Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones

Fondo Valentín Letelier

Santuario Quebrada de La Plata de la U. de Chile se abre a la inclusividad a través de proyecto para personas con diversidad funcional

"Biodiversidad inclusiva: conectándonos con la naturaleza" es la iniciativa que lideran docentes, estudiantes y funcionarios de la Facultad de Ciencias Agronómicas, la que además administra el predio ubicado en Maipú consistente en 1.100 hectáreas de áreas silvestres. El equipo está elaborando un programa piloto para otorgarle al espacio accesibilidad universal para que sea visitado por personas con diversidad funcional, a través del trabajo colaborativo con niños, niñas, adolescentes y personas mayores de la comuna quienes serán los beneficiarios.

El Santuario Natural Quebrada de La Plata se ubica en Maipú y está inserto en el primer cordón montañoso de la Cordillera de la Costa.

El Santuario Natural Quebrada de La Plata se ubica en Maipú y está inserto en el primer cordón montañoso de la Cordillera de la Costa.

EL SNQLP posee una rica biodiversidad que incluye varias especies de fauna y flora nativa.

EL SNQLP posee una rica biodiversidad que incluye varias especies de fauna y flora nativa.

El proyecto Biodiversida inclusiva busca promover la educación medioambiental entre personas con diferentes tipos de discapacidad o que sufren marginación.

El proyecto "Biodiversida inclusiva" busca promover la educación medioambiental entre personas con diferentes tipos de discapacidad o que sufren marginación.

El equipo ha podido desarrollar algunos talleres presenciales con aforo reducido debido a la pandemia.

El equipo ha podido desarrollar algunos talleres presenciales con aforo reducido debido a la pandemia.

Antiguo horno para producir cal existente desde finales de 1800 en el antiguo fundo que funcionaba en el predio.

Antiguo horno para producir cal existente desde finales de 1800 en el antiguo fundo que funcionaba en el predio.

Era el día más felizmente esperado por el equipo a cargo de administrar la Quebrada de La Plata en Maipú. Ese 14 de noviembre de 2016, el terreno de 1.100 hectáreas propiedad de la Universidad de Chile y con una de los ecosistemas más diversos de la Región Metropolitana fue declarado Santuario de la Naturaleza por el Ministros para la Sustentabilidad. Sin embargo, ese mismo día un gran incendio que se generó en Lo Prado, la comuna colindante, alcanzó el predio, arrasando con un 70% de su superficie vegetal.

“Fue realmente muy triste, porque la declaratoria fue algo por lo que habíamos estado insistiendo mucho durante años. Lo bueno es que muchas organizaciones, sobre todo Conaf apoyaron para que el incendio afectara la menor área posible y fuese algo superficial. Luego se creó un plan de restauración socioecológica en el que hemos estado trabajando con metas a corto, mediano y largo plazo”, cuenta Rosa Peralta, administradora de la Estación Experimental Agronómica Germán Greve Silva, que funciona en el Santuario Quebrada de La Plata (SNQLP).

Peralta es además co-responsable de “Biodiversidad inclusiva: conectándonos con la naturaleza”, iniciativa ganadora en 2019 de un Fondo Valentín Letelier, que busca promover y estimular el aprendizaje significativo y la experimentación con la naturaleza en SNQLP de personas con algún grado de discapacidad sensitiva, intelectual o física, dando eventualmente accesibilidad universal a ciertos espacios habilitando nueva infraestructura.

"El proyecto si bien es inclusivo, no es solo para personas con diversidad funcional. Considera también el trabajo con migrantes y adultos/as mayores. En términos generales, personas que generalmente se ven marginadas de espacios naturales por diversos motivos", agrega Solange Lobos, co-responsable de la iniciativa y coordinadora del Santuario de la Naturaleza Quebrada de La Plata.

La Universidad de Chile adquirió este predio agrícola en 1933 y lo ha destinado mayormente a la docencia, investigación, prácticas agrícolas y de preservación a través de la administración de la Facultad de Ciencias Agronómicas por más de 30 años. Sin embargo, muchos y muchas habitantes de la Región Metropolitana aún no lo conocen.

“Lamentablemente hay aún mucho desconocimiento sobre la existencia de este lugar, y eso es esencial para crear conciencia en lo importante que es su conservación”, explica la funcionaria Rosa Peralta. “Postular y ganar el Fondo Valentín Letelier nos ha permitido interactuar con otras facultades para diseñar y ejecutar este programa piloto de educación ambiental inclusivo y así garantizar que el conocimiento llegue a más personas y sea más significativo”, agrega.

El proyecto cuenta con la colaboración de unidades de la Facultad de Ciencias Agronómicas, Ciencias Veterinarias y Pecuarias, Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Medicina y Ciencias, además de la Municipalidad de Maipú. Y los beneficiarios y colaboradores directos son Fundación Eres, la Escuela Diferencial Andalué, el Club de Adulto Mayor Sol Naciente y el Campamento de migrantes Ferrocarril Maipú.

Diseño colaborativo e inclusivo

Debido a la pandemia y a la complejidad que supone realizar actividades presenciales, el equipo ha estado desarrollando una primera etapa de entrevistas vía telefónica y videollamada para conocer las opiniones de los y las beneficiarias con respecto al diseño de infraestructura especial, así como algunos talleres virtuales sobre medioambiente y el ecosistema específico del SNQLP.

Además, hace una semana un grupo reducido de beneficiarios de la Escuela Andalué visitó el predio y tuvo el primer taller presencial. La próxima semana se realizarán otros dos talleres con adultos mayores.

“Hemos respetado mucho la imposibilidad que algunos tienen aún de poder asistir a talleres, pero afortunadamente dos familias pudieron visitarnos y fue una experiencia muy positiva, también porque no sólo los niños y niñas beneficiarios directos pudieron interactuar sino que es una invitación que se ha extendido a todo el grupo familiar y eso es muy emocionante”, afirma la administradora Rosa Peralta.

Los beneficiarios directos son cerca de 30 personas que van de los 15 a los 70 años, a quienes se les introduce sobre qué es el Santuario Natural Quebrada de La Plata, cuál es su ecosistema, cuáles son sus amenazas naturales y por efectos humanos -hace un tiempo hubo una minera ilegal intentando funcionar- y cómo se debe proteger el lugar.

Los contenidos serán entregados por medios de cápsulas audiovisuales que además tienen como requisito la accesibilidad universal, es decir, que incluyan lengua de señas y gráficas especiales para discapacidad sensitiva. También el proyecto mantiene activas sus redes sociales de Instagram y Facebook entregando información sobre la flora y fauna del lugar y de sus actividades.

El objetivo final es la elaboración de un programa piloto para el diseño de nuevos senderos con infraestructura adecuada para recibir a personas con todo tipo de discapacidad. Además, el sueño del equipo es poder remodelar con diseño inclusivo un antiguo sector del SNQLP - donde existen antiguos polvorines de la Fuerza Aérea, que en el futuro podrían convertirse en centros de educación ambiental y que son ideales por su conexión, de un kilómetro de extensión, sin pendientes y entre diferentes cerros, con caminos de asfalto.

“Nos hemos dado cuenta que es muy importante construir en colaboración directa con los beneficiarios, porque la idea es que dentro del espacio natural ellos y ellas puedan conservar su individualidad y autonomía, sentirse seguros en un espacio donde puedan decidir a dónde querer ir y no que sea algo en que tengan que recibir ayuda todo el tiempo”, resume Rosa Peralta.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u179434
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: