Comité Operativo COVID-19 recomienda ventilar espacios de estudio y trabajo

Con el arribo de la estación invernal, una de las prácticas sanitarias relevantes para evitar la propagación del virus SARS Cov 2, como es la ventilación de espacios, se vuelve especialmente sensible dada la baja de temperaturas que tensionan la decisión de mantener abiertas puertas y ventanas en salas de clases, laboratorios y cualquier recinto que se utilice con fines de estudio o trabajo colectivo.

La Experta Profesional en Prevención de Riesgos del Campus Dra. Eloísa Díaz Insunza, Pía Navalón Arenas, enfatizó que “durante la pandemia hemos tenido que adquirir una serie de hábitos, muchos de los cuales se vuelven difíciles de cumplir en algunos periodos del año. Pensar en espacios ventilados con el frío del invierno se torna complejo, pero es de suma importancia considerar que la circulación y renovación de aire fresco ayuda a disminuir la carga de patógenos del recinto y, por ende, su propagación en espacios cerrados”.

Cabe recordar que un recinto cerrado o confinado presenta baja disponibilidad de oxígeno y si, además, contempla posibilidades limitadas de ventilación contribuye a la acumulación de contaminantes o de microrganismos patógenos.

¿En qué consisten las medidas recomendadas para la adecuada ventilación en nuestros espacios de estudio y trabajo?

El protocolo COVID-19 de la Universidad ha establecido las condiciones mínimas de ventilación que deben cumplir los lugares de trabajo y estudio, con el fin de proteger la salud de nuestra comunidad. En este sentido, debemos considerar que los lugares que cuenten con ventilación natural, deben mantener abiertas puertas y ventanas para permitir flujos de renovación de aire. Para los recintos sin ventilación natural, se debe implementar un sistema de ventilación mecánica que cumpla la función de renovar el aire.

Para conciliar la necesaria circulación de aire en nuestros recintos de estudio y trabajo y la mantención de atmósferas temperadas que eviten las enfermedades respiratorias a causa de enfriamiento corporal, la integrante del Comité Operativo COVID-19 de la Facultad de Odontología entregó consejos preventivos. “Entendiendo que las bajas temperaturas no ayudan a querer abrir puertas y ventanas, buscando conciliar ambas situaciones en este escenario sanitario, es que se requiere que en oficinas se realice ventilación al menos al inicio de la jornada, hora de almuerzo y término de jornada; si además se realizan breaks entre la jornada, también se debe aprovechar la instancia para ventilar. En auditorios y salas el escenario es más complejo dada la alta cantidad de personas en el interior, el uso permanente de mascarilla y ventilación es esencial para no generar un brote de contagio”.

Clínica Odontológica dispone de mesas auxiliares

En el marco de las mejoras que faciliten la experiencia formativa de los y las estudiantes de la Facultad de Odontología, la Clínica Odontológica Universidad de Chile (COUCh) dispone de mesas auxiliares en los boxes de atención. “El objetivo de los botiquines, es tener una mesa adicional para colocar insumos a utilizar durante la atención clínica, pudiendo desplazar esta mesa y así facilitar la atención del alumno hacia el paciente. Además, es posible utilizar el compartimiento inferior para guardar bolsos en su interior, evitando dejarlos en el suelo donde cae todo el aerosol de la atención clínica”, indicó la E.U. Carolina Santander.

Las mesas auxiliares se ubican en cada uno de los módulos de atención clínica y se higienizan al término de cada jornada de trabajo.

Cabe destacar que, la construcción de estas mesas auxiliares, se enmarcan en la estrategia de reciclaje y sustentabilidad en FOUCh, en tanto que “este mobiliario corresponde a los mismos botiquines antiguos que utilizaba el alumnado y que se modificaron para esta finalidad”, añadió la profesional de COUCh.

Compartir:
https://uchile.cl/u187830
Copiar