U. de Chile y SENAMA lanzan guía para cuidar la salud mental de las personas mayores

“Guía práctica de Salud Mental y Bienestar para Personas Mayores” es el nombre del documento elaborado por la Red Transdiciplinaria sobre Envejecimiento de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID) de la Universidad de Chile y el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA). El escrito fue elaborado de manera transdisciplinar y está disponible para descarga gratuita a partir de este 16 de diciembre.

La población mundial está envejeciendo rápidamente. La OMS indicó que para 2050, se estima que la proporción de adultos mayores se duplicará llegando a 22%, pasando de 900 millones durante 2015, a 2 mil millones de personas.

A nivel nacional, este grupo etario representa al 17% de los habitantes, de los cuales, 45,4% son hombres y 54,6% mujeres. Bajo este escenario, el pasado 16 de diciembre 2021, se lanzó virtualmente “Guía práctica de Salud Mental y Bienestar para Personas Mayores” mediante el conversatorio online “Salud mental y personas mayores: promoción del bienestar en tiempos de cambios”.

Esta iniciativa tiene por objetivo entregar recomendaciones y recursos prácticos que permitan promover la salud mental de las personas mayores y su entorno, mediante información sobre diversos cambios y necesidades asociadas al envejecimiento, así como recursos didácticos para cuidar el bienestar mental de las personas.

Para el jefe de la Unidad de Redes Transdisciplinarias (RedTd), Pablo Riveros, “esta guía tiene un carácter distintivo, ya que fue co-construida por expertos/as técnicos de SENAMA y las capacidades académicas de la Universidad de Chile a partir de diversos acervos. Este grupo de personas pensó en cómo generar las mejores herramientas y divulgarlas para mejorar la vida de las personas mayores para ofrecerles un futuro mejor”, comentó.

En la misma línea, el director Nacional de SENAMA, Octavio Vergara, destacó el acercamiento entre la academia y la sociedad para mejorar la calidad de vida de las personas mayores. “Para nosotros es muy importante tener este espacio de trabajo que se ha construido a lo largo de los años. El tema de la Salud mental es muy relevante para la discusión pública, pues se suele invisibilizar”.


Salud mental en la población adulta mayor

De acuerdo con un estudio elaborado previo a la crisis sociosanitaria por COVID-19 por la Superintendencia de Previsión Social, cerca de 500 mil personas mayores presentan algún grado de deterioro cognitivo y cerca del 40% tiene depresión.
A eso se suma que la OMS anunció que en el mundo uno de cada cuatro adultos mayores experimenta algún tipo de desorden mental y que dos tercios no tienen tratamientos debido a las brechas socio-económicas de cada nación.  Esto se debe a que a lo largo de la vida se van manifestando diversos cambios y necesidades a nivel biológico, social y psicológico, los cuales deben ser atendidos de manera oportuna.

La Académica del Departamento de Psicología de la Facultad de Ciencias Sociales, Daniela Thumala- Dockendorff, explicó que “salud mental no es solo la ausencia de patologías, y en el caso de las personas mayores, no es no tener demencia, sino que más bien, tener una vida relativamente estable a pesar de los vaivenes de la vida”.

La experta agregó que “las personas tienen el derecho de sentirse felices con su vida a pesar de las dificultades que enfrentan. Esto no depende únicamente de las personas en su individualidad, pues tiene que ver con las condiciones del entorno, la salud física y las redes afectivas de apoyo. Dicho de otra forma, depende de la sociedad que construimos”.

Los derechos de las personas mayores

En 2017 se llevó a cabo la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, la cual indica que la persona, a medida que envejece, debe seguir disfrutando de una vida plena, independiente y autónoma, con salud, seguridad, integración y participación activa en las esferas económica, social, cultural y política de sus sociedades.

Para ello, manifiesta la necesidad de abordar los asuntos de la vejez y el envejecimiento desde una perspectiva de los derechos humanos que reconoce las contribuciones actuales y potenciales de las personas mayores al bienestar común, la identidad cultural y la diversidad, además del desarrollo humano, social y económico.

Sin embargo, María Eugenia Guzmán, Persona Mayor y miembro del Consejo Asesor de Mayores Coquimbo, manifestó que aún nos falta mucho para poder hacernos cargo como país. “Es fundamental contar con redes de apoyo. Cerca de mi casa vive una persona que ha ido varias veces al médico por un problema en la rodilla, pero no le daban hora. Fui a buscarla y apoyarla, volvimos a ir al médico, le hicieron unos exámenes y resultó que no era la rodilla, sino que la cadera. Cuando se enteró, se puso a llorar”.

María Eugenia añadió que “esto es solo un ejemplo, pero así sucede en muchos lugares. La pandemia ha dejado al desnudo este aislamiento, la pobreza y el abandono con el que muchas personas mayores viven”.

El documento se encuentra disponible para descarga gratuita en https://uchile.cl/u182699

Compartir:
https://uchile.cl/u182712
Copiar