Ingresó por vía especial para estudiantes ciegos

Ronald Pool, mechón a los cincuenta: "La vejez llega cuando los recuerdos superan a los proyectos y no quiero llegar a viejo tan luego"

“No sé dónde escuché esta frase, pero dicen que la vejez llega cuando los recuerdos superan a los proyectos y no quiero llegar a viejo tan luego, quiero seguir proyectándome en el futuro”, dice Ronald Pool Veas, mechón 2022, nacido en la comuna de María Elena, en Antofagasta, y quien luego de retornar desde Brasil junto a su familia en el año 91 se desarrolló en áreas tan diversas como la construcción, la administración de contratos en minería, los masajes y el reiki.

Ronald perdió la vista entre los 38 y 40 años. “El mundo se viene abajo, viene el divorcio en el 2010 y me quedo en la cama por un año (...) Estaba emprendiendo un pequeño negocio que se vino abajo (…), se vino todo abajo de una vez”. Sin embargo, un día se levantó y dijo “la vida sigue, la vida continúa, tengo a mis dos hijas, tengo herramientas para hacer cosas (...) Volví al reiki, lo retomé, volví al tema de los masajes. Me llamó un amigo que es arquitecto y me dijo 'Ronald, ayúdame con unos proyectos' y me di cuenta de que con el computador igual lo podía ayudar (...) y así fui retomando mi vida”.

En el año 2020, el futuro psicólogo decidió regularizar sus estudios, dar exámenes libres y completar su enseñanza media. “Después dije: voy a inscribirme en la PDT a ver si me alcanza para estudiar algo”. “Para mí La Chile en un principio era impensable”, señala. “Papá, tranquilo, si vas a quedar”, le decía Bárbara, su hija mayor. Y así fue. El 12 de enero “me llamó Osmar Valdebenito —jefe de Admisión y Matrícula de la Universidad de Chile— y me dijo: Ronald, te quiero dar la bienvenida a la Universidad de Chile y casi me pongo a llorar”. Puso a su hija en el altavoz y “también se puso a llorar (…) se puso contenta, se puso a llorar, le contó a todo el mundo”.

¿Por qué venirse a la Universidad de Chile? El antofagastino indica que “por la historia, por su historia social. Yo me identifico harto con lo social, siempre, toda la vida he sido igual. Creo que por la trayectoria, por la formación, insisto, por lo social. Siempre viendo las noticias, vi que una gran parte de las personas que estaban más preocupadas por lo social eran personas que salían de La Chile”.

Sobre Psicología, carrera que también quiere estudiar el próximo año Josefa, su hija menor, comenta que “en esta etapa de mi vida y, a este mundo, yo creo que le hace mucha falta la salud mental. Y yo con el tema del reiki, con el tema de los masajes, me di cuenta de que la gente necesita expresarse (...) Yo creo que hoy en día hacen falta psicólogos y psicólogas que estén al servicio de la comunidad” y le gustaría llevar su experiencia a la psicología tanto clínica como laboral.

“Yo siempre digo, todos tenemos inteligencia, pero hay que ser disciplinado. Uno tiene que tener una meta, pero sin dejar de ver lo que va pasando por el camino, porque el camino es muy importante, uno también aprende mucho en el camino”, agrega, y puntualiza que sus desafíos para este año son la integración generacional y volver a estudiar. Eso y pasar los ramos, indica.

“Yo no creo deberle nada a la vida, pero también creo que la vida ha sido muy generosa conmigo (...) Si tú me preguntas, la pérdida de la visión para mí fue una bendición porque he logrado muchas más cosas ahora que cuando veía. Entonces, no me queda más que ser agradecido con la vida y con Dios; y con mi familia que me apoyó siempre”, reflexiona.

Belén Marcas: “Sería el primer paso para abrir puertas a los más pequeños”

Quien también ya está matriculada es Belén Marcas, ariqueña de ascendencia aymara que ingresó por la vía especial destinada a estudiantes de pueblos indígenas, y que desde el norte cuenta que aún está sorprendida. “Fue emocionante igual porque no pensé que iba a quedar, la verdad. Estaba justo con mi mamá y se puso súper feliz porque dijo: yo no sé de universidades, pero escuché de la Universidad de Chile en la tele (...) Es una universidad con alto prestigio, entonces igual fue bonito”.

Belén es la primera de la familia en estudiar en la universidad, tener gratuidad y venirse a Santiago. Desde niña le interesó la matemática, pero en segundo medio, a través de la divulgación científica, se motivó con la física y por eso decidió estudiar Licenciatura en Ciencias mención Física para desarrollarse como investigadora.

Hoy dice que está abrumada, pero sabe que se va a acostumbrar. “La verdad es que quiero que salga todo bien, sé que va a costar y quiero intentarlo y lograrlo, porque así va a ser como el pase para que también mis sobrinos, que son más chicos, puedan y quieran estudiar, porque es importante tener un título profesional. Entonces, sería el primer paso para abrir puertas a los más pequeños”

Para la admisión 2022, las admisiones especiales propias de la Universidad de Chile convocaron a 654 personas, cifra que marca un aumento en sus convocadas y convocados, siendo la de mayor incremento porcentual la dirigida a estudiantes de pueblos indígenas, pasando de 46 en 2021 a 72 en el 2022.

En el primer período de matrícula, que se extendió hasta hoy 27 de enero a las 16:00 horas, 6.133 estudiantes se han matriculado en la Universidad de Chile.

Para más información sobre el segundo periodo de matrícula (Lista de espera) e inscripción en la lista adicional de espera (LAE), se puede visitar la siguiente página: https://uchile.cl/u9852 

Compartir:
https://uchile.cl/u184041
Copiar