Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias

Día Mundial de la Medicina Veterinaria

Leopoldo Stuardo: “La medicina veterinaria logró dar respuesta a la población”

El destacado egresado y ex académico de Favet, que se desempeña actualmente como coordinador científico en bienestar animal del Departamento de Normas de la Organización Mundial de Sanidad Animal, nos entrega su visión sobre el rol del Médico Veterinario en esta pandemia.

Cerca de 145 millones de personas en todo el mundo han contraído Covid-19 desde que se inició la pandemia en diciembre del 2019, de ellas, tres millones han perdido la vida contra esta enfermedad infecciosa que surgió a partir de la interacción entre el ser humano y la vida silvestre.

Siendo la más importante de las enfermedades zoonóticas a lo largo de la historia mundial, el Covid-19 ha generado importantes cambios en la vida de la población y ha relevado la labor que desempeñan profesionales de salud, como las y los médicos veterinarios.

Leopoldo Stuardo, egresado de Favet, trabaja desde el 2014 en la sede central de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y ha desarrollado su carrera en el ámbito de la economía, producción y bienestar animal. Desde su oficina en París, Francia, sostiene que el rol del Médico Veterinario ha sido fundamental para apoyar la lucha contra esta pandemia.

El rol del Médico Veterinario es sensibilizar a todos los actores involucrados sobre la importancia de los aspectos donde tenemos mayor expertise, que es esta interfaz entre los humanos y los animales y también en el área de la salud y el bienestar de los animales. La pandemia ha sido un catalizador para reforzar la necesidad de un manejo adecuado de los animales en su relación con las personas y ha sido positivo que se haya dado la discusión de trabajar de forma colaborativa para superar esta crisis y no solo desde una postura”, afirmó Stuardo.

Como referente técnico a nivel mundial sobre sanidad animal, la OIE entrega información clara y oportuna a instituciones públicas y privadas, profesionales, y también a la ciudadanía. Especialmente en esta pandemia, hay mucha demanda por contenido veraz sobre la interfaz humano-animal y las enfermedades emergentes, y para ello, el organismo internacional creó un grupo de trabajo dedicado especialmente al Covid-19, sistematizando y difundiendo información a través de sus canales de comunicación.

“Hay mayor demanda de participación e información a partir del origen de esta pandemia y, en ese sentido, la medicina veterinaria logró darle respuesta a la población”, destacó Stuardo.

Para el coordinador científico de bienestar animal de la OIE, la visión que te entrega la carrera de medicina veterinaria en Favet es muy amplia y te permite trabajar con otras disciplinas en busca de un objetivo común. “Vemos a las especies desde diferentes ámbitos: el económico con la producción; el clínico, sobre la salud; el social, con los beneficios que los animales entregan a la gente; entre otros. Entonces esta versatilidad que nos da la formación hace que siempre estemos dispuestos a participar”, detalló.

La OIE tiene una historia de casi 100 años, pero no es sino desde el año 2000 que incorporó el enfoque de bienestar animal en sus normativas que son seguidas por sus 182 países miembros. La información sanitaria es clave en su quehacer y se encarga de entregar notificaciones de alerta sobre enfermedades emergentes, por ejemplo.

Así como emite notificaciones, también recibe información, incluso de la ciudadanía. Stuardo comenta que recibe cartas desde todo el mundo sobre bienestar animal. Algunas que tienen que ver con diferencias culturales que llaman la atención de turistas cuando visitan otros países y otras con importantes denuncias de deficiencias en el cuidado de los animales.

Las restrictivas medidas sanitarias por la pandemia, sobre todo las de desplazamiento, han acarreado serios problemas de bienestar animal explica Stuardo, señalando que “las condiciones se estaban complicando para mantener el cuidado de los animales, lo que ha generado graves problemas por ejemplo con limpieza de corrales, establos, entrega de alimentos, cuidados médicos, aplicación de vacunas. Situación que se ha presentado en varios lugares del mundo”.

Asimismo, se ha generado gran alerta por la transmisión de covid a animales y entre ellos. “Como los animales de pieles, por ejemplo, donde hubo matanza de visones en Dinamarca, Holanda. Abandono de mascotas. Las restricciones deben tomar en cuenta el bienestar animal para una decisión, y que esta sea tomada por un equipo que puede tomar en cuenta diferentes aspectos de la vida”, puntualizó el profesional que en la década del 2000 participó como académico de Favet.

“Puede haber consecuencias económicas, animales en malas condiciones pueden morir. Las condiciones sanitarias pueden propagar otras enfermedades. Y hay consecuencias sociales también, porque la gente va a cerrar sus negocios”, enfatizó, destacando que la OIE ha logrado trabajar en cooperación con ONGs y hemos tratado de establecer acuerdos de protección a los animales.

Bajo el enfoque de Una Salud, Stuardo reafirma la idea de que esta pandemia es una oportunidad para que la Medicina Veterinaria continúe su labor de forma colaborativa con otras disciplinas para trabajar por la salud pública y también participar, por ejemplo, con Naciones Unidas en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sustentable, desde la equidad de género, el acceso al agua, el uso adecuado de antibióticos; entre tantos otros.

Actualmente la OIE tiene un acuerdo tripartito con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) donde trabajan en temas comunes, como la estrategia para terminar con la rabia; proyectos a largo plazo que gestionados en colaboración obtendrán mejores resultados.

“El mismo problema podemos ponerlo en Chile, debe haber un trabajo articulado entre diferentes servicios para controlar la población canina, por ejemplo. Hay estándares de la OIE que pueden seguir para ello, pero si las instituciones no se juntan, no se puede lograr la erradicación”, advirtió Stuardo.

“Hay mucho que aprender de otras ciencias, como las ciencias sociales por ejemplo. Debemos incorporar otros aspectos donde el Médico Veterinario puede aportar más para poder resolver un tema tan global y complejo como este. Tomar en consideración muchas cosas para que lo se haga en el tiempo, perdure en forma positiva; y para lograr generar algo sustentable, se debe trabajar de forma transdisciplinaria para tener herramientas y resolver el problema”, añadió.

Para concluir, el profesional refuerza la idea de que “ver diferentes realidades te hace tomar decisiones más equilibradas para cualquier problema que uno pueda enfrentar, estar en culturas diferentes, estar abierto a otras experiencias a otros idiomas. Como experiencia personal, esto me ha dado la posibilidad de realizar mi trabajo como médico veterinario en mejoramiento ambiental y promover el bienestar animal”.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u174976
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: