En el marco de su aniversario N° 28

Archivo Central Andrés Bello: Conoce el trabajo del núcleo patrimonial de la Universidad de Chile

El Archivo Central Andrés Bello (ACAB), hoy dependiente de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones de la Universidad de Chile, es el núcleo patrimonial del plantel. Fue creado el 10 de agosto de 1994, a partir de la integración de la Biblioteca Central, del Departamento de Fotografía y Microfilm (hoy Colección Archivo Fotográfico), del Taller de Imprenta y Encuadernación y del Laboratorio de Conservación y Restauración de Papel.

El desarrollo de la unidad, que este 10 de agosto cumple 28 años, permitió transformarla en una plataforma desde la cual se reflexiona críticamente sobre la actividad cultural del país y su proyección en el tiempo, por medio de múltiples acciones de conservación, puesta en valor e investigación, acorde a la misión de extensión universitaria. Esta labor es ejecutada por un equipo de profesionales de diversas disciplinas, agrupados en tres ámbitos: Área de Investigación Patrimonial (AIP), en la que se desarrollan proyectos de puesta en valor del patrimonio del archivo; Área de Información Bibliográfica y Archivística (AIBA), espacio que fomenta el conocimiento y utilización de las colecciones; y Área de Conservación y Patrimonio (ACP), a cargo de los procesos que permiten preservar los acervos documentales, por medio del Taller Técnico de Conservación, el Laboratorio de Conservación-Restauración y la Unidad Gráfica Digital.

En el marco de este vigésimo octavo aniversario, integrantes del equipo ACAB abordan los avances logrados durante el último período, en el cual destacan los desafíos que implicó adaptarse a las complejidades que presentó la pandemia y el confinamiento, la difusión de contenidos, la presencia pública y el alcance que tuvo el núcleo patrimonial a través de distintas actividades, como lanzamientos de publicaciones, conversatorios y más.

Al respecto, la directora del Archivo Bello, Alejandra Araya, señala que la institución “llega grande a sus 28 años, cumpliendo su misión de conservación, difusión y creación desde el patrimonio que resguarda. Con un equipo de profesionales estable y consolidado, lo que nos permite cerrar un ciclo. Hemos generado metodologías de trabajo interdisciplinarias, hemos puesto a disposición nuestra experiencia para la comunidad interna y externa, hemos contribuido a pensar en la necesidad de una política de patrimonio cultural y una política de archivos para la Universidad de Chile. Somos un archivo en una universidad pública y estatal, y nuestros desafíos son consonantes con dicha calidad”, destaca la historiadora.

Con el propósito de difundir y socializar el patrimonio universitario a la comunidad, en un trabajo conjunto, el Archivo Central Andrés Bello y la Sala Museo Gabriela Mistral se han posicionado en la escena cultural logrando el reconocimiento a su trabajo patrimonial colaborativo e interdisciplinario. En ese escenario, el equipo ha destacado por defender el rol primordial que tiene la cultura, la construcción de conocimiento, la conservación del patrimonio, el trabajo constante en torno a la preservación de la memoria histórica, la restauración, la difusión, la puesta en valor y la socialización del saber patrimonial y el tratamiento archivístico.

El espacio, destacado por la generación de contenidos públicos marcados por un presente énfasis en la perspectiva de género, ha focalizado su trabajo en la educación patrimonial y la pedagogía crítica, con el propósito de poner a disposición de las personas el patrimonio cultural universitario e invitar a las y los participantes a la reflexión crítica de la realidad.

Área de Investigación Patrimonial (AIP)

El objetivo del área es generar contenidos y proyectos que permitan documentar las colecciones con miras a su puesta en valor. Es decir, investigación para interpretar objetos, imágenes e impresos existentes en los repositorios del Archivo Central Andrés Bello, y no sólo datos informativos sobre ellos.

Su coordinadora, Ariadna Biotti, indica que el trabajo de las colecciones “ha tenido un fuerte impulso con lo que significó la adjudicación del proyecto aplicación de tratamiento archivístico, conservación, digitalización y difusión de la donación de archivo personal y familiar de Justicia Espada Acuña (1893-1980), primera mujer ingeniera de Chile y Sudamérica, del Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile, del programa Iberarchivos, iniciativa de cooperación e integración de los países iberoamericanos".

