Proyecto Ciencia 2030 articula estudiantes y académicos de cuatro facultades UChile

Con diversas actividades de armonización curricular, ecosistemas y género, y de vinculación con el medio, el Proyecto Ciencia 2030 de la Casa de Bello ha contado con alta participación del estamento estudiantil y académico, mediante la articulación de las facultades que abordan los temas ligados a las ciencias en su formación.

El Programa Ciencia 2030 de la Universidad de Chile busca generar un ambiente que promueva la coexistencia armónica entre las ciencias básicas y aplicadas dentro de las Facultades de Ciencias, Agronomía, Veterinaria y Ciencias Químicas y Farmacéuticas. Alojado en su fase de implementación dentro de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID), el objetivo de esta iniciativa es acercar los resultados de investigación a la sociedad en post de resolver problemas y desafíos tanto nacionales como internacionales.

El Director del Proyecto Ciencia 2030 y Académico de la Facultad de Ciencias, Christian González, sostuvo que la “conjunción de 4 facultades y el liderazgo de la VID permite que se generen espacios de cruce disciplinario que creemos favorecerán y fortalecerán la posibilidad de buscar soluciones basadas en ciencia a problemas que deban ser resueltos en el sector público y privado”.

Actualmente, el proyecto cuenta con tres ejes principales definidos por CORFO y ANID. El primero corresponde a ecosistemas y género, buscando potenciar el liderazgo femenino asociado a las disciplinas científicas. El segundo, vinculación con el entorno, aborda problemas de interés público y privado a partir de soluciones basadas en ciencia. Por último, armonización curricular, busca incorporar elementos de innovación y emprendimiento en la formación de estudiantes UChile a nivel de pre y postrado.

En este sentido, González señaló los avances que se han logrado. “Hemos realizado una radiografía de género al interior de las facultades participantes del cual se ha creado una red de investigadoras que agrupa académicas y estudiantes de postgrado. También, hemos ofrecido entrenamiento formal, en una alianza con el Know Hub que busca nivelar los conocimientos en innovación y emprendimiento, para generar programas dedicados a identificar soluciones basadas en ciencia que puedan tener un interés comercial o social”, comentó.

A su vez agregó que, “dentro del eje de armonización curricular, hemos trabajado con las escuelas de pre y postgrado en incorporar los conceptos y temáticas asociadas a innovación y emprendimiento a través de la organización de talleres que han contado con la participación de cerca de 40 académicos de las cuatro facultades”.

El Coordinador General Proyecto, Norberto Collazo, complementó que también es importante destacar “los conversatorios realizados abordando temas como ‘Ciencia y Género’, ‘Innovación en la Universidad de Chile’ y ‘Sistema Nacional de Innovación’. Además, el pasado 15 de junio en conjunto con la Dirección de Innovación de la VID, se lanzó el Concurso de Validación Tecnológica UCH, abierto para todas las y los investigadores de la Universidad de Chile”.

Además de su articulación con las facultades de ciencias de la Universidad, el Proyecto ha generado fuertes vínculos con Facultad de Ingeniería y su Programa Ingeniería 2030, con la Facultad de Economía y Negocios a través de su nexo de responsabilidad social universitaria y con la Facultad de Medicina, a través del reciente inaugurado Open ICS.

Experiencias y visiones del Proyecto

Con una valoración positiva de Ciencia 2030, académicas de las facultades de ciencias de la Universidad de Chile, valoraron las experiencias que han tenido durante este proceso. Entre ellas, la Directora Académica y de Investigación (DAI) de la Facultad de Ciencias, Julieta Orlando, sostuvo que “Desde la DAI, hemos participado en las instancias relacionadas con el ámbito de "Ecosistemas y Género" del proyecto Ciencia 2030. Así, hemos trabajado en la socialización del instructivo de buenas prácticas para la equidad de género, el decreto de concurso para género subrepresentado y mentorías para jerarquización académica. Asimismo, hemos colaborado en la creación de un nuevo indicador con perspectiva de género relacionado con las publicaciones”.

Para la Académica de la Facultad de Ciencias Agronómicas, Gabriela Lankin, el desarrollo de los talleres es un gran aporte para la formación académica y estudiantil. “Han sido instancias para aprender, refrescar y reforzar cosas que uno en general no aborda por estar en clases o en los laboratorios. Entonces nos aporta muchísimo a nosotras como académicas porque nos actualiza y nos recuerda cosas que uno ha ido aprendiendo con la experiencia, pero que nunca hemos sistematizado”, sostuvo Lankin.

Asimismo, Orlando destacó que “el proyecto Ciencia 2030 brinda excelentes oportunidades de articulación para abordar diferentes problemáticas. En el ámbito que me compete, las actividades para diagnosticar dificultades y hacer propuestas en temáticas relacionadas con equidad de género, son fundamentales en los ámbitos tanto de la investigación como del desarrollo académico”. 

Por su parte, Lankin señaló la importancia de la continuidad del proyecto, ya que “espero que se sigan dando y divulgando más, aumentando la participación dentro de las cuatro facultades porque creo que son super importantes”

Ciencia 2030, articulación transdisciplinaria

La inter y transdisciplina son parte integra del Programa Ciencia 2030, la cual se genera a través de la participación de las cuatro facultades de la Universidad y los trabajos en conjunto con otras facultades como Ingeniería, Negocios y Medicina.

Esto se manifiesta en actividades conjuntas en busca de proyectos sustentables y sostenibles en el tiempo como, por ejemplo, lograr establecer al programa de Magister en Innovación y Emprendimiento de la Facultad de Ingeniería en uno factible de continuidad de estudios para los estudiantes de las Facultades de Ciencias, Ciencias Agronómicas y Pecuarias, Ciencias Químicas y Farmacéuticas y Veterinaria”, mantuvo el Coordinador General Proyecto, como uno de los desafíos a abordar.

Las experiencias académicas también aseguran esta transdisciplina, ya que “en los talleres me ha tocado trabajar con gente de otras facultades, lo que es bastante interesante, porque, por ejemplo, en el taller de oratoria femenino, me encantó el diálogo que se dio entre distintas mujeres, que fueran estudiantes y académicas, pero sobre todo que sean mujeres de distintas áreas de la ciencia. Otro ejemplo es el taller de innovación, el cual también ha sido super interesante porque nos pasan un caso y ese caso tiene muchas miradas, lo que lo vuelve mucho más interesante y enriquecedor”, explicó Lankin.

A su vez, la profesora Orlando aseguró que “el proyecto Ciencia 2030 tiene un fuerte compromiso en incentivar la integración disciplinar. Esto es muy importante pensando en las políticas que se vislumbran en la actualidad en relación con el aprovechamiento de las instancias de financiamiento públicas y privadas que consideran propuestas inter y transdisciplinarias”.

Finalmente, la Académica de Ciencias Agronómicas concluyó que “necesitamos que cada vez más las visiones trabajen juntas y se mezclen. El trabajo en nicho ya está pasado, por lo que estas instancias sirven para conocer gente de otra facultad, para intercambiar experiencias y complementarse”.

Compartir:
https://uchile.cl/u187596
Copiar