Política de Investigación, Creación e Innovación define lineamientos mediante mesas interdisciplinarias

El 18 de marzo se inició oficialmente el proceso de elaboración de una nueva política universitaria, con el objetivo de generar un marco institucional que potencie la investigación, creación e innovación al interior de la Universidad, en concordancia con las necesidades del país.

Para hacer posible la Política de Investigación, Creación e Innovación, en enero se constituyó un Comité Asesor compuesto por integrantes de la Comisión de Docencia e Investigación del Senado -órgano triestamental que lidera el proceso-, la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, la Vicerrectoría de Asuntos Académicos, la Vicerrectoría de Asuntos Económicos y Gestión Institucional y el Consejo Universitario. Además, participan de este comité dos reconocidos académicos en calidad de invitados especiales: Sonia Montecino, Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales (2013), y Andrés Weintraub, Premio Nacional de Ciencias Aplicadas (2000).

"La U. de Chile ha tenido un rol muy destacado en investigación, creación, y -más recientemente- en innovación. Por lo tanto, con la política no estamos inventando el desarrollo de estas disciplinas, más bien estamos consultando y organizando a la comunidad para ver cómo proyectamos ese trabajo hacia el futuro y cómo hacemos que la Universidad discuta en su interior sobre el aporte que el país requiere. La Universidad de Chile es una universidad estatal y pública y, por eso, su éxito no es ser la mejor, sino aquella que aporta lo mejor por el interés común de la nación", explicó Soledad Berríos, Presidenta de la Comisión de Docencia e Investigación del órgano triestamental.

Comunidad universitaria representada

Además del Comité Asesor, el proceso contempló la creación de seis Mesas de Coordinación: Investigación 1, enfocada en las ciencias naturales y exactas; Investigación 2, enfocada en las ciencias sociales, artes, humanidades y comunicaciones; Creación Artística; Innovación; Centros de Excelencias; y Ética.

Desde abril estas instancias han realizado la labor fundamental de elaborar una propuesta de contenidos mediante un plan de trabajo participativo, en el que se definieron los principales objetivos y estrategias a abordar en la política, desde sus respectivos ejes temáticos.

Las Mesas de Coordinación fueron integradas en su mayoría por académicos/as. Sin embargo, también participaron de estos grupos de trabajo representantes del Senado -muchos como coordinadores de Mesa- y profesionales y directores de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo.

Los 76 académicos/as que trabajaron activamente del proceso no fueron designados por sus unidades académicas, sino que fueron invitados libremente a comprometerse con esta importante labor. Con el objetivo de generar una composición de Mesas representativa de la pluralidad de la comunidad universitaria, se consideraron los criterios de diversidad etaria, género, jerarquías académicas y disciplinas.

Respecto a la elaboración de los contenidos de la política, la Senadora Berríos destacó la vasta diversidad de miradas que confluyeron durante el proceso. "Ha sido un trabajo intenso y generoso. Nos ha mostrado que los académicos han disfrutado del encuentro con personas de otras áreas disciplinarias, con otras experiencias, con otras visiones. Estamos enfocados en la escritura y en el desarrollo de la política, pero también en la experiencia humana que generó este espacio", enfatizó.

La convergencia de diferentes perspectivas también fue representada por la comunidad universitaria que participó de los encuentros triestamentales organizados por cada Mesa de Coordinación. Esto, permitió el intercambio de ideas y observaciones que aportaron a enriquecer aún más el debate.

¿Cuáles son los próximos pasos para seguir?

Tras el envío de los principales contenidos por parte de las Mesas Coordinadoras, el Comité Asesor se encuentra en la etapa de sistematizar y consolidar la información en una sola propuesta, que deberá ser presentada por la Comisión de Docencia e Investigación a la plenaria del Senado Universitario para su aprobación.

Sin embargo, la elaboración del borrador final no es la única dimensión que suscita esfuerzo por parte de los actores involucrados en el proyecto. La necesidad de un presupuesto que permita la implementación de la normativa es un tema que está siendo abordado de forma paralela al proceso de redacción. De este modo, se está trabajando en estimaciones económicas para cada una de las propuestas desarrolladas. El objetivo es lograr que el presupuesto de la Universidad contemple el financiamiento de la política.

La coordinadora ejecutiva de la Política de Investigación, Creación e Innovación, Ángela Cortés, se refirió a la importancia de contar con este marco institucional, señalando que en estos momentos la Universidad solo cuenta con planes fragmentados en las unidades académicas y algunos planteamientos en el Plan de Desarrollo Institucional. "La implementación va a depender de que se desarrollen planes estratégicos coherentes con estos lineamientos en las unidades académicas y esperamos que sea de forma colaborativa para desarrollar una ciencia con mayor impacto y pertenencia", aseveró.

Compartir:
https://uchile.cl/u182698
Copiar