Otro punto significativo que destaca la historiadora tiene que ver con la adjudicación del Proyecto Fondart de Infraestructura Habilitando la Sala Museo para experiencias culturales inclusivas, por medio del cual se implementaron nuevos elementos museográficos de carácter inclusivo. “Estas modificaciones permitirán conectar y conocer el patrimonio cultural por parte de comunidades en situación de discapacidad, por medio de la habilitación de infraestructura adecuada y la adquisición de dispositivos de participación, proporcionando autonomía tanto en el desplazamiento como en la comprensión de las temáticas de la exposición”.

Finalmente, la especialista enfatiza que desde esta unidad, “nos comprometemos a aportar a la reflexión histórica, patrimonial, desde la investigación, la educación, conservación, archivística y accesibilidad sobre el inmenso patrimonio que atesora la Universidad de Chile”, finaliza.

Área de Información Bibliográfica y Archivística (AIBA)

Esta área fomenta el conocimiento y la utilización de las colecciones. Su objetivo es poner a disposición de los usuarios los materiales bibliográficos y archivísticos resguardados, así como la mayor cantidad de información posible sobre las colecciones patrimoniales y el archivo universitario. También se brindan asesorías para el manejo y orden de colecciones documentales. 

En ese sentido, su coordinadora, Carolina Torres, destaca que se han llevado a cabo relevantes avances en archivística. “Dos grandes ejemplos son la creación e implementación de la gestión documental en el Archivo Central Andrés Bello y la aplicación de un primer tratamiento archivístico completo de un archivo personal de Andrés Bello, que en este caso fue la Colección Justicia Acuña. Esto último se llevó a cabo gracias a un proyecto financiado por Iberarchivos entre el 2021 y 2022. Y, por último, otro punto importante a destacar es la atención de usuarios, un servicio que se vio bastante perjudicado debido a que no se podía acceder al material presencial producto de las cuarentenas por la pandemia. Sin embargo, supimos dar respuesta en lo posible, lo que nos llevó a aplicar otras formas de acceso remoto”, recalca.

Área de Conservación y Patrimonio (ACP)

Esta área es la encargada de resguardar las colecciones por medio de su preservación, conservación, restauración, digitalización y reproducción, tanto en su individualidad como en su conjunto y contexto, incluyendo el manejo de las condiciones óptimas para investigación, consulta y difusión. Está dividida en tres unidades: Laboratorio de Conservación-Restauración, Taller Técnico de Conservación y Unidad Gráfica Digital. 

Al respecto, la conservadora y restauradora de la Sala Museo Gabriela Mistral, Katherine Gana, destaca este nuevo aniversario. “Recibimos este nuevo año con gran aprendizaje, recopilando todas las experiencias vividas desde nuestra área bajo el cierre de espacios culturales y las dificultades en la mantención de nuestras labores, las cuales son fundamentales para la preservación de los acervos patrimoniales que el Archivo Central Andrés Bello resguarda. Destacamos dentro de este período la ejecución del proyecto de inclusión de Sala Museo Gabriela Mistral como hito relevante en la accesibilidad universal dentro de la Universidad de Chile”, agrega.

A su vez, la biotecnóloga del área, Marcela Gómez, recalca las labores que ha concretado el espacio. “Nos hemos especializado en materialidades. Cada una ha aportado desde sus distintos enfoques a las metodologías y propuestas de trabajo bajo la interdisciplinariedad para llevar a cabo el cuidado del patrimonio que es tan necesario hoy en día”, comenta.

Finalmente, Andrea Durán, encargada de la Unidad Gráfica Digital, complementa el rol desarrollado el último tiempo por el equipo transdisciplinario. “Hoy podemos decir que Archivo Bello tiene una propuesta visual que la caracteriza. En ella, se rescatan los acervos materiales junto con exponer las ideas y conceptos que todo el equipo del Archivo pone a disposición de la comunidad. Creo que hay varios hitos que podemos destacar, entre ellos, la digitalización de más de 25.000 negativos de la Colección Archivo Fotográfico, así como la sistemática digitalización de los acervos bibliográficos del Archivo, que pueden ser consultados en la Biblioteca Digital de la Universidad. Últimamente, nos enorgullece la publicación del libro de la emblemática exposición fotográfica de los años 60' Rostro de Chile”, concreta.

De acuerdo al Decreto Universitario Exento N° 004887, de 1994, las funciones del Archivo Central Andrés Bello son: Formar y administrar un archivo histórico con la valiosa documentación que posee la Universidad, relativa tanto a su propia historia como a la de Chile; Promover la edición o reedición de obras relevantes conservadas en el Archivo, así como la publicación de textos provenientes de otras instituciones y finalmente, programar actividades de extensión para dar a conocer las colecciones resguardadas por la institución.

Compartir:
https://uchile.cl/u189048
Copiar