad, se realizó con la ejecución de tres clases de primer año: dos de matemáticas en Arquitectura, a cargo del profesor Sebastián Calzadillas, y una de Proyecto II en Diseño, bajo la docencia del profesor Mauricio Vico. Para el desarrollo de esta experiencia, ambos docentes debieron participar de un proceso de inducción, donde se les explicaron los protocolos de funcionamiento del sistema y de salud y seguridad. Cabe destacar que el sistema es totalmente autónomo y puede ser operado fácilmente por el mismo docente, sin necesidad de ayuda o soporte externo, utilizando la interfaz habitual de Zoom y U-Cursos destinada para las clases remotas.

La experiencia fue ampliamente destacada por ambos profesores participantes, quienes enfatizaron el importante avance que significa para la facultad esta nueva tecnología, estando a la par con los avances evidenciados por universidades de avanzada a nivel mundial.

En este sentido, el profesor de Arquitectura, Sebastián Calzadillas, recalcó: “Esta fue una experiencia fantástica, no sólo por el tema de tener mayor espacio para moverse, comparado con el que tenemos cuando trabajamos desde la casa, sino que además tiene la potencia de volver a rescatar aspectos y dinámicas de la clase que uno está acostumbrado a hacer, como, por ejemplo, el uso de la pizarra en tiempo real, tener diversas cámaras que permitan al estudiante entender las ejemplificaciones que estamos dando, algo crítico en la enseñanza de matemáticas. En general, los y las estudiantes fueron capaces de vivir una experiencia más real y cercana a lo que es una clase universitaria, aun cuando estén desde sus casas. El equipamiento es increíble y de verdad permite ir un paso más allá para integrar la tecnología en nuestra docencia y nuestras diciplinas. Considero que es una herramienta muy potente”. 

En la misma línea, el docente de diseño, Mauricio Vico, subrayó las bondades de este nuevo sistema, señalando: “La dinámica con esta sala híbrida cambia totalmente la relación con los estudiantes. No es lo mismo estar en las cuatro paredes de tu casa que poder estar aquí en la sala. Te permite mayor movilidad y soltura. Es muy potente como el sistema recoge la naturalidad de la clase, del uso de la pizarra, pero todo con un soporte tecnológico tremendo. Yo pensé que me pondría nervioso rodeado de tanta tecnología, quizás que algo pudiese fallar, pero no fue así, y todo funcionó muy bien. No me sentí incómodo para nada, en un momento me sentí casi como cuando estábamos en las clases habituales. De verdad creo que este avance tecnológico que estamos haciendo es increíble. Me imagino que después tendremos clases aquí presenciales, pero con este sistema conectándonos con docentes invitados de todo el mundo, o estudiantes de otros países que quieran visitar nuestras clases, compartiendo como si estuviésemos en el mismo lugar. Creo que con esta tecnología que se instaló en la Facultad podemos lograr cosas impresionantes a futuro”.

Recepción de los y las estudiantes 

Para el grupo de estudiantes participantes, con el cuál se tuvo la oportunidad de dialogar en ciertos momentos en la ejecución de las clases, la dinámica evidenciada fue totalmente diferente a la habitual de la clase remota de emergencia. Según el profesor Calzadillas, “la dinámica con el grupo de estudiantes se potenció, ya que ellos no sólo me veían a mí, sino que todo el ambiente que rodea la ejecución de una clase, y eso da mucha más naturalidad al proceso de enseñanza”.

Una opinión similar recalcó el académico Mauricio Vico, el cuál tuvo la oportunidad de dialogar y consultar directamente a los y las estudiantes su experiencia en esta nueva modalidad. “Esta fue una gran experiencia para el grupo de estudiantes. Ellas sintieron que estaban en la sala. Me llamó la atención que valorarán mucho el poder usar cosas tan simples en la sala, como la pizarra, los espacios, permite una dinámica que es imposible lograrla cuando estamos en casa y las estudiantes lo notaron y resaltaron. Creo que bajo está dinámica mis estudiantes hablaron mucho más, casi todos con cámaras prendidas y ellas mismas comentaron que la clase fue mucho más real, más formal, cercano a lo que ellas se imaginan como una clase universitaria, lo cual es un punto importante”. 

Finalmente, para a Directora de la Escuela de Pregrado, Profesora Gabriela Muñoz, este hito es parte de los esfuerzos permanentes desde la dirección de escuela por brindar la mejor experiencia educativa posible para los y las estudiantes de la facultad, a pesar de las complejas condiciones que ha planteado la pandemia. En este sentido, la directora remarcó: "para la Escuela de Pregrado y sus carreras es muy gratificante ver esta opción de clases reales en salas híbridas, donde la interacción con profesor y entre estudiantes se ve tan mejorada. Agradecemos la motivación que han mostrado los profesores que se animaron a hacer estos pilotos. Es emocionante la reacción de estudiantes que al ser mechones 2020, no conocen la FAU, ni a sus compañeros(as) ni profesores(as) en vivo y que esto les da una experiencia más real de formación universitaria”. 

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u172988
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: