Para los 41 establecimientos educacionales de la comuna

La Universidad de Chile y la Ilustre Municipalidad de San Bernardo se unen en un Plan de Recuperación de Aprendizajes

Durante el mes de marzo se realizó la toma de los Diagnósticos Integrales de Aprendizaje, DIA, instrumento de evaluación construido por la Agencia de Calidad que permite evaluar los aprendizajes académicos y socioemocionales de los establecimientos municipales.

La aplicación de este instrumento evidenció una significativa pérdida de aprendizajes, como resultado de la crisis sanitaria provocada por la pandemia, en estudiantes de 3°, 4° y 5° básico, que no lograron las habilidades de lectoescritura mínimos.

Es por ello que ayer y con la presencia del alcalde la comuna, Christopher White; el director de la Dirección de Educación, David Rojas; la directora de Extensión y Comunicaciones de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, Leonora Reyes; el subdirector del Centro Saberes Docentes, Pablo González, entre otras autoridades, se realizó la firma del convenio de colaboración “Plan de Recuperación de Aprendizajes” entre la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile – a través del Centro de Estudios Saberes Docentes – y la Ilustre Municipalidad de San Bernardo.

Este Plan busca fijar estrategias de nivelación y de recuperación de aprendizajes en los 41 establecimientos municipales de la comuna, abordándolos de manera integral y concentrándose preferentemente en lenguaje, matemática y el nivel socioemocional.

“Esperamos con la firma de este Convenio, y otros por venir, ser unos comprometidos colaboradores no solo en la recuperación de ciertos aprendizajes específicos, sino que en la formación de futuros y futuras ciudadanos y ciudadanas comprometidos con el desarrollo de políticas públicas que tengan como horizonte la justicia social y la equidad”, señaló Leonora Reyes, quien asistió a la ceremonia en representación del Decano de la Facultad.

Por su parte, para el alcalde de la comuna esta materia es fundamental. “Después de dos años en pandemia nos hemos encontrado con serios problemas sociales y emocionales en nuestros niños y niñas, lo que ha significado que lo habitual del aprendizaje haya pasado a un segundo nivel y estemos enfocados hoy día en cómo fortalecemos la convivencia escolar, en cómo aprendemos a convivir nuevamente”.

Para la profesora Cecilia Robledo, directora de la escuela Abraham Lincoln “la Universidad de Chile como estamento educativo le da un peso a este reordenamiento, ya que tenemos que hablar de una educación pre y post pandemia como escenarios distintos. Tenemos demandas sociales muy fuertes y necesitamos recuperar aprendizajes rápidamente. Son dos años de retroceso en los niños y niñas más vulnerables del país, entonces que la universidad nos ayude, nos oriente y nos dé lineamientos, nos va a permitir avanzar”.

“Para nosotros es muy importante porque es algo que veníamos trabajando desde el año pasado, buscando la forma de que los colegios seamos respaldados en este proceso de normalización de aprendizajes, más aún ahora que hemos vuelto a la presencialidad y nos hemos dado cuenta que no solo hay carencias en lo académico, sino que también en temas emocionales que afectan directamente el aprendizaje de los y las estudiantes”, finalizó Claudio Vielma, director de la escuela Dr. Luis Sepúlveda Salvatierra.

 

 

Compartir:
https://uchile.cl/u185677
Copiar