UChile Constituyente:

5 claves de esta semana en la Convención Constitucional

1- Primera norma aprobada en general

A las 11:20 de la mañana del jueves 20 de enero y el coordinador de la Comisión de Medio Ambiente, Derechos de la Naturaleza, Bienes Comunes y Modelo Económico, Juan José Martín, anunció la concreción de un nuevo hito en el desarrollo del proceso constituyente: se estaba aprobando la primera norma de toda la Convención. Hubo aplausos de los convencionales presentes, y cierta emoción en el ambiente. Un hito que pasará, seguramente, a los libros de historia —además— por el contenido mismo de la norma aprobada: garantizar y proteger a la atmósfera como bien común. Un tema medioambiental representa, más allá de algo simbólico, un significado de lo que es la nueva impronta que tendrá el nuevo texto constitucional, consagrando nuevos derechos ambientales —impensados de discutir hace 40 años— y que marcan la inclusión de los nuevos contenidos del siglo XXI para la Constitución Política de Chile.

¿De qué se trata la norma? Fue presentada por las y los convencionales Cristina Dorador, Manuela Royo, Carolina Vilches, Vanessa Hoppe, Gloria Alvarado, María Elisa Quinteros, Constanza San Juan, Bessy Gallardo, Elisa Giustinianovich, Janis Meneses, Alejandra Flores, Francisco Caamaño, Jorge Abarca, Alvin Saldaña y Bastián Labbé. Aprobada en general en la Comisión por 16 votos a favor, 2 en contra y 1 abstención, busca proteger los cielos, tanto para el desarrollo de la actividad científica, como para la construcción de cosmovisiones de los diferentes pueblos originarios. La norma propone: “El Estado reconoce a la atmósfera, dentro del espacio aéreo fijado por acuerdos internacionales sobre la materia, como un bien natural común, el cual comprende desde el aire que respiran sus habitantes hasta el cielo a través del cual ven el espacio. La protección y restauración de sus características naturales son objetivos de interés público y las tareas necesarias para su logro son deberes del Estado”.

2- 6.114 iniciativas populares de norma

Como todo un éxito se puede calificar el proceso de iniciativa popular de norma que abrió la Convención Constitucional, una etapa impulsada en el marco del amplio proceso de participación ciudadana que acordó desarrollar, en paralelo al trabajo de las y los convencionales. 6.114 iniciativas Populares de Norma fueron ingresadas en la Plataforma Digital de Participación Popular (sitio desarrollado por UCampus de la Universidad de Chile), que ya cerró su proceso de recepción de iniciativas este 20 de enero. Según los datos arrojados, el 89,3 por ciento de las propuestas, correspondientes a 5.457 iniciativas, fueron presentadas por personas de manera individual, mientras que un 10,7 por ciento (657 propuestas) fueron ingresadas por organizaciones sociales y entidades privadas, lo que grafica el amplio interés del ciudadano común por ser parte de este proceso. De acuerdo a los contenidos abordados, la mayoría de ellos proponen una discusión de Derechos Fundamentales (2.296), seguido por iniciativas Sobre Sistema Político, Gobierno, Poder Legislativo y Sistema Electoral (1.088) y las relativas a Medio Ambiente, Derechos de la Naturaleza, Bienes Naturales y Comunes (751).

De las 6.114 presentadas, 2.066 han sido publicadas y actualmente están disponibles para su patrocinio en la plataforma web. Se espera que en un plazo de tres días finalice la revisión de todas las iniciativas ingresadas para ser subidas al sitio, y puedan recibir las 15 mil firmas necesarias para que formen parte oficial del proceso de deliberación y votación de normas. El plazo para ingresar esos apoyos vence el 1 de febrero. Hasta el momento, 452.611 personas distintas han entregado 981.118 apoyos a alguna de las iniciativas. El proceso ha logrado convocar a muchas personas, ya sea ingresando normas o apoyando a un máximo de 7 que se permite por persona. El balance que realizan desde la Convención es positivo, superando ampliamente las expectativas iniciales.

3- Forma de Estado y Maritorio

¿Qué tipo de Estado se consagrará en la nueva Constitución? Este es un contenido central que se está discutiendo, de forma transversal, en distintas comisiones, apreciándose ya una tendencia clara en torno a cómo quedará escrito en el nuevo texto constitucional. En esa línea, la Comisión de Forma de Estado aprobó esta semana, en general, la iniciativa de norma que consagra a Chile como un Estado Regional, Plurinacional e Intercultural. Un tipo de Estado que toma fuerza, pues también se está abordando —de forma similar— en otras comisiones, como la de Principios y Sistemas Políticos, y que apunta a establecer un nuevo tipo de Estado. La norma aprobada consagra un “Estado Regional conformado por entidades territoriales autónomas, en un marco de equidad y solidaridad entre todas ellas, preservando la unidad e integridad del Estado. Con ello, la tendencia apunta a un nuevo tipo de Estado que establezca los principios de plurinacionalidad e interculturalidad, que también se aprobó en otra de las normas.

Otra norma aprobada en la Comisión de Forma de Estado dice relación con un nuevo concepto que se ha estado discutiendo: el maritorio. Concepto que se viene desarrollando desde la década de los 70, y que busca incluir elementos de investigación, conservación y de desarrollo sostenible al mar, en este caso al mar territorial chileno. Hay varias propuestas de distintos sectores que apuntan a consagrar el maritorio dentro de la nueva Constitución. Esta semana se aprobó un artículo que establece como norma que: “El maritorio, como parte del territorio, está integrado por los ecosistemas marinos y marino-costeros continentales, insulares y antárticos, y abarca la zona costera, aguas interiores, el mar territorial, la zona contigua, la zona económica exclusiva, la plataforma continental y, en general, el litoral. El Estado ejerce soberanía y jurisdicción sobre el maritorio en los términos, extensión y condiciones que determina el derecho internacional y la ley. El Estado reconoce las diferentes formas de relación entre los pueblos originarios y comunidades costeras con el maritorio, respetando y promoviendo sus usos consuetudinarios y locales, considerándolo un espacio integral de convivencia entre lo tangible y lo intangible”.

4- Principios para un nuevo sistema de justicia

25 normas ya han sido ingresadas a la Comisión de Sistemas de Justicia y que, en esta primera etapa, abordan el grueso de cómo debería quedar consagrado en la nueva Constitución el sistema judicial chileno. La primera etapa de debate terminó esta semana, para comenzar el 24 de enero la etapa de votaciones en general. Durante esta etapa se han comenzado a discutir temáticas relacionadas a la estructura del sistema de justicia y el Poder Judicial, abordando áreas como la función Jurisdiccional, las normas que lo regirán y la instauración de un Consejo Supremo de Justicia. También se discutieron propuestas en torno a generar un modelo de justicia intercultural, la creación de un Consejo de Justicia, y las nuevas garantías para que la ciudadanía cuente con un acceso igualitario a la justicia. Además, se revisaron normas sobre la plurinacionalidad y el modelo judicial, mecanismos ciudadanos colaborativos para la resolución de conflictos, la generación de tribunales de justicia comunitarios, el establecimiento de la justicia feminista, entre otras normas.

Todas estas propuestas se comenzarán a votar y apuntan a la consagración de nuevos elementos para la conformación del modelo de justicia, orientado hacia contar con una mayor participación ciudadana en el sistema y la inserción del feminismo y la plurinacionalidad como ejes de la institucionalidad judicial.

5- Normas y más normas

318 normas ya han sido ingresadas oficialmente a la Convención por las y los convencionales. Un gran número de iniciativas que suma cada día más propuestas en los más diferentes ámbitos. El listado impone una revisión exhaustiva de cada una de las normas, lo que representa una dificultad debido a los acotados plazos: el 23 de abril debería estar listo el borrador del texto constitucional para pasar a la Comisión de Armonización, que será la encargada de revisar cada artículo y afinar los detalles de redacción. Por ello, cada comisión trabaja sin descanso, intentando hacer cuadrar los tiempos.

La semana del 23 de enero todas las comisiones, exceptuando la de Derechos Fundamentales, iniciará el trabajo de deliberación y votación, en general, de cada norma presentada. Se esperará hasta el cierre del plazo del ingreso de normas y de los apoyos de las normas populares para dar comienzo a las votaciones en particular y a la presentación de indicaciones. El primer Pleno convocado para recibir los informes de las normas y someterlas a votación será el 1 de febrero.

Durante esta etapa, más allá de las discusiones de contenidos en cada comisión, también se abrirá un espacio de acuerdos políticos. Muchas normas, presentadas por separado por cada colectivo, apuntan —en muchas ocasiones— a los mismos temas, con algunos matices. Por eso, la tarea política será llegar a los acuerdos para reducir la gran cantidad de normas que se pueden topar temáticamente y sintetizarlas en una sola, lo que permitirá hacer más expedita la etapa de votaciones e indicaciones. Una tarea que recién comienza y que ya entra en el área chica y definitiva de esta Convención Constitucional iniciada el 4 de julio del 2021.

Compartir:
https://uchile.cl/u183811
Copiar