Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Facultad de Odontología

Funcionarios despiden su período laboral en FOUCh

Luis Águila Muñoz, Luis Flores Lazcano y Pablo Araya cumplieron más de 40 décadas de desempeño acompañando la trayectoria formativa y humana de la comunidad odontológica.

El viernes 30 de abril de 2021, cruzaron la puerta de la Facultad de Odontología por última vez, como personal de colaboración activo de nuestra Casa de Estudios Luis Águila Muñoz, Luis Flores Lazcano y Pablo Araya. Su retiro programado fue sorprendido por una pandemia que no da tregua y que genera olas de contagios que la autoridad sanitaria intenta contener con medidas restrictivas a la movilidad de las personas; lo que configuró una escena austera, hasta solitaria, la que despidió el último día laboral.

Con más de 4 décadas de desempeño, los tres funcionarios dejan una huella imborrable en generaciones de estudiantes, hoy cirujanos y cirujanas dentistas de la Universidad de Chile, a quienes acompañaron en sus trayectorias formativa como hijos e hijas de Bello.

La memoria laboral y humana

Su lugar de trabajo diario fue el Laboratorio Central, y a Luis Águila le cuesta escoger el mayor recuerdo que atesora de sus años de trayectoria en la Facultad de Odontología, “es difícil escoger uno, ya que son muchos los recuerdos que se me vienen a la mente. Por ejemplo, haber conocido a grandes profesores de los cuales aprendí mucho, prefiero no dar nombres para no dejar sin agradecimiento a otros”.

También, agrega, “la satisfacción de haber aportado a la formación profesional de muchos estudiantes con un pequeño grano de arena, ya sea ayudándolos en sus trabajos de laboratorio, escuchándolos y orientándolos, en la medida de posible. Además, sentir la confianza que ellos depositaban en mí, lo que hace que uno se sienta agradado con el trabajo que uno desempeña”.

Y hay algo que siempre tendrá presente, afirmó Luis Águila, “la actividad deportiva junto con mis compañeros funcionarios, cuando por años participamos en las competencias deportivas representando a la Facultad en los Campeonatos Interfacultades, del cual en el año 1993 fuimos campeones y por ser el capitán del equipo, levantar la copa”.

Como Jefe de Biblioteca Central de Odontología, Luis Flores destaca dos momentos inolvidables “uno tiene que ver con mi profesión y con el grado de pertenencia e involucramiento que sentí con la institución, en los albores del Decanato del Dr. José Matas, quien con su visión y el anhelo de tener una gran biblioteca, la que se ocupara real y efectivamente de las necesidades de investigación y de las bibliografías curriculares y sus exigencias, conversa, planea y nos solicita proyectar la futura biblioteca”. Entonces, la Biblioteca fue trasladada desde la casona, ubicada en la calle Bellavista, “donde sus subterráneos llovidos en invierno albergaban malamente el material bibliográfico que se humedecía y perdía; a las instalaciones que se ocupaban para las asignaturas de Química y Bioquímica en la Escuela de Pregrado, en la calle Santa María casi esquina a Recoleta. Donde nos recibió un edificio absolutamente refaccionado, con oficinas y salas de lectura y/o computación, dotadas del mejor mobiliario y las más modernas tecnologías, con los espacios necesarios y la ventilación e iluminación adecuadas”.

A juicio de Luis Flores, “con esto se reivindica la importancia de nuestro Servicio y la del grupo humano que labora en ella; sus profesionales, administrativos y personal auxiliar, suficiente, como para realizar el mejor trabajo y entregar la dignidad necesaria y de nivel, a sus estudiantes, investigadores y académicos”.

El segundo recuerdo se relaciona con la actividad dirigencial de la segunda mitad de la década de los ‘80, dijo Luis Flores, “cuando en el país imperaba una de las dictaduras más brutales en contra de los trabajadores, en un ambiente de represión y muerte, como trabajadores universitarios del país, fuimos capaces de luchar decididamente y levantarnos en contra de los salarios de hambre, el miedo a perder el trabajo, las violentas represiones y las condiciones más indignas que hoy podemos imaginar”.

Rememora la disciplina y organización de sus compañeros y compañeras de la Asociación de Funcionarios de la Facultad de Odontología (AFFO), filial de la Asociación de Funcionarios de la Universidad de Chile (AFUCH), participamos activamente primero en la destitución del Rector Designado José Federicci, y luego, fuimos capaces de protagonizar una de las más importantes movilizaciones en época de dictadura, la Toma de todos los Campus y Facultades de la Universidad”. El ex Jefe de la Biblioteca Central detalló que la movilización se extendió por 40 días, con amplia participación, incluidos los hijos de los funcionarios/as, “todo ello, ante la mirada incrédula, atónita y desafiante de las autoridades y adictos al régimen. Entonces, vuelvo a sentir propia mi Institución, involucrado en la defensa de mi trabajo, de la Facultad y la Universidad; todo ello, con la fuerza y la humanidad, el arrojo y la disposición de nuestros funcionarios, más la conciencia y la valentía destacables de las compañeras de la época, que cuando nos sentimos involucrados y partícipes en el devenir histórico de esta Institución, lo dimos y lo damos todo”.

Décadas de aprendizaje

En 46 años, el mayor aprendizaje que se lleva Luis Águila de su experiencia en nuestra Facultad fue conocer a “académicos, estudiantes y funcionarios, de quienes aprendí el valor de la amistad, el compromiso y el compañerismo a través de distintas actividades académicas y extraacadémicas, lo que agradezco sinceramente”.

Por su parte, Luis Flores trabajó 42 años en la Facultad de Odontología y sus aprendizajes tienen mucho que ver “con lo que en esencia soy hoy en la vida, y atraviesa tanto el ámbito personal como el profesional, el que tuve la oportunidad de desarrollar en esta Institución. Los conocimientos técnicos que pude aplicar y entregar a usuarios siempre, inquietos de necesidades bibliográficas nacen, se cultivan y se forman sobre todo en la relación con mis propios compañeros y compañeras de biblioteca, en la relación con otros profesionales de otras facultades y universidades, y en la relación con ellos mismos, los estudiantes y académicos de la Facultad de Odontología”.

Por la unidad triestamental

En su último mensaje a la comunidad odontológica, Luis Águila sostuvo que “siempre he sido una persona muy dedicada a mi labor y me gustaría ver una comunidad cada vez más unida, transversalmente, en todos los estamentos, para que el compromiso conlleve mejores prácticas que permitan formar mejores profesionales y seguir creciendo día a día como Facultad”. 

Luis Flores subrayó, “con el mayor respeto y humildad, moralejas en cuanto a, la convivencia tranquila de sus integrantes, un trato respetuoso y acorde a los tiempos que corren, y una mayor y mejor equidad con respecto a las cargas laborales para algunos Servicios y sus integrantes, así como los beneficios e incentivos que, pasado este trance epidémico, en el futuro se discutan”.

Confía en que “pocas medidas contribuirían más en el desarrollo y evolución de nuestra Facultad y sus integrantes que la unión y participación efectiva de los tres estamentos, entregando el lugar que corresponde a los trabajadores y funcionarios que, con toda seguridad, sorprenderán a muchos con sus ideas, experiencia e inquietudes, en la resolución de muchos problemas”.

Desde la Asociación de Funcionarios y a través de un correo institucional, la Directiva manifestó un saludo para los funcionarios que cumplieron su etapa laboral en nuestra Facultad. “Es un honor para nuestra comunidad de Odontología haber compartido con ambos compañeros, quienes siempre cumplieron eficientemente y con cariño su importante desempeño. Hacemos un especial reconocimiento con afecto y queremos desearles el mejor de los éxitos en su nueva etapa de vida”, se lee en el mensaje.

El reconocimiento de la comunidad odontológica

La comunidad odontológica reconoció a los funcionarios en retiro por su calidad de desempeño, valor humano y tantos años dedicados a servir. La Dra. María Angélica Cereceda, expresó sus agradecimientos “a ellos por el tremendo apoyo que fueron siempre para nosotros, que reciban un gran aplauso y abrazote”, mientras que la Dra. Marcela Farías, les envió un gran reconocimiento para “ambos, maravillosos maestros, muy generosos en dejar su labor y su experiencia, y también como educadores en la formación no formal, no nos hicieron clases directas, pero nos enseñaron como un libro abierto todos sus saberes”.

El Dr. Marco Cornejo se sumó subrayando que “ponen fin a su trabajo y dedicación como funcionarios de nuestra querida Facultad, y que desde sus labores diarias han contribuido a la formación de miles de odontólogos y odontólogas de nuestro país”. La Dra. Andrea González, recordó “la ayuda y apoyo que significaron para mí como estudiante y docente durante tantos años. Les deseo a ambos lo mejor, y que sepan que en la Facultad tendrán personas que los recuerdan con cariño y estaremos siempre disponibles para ayudarlos si nos necesitan”.

Asombrado por cómo ha pasado el tiempo, el Dr. Fernando Álvarez, les agradeció “la labor cumplida de tantos años en nuestra Casa de Estudios, con dedicación hacia uno, en lo personal, y hacia toda la comunidad. Solo lamento no poder, en estos momentos, estrechar vuestras manos y sentir un gran abrazo, como Uds. se merecen. Ya la providencia nos permitirá aquello. Por ahora la mejor de las suertes y que Dios los bendiga”.

La Dra. Mónica Ricart valoró loa apoyos fundamentales y la disponibilidad de los funcionarios en retiro, “grandes personas y merecido descanso. Lamentablemente no se pueden despedir como se merecen, pero créanme fueron imprescindibles en mi formación”. En estos 40 años, dijo el Dr. Alejandro Díaz, “Luis Águila y Luis Flores fueron dos reconocidos trabajadores que permanecieron durante todo ese tiempo encarnando los valores más preciados de nuestra Universidad de Chile”.

"A Luis, lo conocí en el año 1996, que fue cuando llegué a la Biblioteca FOUCH, juntos iniciamos el proceso de automatización, pasamos de ser una biblioteca que prestaba anotando con un lápiz los préstamos de nuestros usuarios, a registrar las transacciones con códigos de barras, del Index Dental a usar un computador para hacer búsquedas en bases de datos, por ejemplo. Fuimos creciendo juntos y trabajando en equipo y saliendo adelante en este desafío", describió Ilia Silva, Bibliotecóloga de la Facultad de Odontología. "Agradezco a Luis, el haber sido siempre generoso al escuchar y ayudar a sus compañeros, porque en todos estos años nos tocó compartir risas y penas, y ahora que inicia una nueva etapa en su vida solo desearle buenaventura, un abrazo", señaló la funcionaria, al momento de concluie el trabajo conjunto. 

Los numerosos saludos coincidieron en desear lo mejor a ambos en esta nueva etapa de sus vidas.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u175492
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: