Resultados encuesta de Ocupación y Desocupación (EOD):

Mercado laboral mejora en un año, pero retrocede en tres meses

La Directora ejecutiva del CMD, Lorena Flores, informó que la tasa de desempleo en el Gran Santiago correspondiente al período de referencia comprendido entre el 20 y 26 de marzo de 2022 se ubicó en 9,2%. En comparación con la medición realizada en marzo del año pasado se advierte una caída de 2,1 puntos porcentuales (pp) y un aumento de 0,9 pp frente al resultado de diciembre de 2021.

Esta tasa de desempleo equivale a 320 mil personas desocupadas en el Gran Santiago y significa una disminución de 12,8% en doce meses. La variación anual del desempleo se debe, principalmente, al crecimiento de 7,3% de la fuerza de trabajo y de 9,8% del empleo total.

Al analizar por género, se observa que la tasa de desempleo masculina es de 9,6% y la femenina de 8,6%. En tanto, quienes presentan mayor desempleo son los jóvenes de 14 a 24 años (22,7%), seguidos por quienes tienen 55 años y más que llegan a 8,3%, el menor desempleo es en el tramo etario de 25 a 54 años (7,9%).

Lorena Flores recalcó que en marzo de 2022 la tasa de ocupación ascendió a 53,7%, por lo tanto, aumentó 4,1 pp respecto a la tasa reportada hace un año, pero disminuyó 0,9 pp comparada con diciembre de 2021. La tasa de ocupación femenina es similar a la de 2014, en cambio la masculina retrocedió al nivel de 2003. El número de personas ocupadas en Gran Santiago equivale a 3 millones 167 mil personas. Los sectores productivos que exhiben alzas del empleo son Transporte y otros (34,6%), Servicios de Gobierno y financieros (18,2%), Servicios personales y de los hogares (12,6%), Industria manufacturera (10,5%), Comercio (8,4%), mientras el empleo cayó en Servicios comunales y sociales (3,6%).

Por otra parte, la tasa de participación es de 59,2%, 3,3 pp más más alta que hace un año. El desglose por género indica alzas anuales tanto en la participación laboral de las mujeres (3,4 pp) como de los hombres (3,1 pp).

En cuanto a los desocupados el 90,9% corresponde a cesantes, es decir, personas que trabajaron previamente de forma remunerada. En doce meses, las personas desocupadas disminuyeron 13%, mientras las personas con empleo asalariado aumentaron 7,6%. Asimismo, el empleo independiente creció 17,1% y congrega a 815 mil ocupados. Con relación a los ingresos, la EOD arroja aumentos anuales tanto entre los asalariados como en los trabajadores por cuenta propia.

La pandemia tuvo efectos concretos en la inactividad, pero actualmente de los 2 millones 407 mil personas inactivas, sólo 4 mil personas no buscan empleo por razones vinculadas a la pandemia, aun cuando tenían deseos de trabajar. En el peor momento de la pandemia esa cifra ascendía a 400 mil personas. Por su parte, los inactivos con deseos de trabajar suman 236 mil personas, un número semejante al registrado antes de la pandemia, si esas personas hubieran salido a buscar trabajo, la tasa de desempleo subiría a 14,9%.

Compartir:
https://uchile.cl/u186594
Copiar