Egresado de Arquitectura

Juan Pablo Espínola, el primer chileno en el Programa de Moda de la Royal Academy of Fine Arts de Amberes

En esta entrevista con la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la U. de Chile, el egresado y arquitecto, Juan Pablo Espínola, habla de su trayectoria y sus aprendizajes en la FAU para erguirse como diseñador emergente, así como las posibilidades que ofrece esta carrera para aventurarse en el área de las artes y el vestuario. 

Juan Pablo Espínola sorprendió al mundo de la moda cuando publicó imágenes de diseños creados mediante Inteligencia Artificial (IA). Así, creó impresionantes piezas de ropa sin usar lápiz, papel o dibujar “cero dibujos. ¡Solo escribí algunas instrucciones y listo!”, contó en su Instagram.

Sus diseños fueron creados gracias al sistema Dall-E, que permite crear imágenes artísticas y realistas a partir de instrucciones que consisten en conceptos e ideas que el diseñador entrega. “Aquí hay una serie de conceptos/aspectos de moda generados digitalmente con sugerencias para un objetivo de diseño específico”, explicó. 

¿Cómo y cuándo empezaste a interesarte en el diseño de vestuario?

Desde siempre estuvo la curiosidad de explorar las similitudes que hay entre el mundo de la indumentaria y la arquitectura. Para mí, son capas de habitabilidad con varios polos de convergencia y divergencia a la vez, y fue una curiosidad con la cual entré a desarrollar desde el primer año hasta ahora. Además, con orgullo puedo decir que, guiado por el profesor Mauricio Baros Townsed, pude desarrollar con distinción máxima la primera tesis de pregrado en torno al uso de membranas textiles en arquitectura, como una forma de plantear que a través de textiles se pueden crear espacios. Durante mi tiempo en la escuela, también la universidad me permitió dos veces autogestionado  realizar desfiles de moda autogestionado en sus dependencias, y abiertos a toda la comunidad.

¿Cómo fue el proceso de ingreso a la Royal Academy of Fine Arts?

Mi interés estaba en llegar a esa academia por sobre todas las cosas. La Royal Academy of Fine Arts Antwerp tiene una gran historia y es de altísimo nivel, ya que fue fundada en 1663, a través de una orden real por el entonces Rey de España Felipe IV para establecerse como Real Academia de Bellas Artes. Por esta escuela pasó Vincent Van Gogh, el destacado arquitecto Henry Van de Velde. Y en términos contemporáneos, su programa de moda ha sido clave en la moda del siglo XX, siendo la cuna del famoso grupo de diseñadores "Antwerp Six", del diseñador Martin Margiela, y Demna Gvasalia, actual diseñador en jefe de la marca Balenciaga, que también salió de esta escuela. A través de un arduo proceso de postulación, que involucró la selección de mi portafolio, carta de motivación, entrevista y test creativo, me permitió poder ser el primer chileno aceptado en esta academia.

¿Cuéntanos tu experiencia como diseñador y el aporte de la formación en arquitectura para este diseño?  

He podido encontrar bastantes similitudes en torno al tipo de enseñanza entre arquitectura y moda. El desarrollo de un Taller de diseño que presente el proceso de diseño como un camino orgánico basado en el descubrir y la comprensión empírica, es algo que me ha recordado mucho a cómo se enseña en primer año en la FAU. Al final del día, uno está trabajando para un ser humano, ya sea en su capa más cercana a la piel, o en su contexto como espacio habitable, por lo que para mí, la arquitectura con el diseño de indumentaria son disciplinas que constantemente están dialogando a través del manejo de proporciones, volúmenes y relación del ser humano con el contexto inmediato.

¿Qué le recomiendas a las y los estudiantes respecto de las posibilidades de desarrollar diversas líneas profesionales?  

La arquitectura es una carrera de gran flexibilidad para distintos campos de desarrollo que se conectan y relacionan, por lo que creo que le recomendaría a las y los estudiantes que no hay que tener miedo a diferenciarse debido a un cierto interés a desarrollar y visibilizar. Desde el día 01 en la Facultad de Arquitectura dejé en claro mis gustos y por donde quería perfilar mi carrera, lo que me permitió desarrollar proyectos bastante singulares y permitirme conectar con gente que tal vez no hubiera sido posible si no hubiese visibilizado mi divergencia profesional durante mi estadía en la FAU. Las y los profesores de la facultad son bastantes más abiertos de mente de lo que uno cree, y a la vez, algunos estudiantes terminan siendo extremadamente cerrados en sus propuestas, por lo que mi mayor recomendación es que si hay algo que te obsesiona y con potencial conexión en arquitectura, desarróllalo. si crees en tu proyecto, la gente creerá en tí. 

Compartir:
https://uchile.cl/u189207
Copiar