Director de la Escuela de Postgrado y Educación Continua

Gabriel Easton: Desafíos y oportunidades para aportar al país con educación continua y postgrado de excelencia

El Geólogo y Magister en Ciencias mención Geología de la U. de Chile y Doctor en Oceanografía de l’Université Bordeaux I, de Francia, Gabriel Easton, fue convocado por el decano Francisco Martínez para liderar un segundo período de la Dirección de la Escuela de Postgrado y Educación Continua.

Profesor Titular y académico del Departamento de Geología de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile, Gabriel Easton tiene a su haber una larga trayectoria en la institución dirigiendo distintas unidades y proyectos.  

Actualmente, junto con su participación en el Comité Directivo de Decanatura, también es Coordinador del Diploma en Hidrogeología de esta Casa de Estudios y miembro del Programa de Reducción de Riesgos y Desastres de la Casa de Bello (Citrid).

Es autor de 69 publicaciones internacionales, junto a libros, capítulos de libros, resúmenes de congresos nacionales e internacionales y artículos orientados a la política pública en el ámbito de medio ambiente y la reducción del riesgo de desastres. La línea de investigación que está trabajando en el presente es sobre el peligro y riesgo sísmico de la Falla San Ramón en Santiago y sobre el registro geoarqueológico de grandes terremotos y tsunamis en el norte de Chile.

Es profesor de cursos de pre y postgrado, incluyendo la guía de memorias y tesis.

Tras su nombramiento para continuar a la cabeza del Postgrado y la Educación Continua en la FCFM, Gabriel Easton comparte sus motivaciones por conjugar sus compromisos académicos con los propósitos y desafíos institucionales para contribuir a una modernización de la misma.

-¿Cómo recibe este nombramiento para el segundo período de la decanatura en curso?

La Dirección de la Escuela de Postgrado y Educación Continua es un nombramiento que agradezco profundamente. Es un gran desafío que me motiva a seguir creciendo tanto en lo personal como en experiencia institucional. La posibilidad de ser parte y liderar equipos comprometidos y de excelencia en su labor, es alentador, más aún, sabiendo que lo que hacemos tiene el potencial de impactar positivamente a miles de personas que cada año realizan estudios de postgrado, postítulo o cursos de especialización en nuestra Facultad. La visión de servicio que estamos tratando de potenciar es para ello fundamental.

- ¿Qué logros quisiera relevar de su primer período liderando esta dirección?

El periodo anterior significó un desafío mayor, primero por el estallido social y luego por la pandemia por Covid-19, con la afectación de los programas, el retraso en trabajos de tesis e implicancias en calidad de vida. A pesar de ello, nuestra Escuela realizó definiciones estratégicas y mejoras tanto en procesos de postgrado como en educación continua. Crecimos en la matrícula de postgrado, postítulos y cursos. Se crearon e iniciaron nuevos programas, implementamos una oferta de formación transversal, que incluyó deportes y de atención psicológica para nuestras y nuestros estudiantes de postgrado.

También mejoramos los procesos de acompañamiento a la acreditación de programas, incrementamos el número de becas doctorales, mantuvimos convenios y se generaron otros nuevos, tanto nacionales como internacionales y, a través de un esfuerzo mancomunado a nivel de Facultad, hemos estado superando un momento de crisis y de gran incertidumbre.

- ¿Qué aprendizajes rescata para el devenir de la Facultad de su experiencia en esta dirección, considerando la adaptación a una pandemia con trabajo remoto y las oportunidades que se abrieron para esta dirección?

Nuestra facultad se caracteriza por la excelencia, el rigor y la pasión por lo que hacemos en los distintos ámbitos académicos, en un sentido amplio y desde una perspectiva pública. Los acontecimientos acaecidos desde octubre de 2019 en adelante (estallido social primero y luego la pandemia), significaron momentos de mucho estrés, pero también se rompieron barreras que antes parecían muy difíciles de derribar. La docencia virtual y el trabajo a distancia se convirtieron en una posibilidad cierta, con las ventajas y oportunidades que ello conlleva, junto con la posibilidad de incrementar significativamente el impacto de nuestro quehacer a nivel nacional e internacional.

Sin duda que la docencia remota representa una gran oportunidad para programas de postgrado y especialmente de educación continua; solo basta recordar que la matrícula de postgrado creció un 25% si se compara el año 2021 respecto de 2017, un 108% en el caso de diplomas y un 63% en cursos, para el mismo periodo.

Esto representa una oportunidad a la vez que un gran desafío: ¿cómo hacer para que ese crecimiento sea sostenible? ¿cómo incrementamos nuestro impacto a la vez de asegurar una docencia remota, híbrida o mixta manteniendo o mejorando los estándares de calidad que caracterizan a la FCFM? ¿cómo potenciamos nuestros programas de postgrado y educación continua, respondiendo a las necesidades de las personas y demandas de la academia y de la industria? ¿cómo nos hacemos cargo de los procesos de cambio aportando al desarrollo sostenible de nuestro país? Lo anterior, siempre mirado desde la óptica de servicio, pertinencia e impacto de nuestro quehacer, son algunas de las preguntas que nos motivan.

- ¿Qué rescata de esta oportunidad de liderar la Escuela de Postgrado para su trayectoria académica, considerando que es un compromiso de alta demanda, de carácter administrativo y que probablemente consume tiempo de proyectos de investigación?

Ha sido un gran desafío la gestión de la Escuela a la vez de mantenerse activo en docencia e investigación; sin duda que demanda mayor eficiencia y una priorización de actividades, con el fin de evitar un impacto negativo en la vida familiar.

En lo personal asumí en un periodo complejo, marcado por la partida de mi mamá en septiembre de 2019, los acontecimientos que siguieron desde octubre del mismo año y las fuertes restricciones producto de la pandemia en 2020 y 2021. La transformación ha marcado y seguirá marcando nuestro tiempo y para ello la flexibilidad resulta fundamental, a la vez de mantener la atención bien puesta en el presente y los pies bien conectados a la tierra… ¿quizás en lo último me pueda ayudar el ser geólogo?

- ¿Cuáles son las principales metas en las cuales focalizarán las energías en tu dirección?

Durante el 2021 definimos como Escuela, en forma participativa, un plan estratégico que tiene cinco ejes:

Equipo: potenciar la alineación del equipo a través de la comunicación, liderazgo y participación.

Procesos: mejorar los procesos internos con el fin de brindar servicios de excelencia.

Coordinadores/as y profesores/as: fortalecer la relación con profesoras, profesores y coordinadores para potenciar un proceso integral de docencia y desarrollo académico-profesional de nuestras y nuestros estudiantes.

Estudiantes: entregar un servicio de calidad y apoyo a las y los estudiantes, y… Vinculación Interna y Externa: potenciar la vinculación con el medio para mejorar la pertinencia de los servicios que entrega la EPEC en función de su rol público.

Hemos estado trabajando según estos ejes y continuaremos en ello, incluyendo por supuesto aspectos como género, diversidad y sostenibilidad.

Adicionalmente, uno de los proyectos emblemáticos será la implementación del Plan Estratégico para la Transformación de la Educación Continua en nuestra Facultad, realizado en forma participativa con el acompañamiento del Tecnológico de Monterrey, el cual busca potenciar el impacto de esta actividad a nivel regional e internacional, manteniendo o mejorando la pertinencia y calidad de la docencia que nos caracteriza.

- Chile está viviendo un momento histórico, a los ojos del mundo. Pasó por un estallido social, entró en una pandemia mundial y ahora el país está a punto de decidir si aprueba o rechaza una nueva Constitución. En este escenario histórico ¿qué reflexión puede compartirnos sobre la importancia de seguir fortaleciendo el postgrado y la educación continua para el desarrollo de nuestra sociedad?

Es alentador que se incluyan en forma directa aspectos como la sostenibilidad y la educación a lo largo de la vida, en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este último principio es inspirador y orientador para instituciones como la nuestra, pues queremos que nuestras y nuestros estudiantes puedan, en la práctica, acceder a una mejora constante a través de programas y cursos que les permitan realizar sus anhelos, en las distintas etapas de sus vidas en las que se encuentren… no solo queremos que se gradúen, sino que vuelvan, que se sientan acompañados, acompañadas y para eso es fundamental potenciar la articulación pre-postgrado como también entre programas de educación continua y postgrado, algo que nuestra Facultad está impulsando y que esperamos pueda ser un objetivo importante también para nuestra Universidad.

 

 

Compartir:
https://uchile.cl/u189155
Copiar