Bajas temperaturas:

Datos útiles: ¿Cómo cuidar a nuestros perros y gatos durante el invierno?

Cada vez es más habitual ver a perros y gatos como integrantes centrales en las familias de los chilenos y chilenas. Incluso, parejas jóvenes que, ante la decisión de no tener hijos, destinan parte de su tiempo y recursos económicos al cuidado de sus mascotas.

Hoy, a poco más de un mes de iniciada la temporada otoño-invierno 2022, las Dras. Sonia Anticevic y Alicia Valdés, académicas de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile, entregan consejos para enfrentar de mejor manera las bajas temperaturas.

Lo primero que plantean las especialistas es no abrigar de manera excesiva a los perros, dado que ellos tienen la capacidad natural de adaptarse a temperaturas más frías. “La temperatura corporal de nuestras mascotas es más elevada que la de nosotros. Es decir, un paciente perro canino va a tener una temperatura normal de 39, los gatos también”, plantea la Dra. Sonia Anticevic.

Por su parte, la académica de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias del plantel público, Dra. Alicia Valdés, explica que depende también de la raza y contextura del perro. “Cuando hablamos de perros de razas pequeñas, frecuentemente van a sufrir más con el frio”, dice.

Asimismo, afirma que en general los perros soportan temperaturas más bajas que las personas. “Los perros están más cómodos a temperaturas más bajas a las que nosotros habitualmente consideramos cómodas. Entonces, para decirlo más o menos en algo simple, los perros están cómodos en una temperatura que este alrededor de los 16 o 17 grados”, explica.

La profesora Anticevic suma que “el cuidado principal tiene que ver con que hay que tenerlos en un ambiente cálido, a la misma temperatura ojalá que nosotros, tratar de no abrigarlos tanto debido a que si después ellos van a salir al frío, estos cambios de temperatura pueden provocar algunas enfermedades virales”.

Y, añade, “a veces no es tan necesario abrigarlos porque humanizamos mucho a nuestras mascotas. A veces vemos perros con pelo largo y le ponen estos chalecos y no es necesario. Los perros no tienen glándulas sudoríparas, entonces si ellos van a tener que regular la temperatura, lo hacen a través del jadeo, de la lengua, o los cojinetes”.

Calefacción v/s bajas temperaturas

La académica de Favet, Alicia Valdés precisa que si se tiene una temperatura un poco más alta dentro de la casa, al utilizar estufas o sistemas de aire caliente, “y voy a salir en pleno invierno a una temperatura 2° Celsius, probablemente ese cambio de temperatura no sería tan conveniente y ahí, por ejemplo, frente al paseo matutino, si lo bajamos a la calle a que camine porque vive en un departamento, probablemente ese será el minuto en que debería abrigarse”.

Asimismo, la profesora Anticevic recalca que “lo ideal es que uno tenga calefacciones que no sean tan directas para las mascotas”. Según explica la especialista la exposición directa al calor puede provocar la aparición de más signos dermatológicos de alergia. “Principalmente, que se ponen más rojos y comienzan con rasquidos, exceso de lamidos en las patas, o en algunas ocasiones con conjuntivitis debido a que el aire seco, o el aire que puedan tirar estos ventiladores, no permiten tener una buena humectación de sus ojitos y eso también conlleva a que la alergia aumente”, advierte.

Otros cuidados

Dentro de las sugerencias que entregan las especialistas están mantener ciertas rutinas a la hora de la limpieza corporal de nuestras mascotas. Bañarlos recurrentemente, una o dos veces al mes, y hacerlo a una temperatura ambiental cálida, con agua tibia junto a evitar que el perro permanezca con su pelaje húmedo por mucho tiempo, son algunos de los consejos.

Además, en el caso de utilizar abrigo, hacerlo preferentemente de materiales como algodón o lana, no sintéticos para evitar complicaciones con su piel, debido al roce o al sudor.

¿Pueden resfriarse los perros durante el invierno? La académica Alicia Valdés, responde que “más que un resfrío, de descarga nasal, lo que habitualmente puede pasar es que haya algún contagio con virus respiratorios los que qué se caracterizan por producir tos seca y la llamada 'tos de perro'. Entonces, también en esta época de cambios de temperatura, sobre todo si son perros que viven con otros, o son muy jóvenes o con alguna enfermedad preexistente que puedan empeorar con estos cuadros respiratorios, hay vacunas que son vacunas intranasales, que actúan sobre algunas bacterias y virus que generan estos cuadros respiratorios”.

Compartir:
https://uchile.cl/u185718
Copiar