Carta a toda la comunidad de la Universidad de Chile

Espero que esta comunicación los encuentre bien a ustedes y a su entorno cercano. Ante la preocupante alza en las cifras de contagios de COVID-19 entregadas por el Ministerio de Salud y la crítica situación sanitaria que atraviesa el país, queremos hacer un llamado a toda la comunidad universitaria a extremar las medidas de autocuidado para protegernos y cuidar a quienes nos rodean. Hoy, más que nunca, es de vital importancia seguir las recomendaciones entregadas por las autoridades de Salud, entre ellas, el distanciamiento físico, uso de mascarilla, lavado constante de manos, y evitar tanto como sea posible el salir de nuestros hogares.

El proceso de vacunación en curso ha permitido que más de 5 millones de personas hayan recibido dos dosis de vacuna, cifra que con el paso de las semanas se irá incrementando. Sin embargo, la recomendación entregada por expertos y expertas es a mantener de igual manera las medidas sanitarias. Debemos tener presente que existen plazos para la efectividad de la vacuna, la que se hace relevante recién transcurridas dos semanas después de la segunda aplicación. Igualmente, es importante recalcar que en un número de casos la vacuna va a evitar una expresión grave de la enfermedad, lo que no quita que estas mismas personas puedan ser portadoras y propagadoras del virus.

La salud y seguridad de las comunidades universitarias son parte de nuestro compromiso con el país. Junto a las demás autoridades del Consejo de Rectores hemos gestionado la vacunación de las y los integrantes de las diferentes universidades. Existe un compromiso del Ministerio de Salud de cumplir con esa petición, sin embargo, la fecha de este proceso aún no ha sido entregada. Apenas se tome esa decisión ustedes serán informados por nuestros canales oficiales.

Sabemos que la pandemia ha causado impactos en diferentes aspectos de la vida de cada uno de nosotros y de quienes nos rodean, razón por la que hemos relevado en las más diversas instancias la importancia de la Salud Mental, uno de los principales aspectos que nos puede ayudar a sobrellevar de mejor manera este período. Como Universidad hemos sido activos en la promoción de acciones y programas que ayuden a los diferentes grupos de la población en el actual contexto, especialmente enfocados en quienes son más vulnerables. Estas inquietudes se expresan en la propuesta de Estrategia Nacional de Salud Mental y en el documento Bases para una Comunicación de Calidad en Tiempos de Pandemia, con recomendaciones para una comunicación de riesgo efectiva. Ambos trabajos han sido presentados en la Mesa Social y a diversos actores nacionales, espacios donde también hemos insistido en la necesidad de entregar más y mejores herramientas por parte del Estado para que las y los ciudadanos puedan enfrentar las cuarentenas sin tener que salir a buscar el sustento diario.

Asimismo, la promoción del bienestar psicológico y físico de toda la comunidad ha sido el norte de las campañas comunicacionales y psicoeducativas que la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios (VAEC) ha realizado a través de sus redes sociales y que seguirá ofreciendo sistemáticamente en sus distintas plataformas. Tanto las Direcciones de Deporte y Actividad Física, de Bienestar y Desarrollo Estudiantil y de Asuntos Comunitarios, han incrementado las actividades online para el desarrollo cultural, la actividad física y el acompañamiento a los procesos de inclusión.

A su vez, las atenciones en salud mental para nuestros estudiantes han sido posibles gracias al permanente trabajo del SEMDA y de las distintas unidades de apoyo psicológico y psiquiátrico, que han triplicado su esfuerzo para cubrir los actuales requerimientos. En todas estas actividades, el diálogo y la participación han sido y serán herramientas centrales para potenciar la calidad de vida universitaria, y así reducir los posibles impactos negativos.

Hoy en que vivimos uno de los momentos más difíciles de la pandemia agradecemos también el esfuerzo que cada uno de ustedes ha puesto durante el último año para asegurar el desarrollo de nuestras labores académicas, de investigación y administrativas. Es gracias a sus aportes y compromiso que Chile cuenta con su Universidad, una que sigue contribuyendo en esta emergencia y cumpliendo su misión para con el país.

Compartir:
https://uchile.cl/u174613
Copiar