Equipo de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas

U. de Chile desarrolla innovadoras fórmulas para la administración de fármacos y el desarrollo de implantes

Mejorar los conocimientos en materia farmacéutica y generar nuevas herramientas que sean más eficientes y aporten a la salud de las personas es uno de los objetivos del Laboratorio Drug Delivery del Departamento de Ciencias y Tecnología Farmacéuticas de la Universidad de Chile. Esta unidad de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas, liderada por el académico Javier Morales, actualmente desarrolla una línea de investigación que busca identificar problemas de las terapias existentes, para luego generar tecnologías que mejoren el desempeño de fármacos y productos en distintas patologías.

La iniciativa, denominada "Materiales poliméricos nanoestructurados como sistemas de entrega controlada y dirigida de fármacos", ha permitido impulsar variados estudios en el marco de tesis doctorales, de magíster y de pregrado, e investigaciones postdoctorales. Además, el grupo investigativo ha colaborado con otros espacios nacionales e internacionales mediante proyectos concursables de ANID y extranjeros.

“En el grupo hemos desarrollado y continuamos avanzando en diversas tecnologías, tales como formas amigables en la administración de péptidos como la insulina, sistemas dirigidos y biosensibles para optimizar la llegada de terapias a sus blancos terapéuticos, antibióticos gastroretentivos para optimizar el tratamiento de infección estomacal por Helicobacter pylori, antibióticos para el tratamiento eficaz de las infecciones del tracto urinario, descubrimiento de nuevos fármacos contra la hipertensión y desarrollo de implantes para regeneración ósea”, detalló el profesor Morales.

Dentro de los avances logrados, destacó que “la investigación de administración de insulina por la vía bucal (libre de inyecciones) se encuentra patentada y ha sido licenciada a un spin-off para potenciar el desarrollo y avance de la investigación”. Adelanta, además, que existen otros productos en fase de patentamiento o etapas experimentales para su pronta implementación.

En esta línea se encuentra el estudio realizado por la estudiante del doctorado en Ciencias Farmacéuticas, Andrea Ortiz, quien en colaboración con el profesor Morales diseñó un sistema nanoestructurado lipídico dirigido, específicamente, a la mucosa gástrica para la entrega del antibiótico contra la infección causada por Helicobacter pylori. El proyecto fue capaz de permitir una liberación localizada de un fármaco contra esta patología de alta relevancia nacional.

La prevalencia de la infección causada por Helicobacter pylori en Chile es, aproximadamente, de un 70%, puesto que los tratamientos farmacológicos actuales no son completamente efectivos. Ante esto, la investigadora señaló que “resulta importante diseñar nuevas estrategias que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Así, el aporte de esta investigación es entregar una terapia farmacológica dirigida que permita disminuir la dosificación y los efectos adversos del medicamento. Mediante esto, es posible mejorar el apego a la terapia y consecuentemente, la calidad de vida de las personas”.

Formación y quehacer investigativo

La labor que desarrolla el Laboratorio Drug Delivery está en sintonía con la misión de innovación e investigación que potencia la Universidad de Chile, expandiendo el límite del conocimiento en su área y desarrollando nuevos materiales y sistemas de entrega de fármacos. Por otro lado, el aspecto de innovación es abordado a través de procesos de divulgación de las patentes y artículos científicos.

La transdisciplina es otro de los aspectos abordados por el equipo investigativo en su accionar, puesto que “son temas muy transversales y nuestros mayores avances los hemos realizado por medio de esfuerzos transdisciplinares”, mantuvo Morales, concluyendo que “es importante relevar estas investigaciones a la comunidad universitaria, pues abren la puerta a mejorar las actuales investigaciones y encontrar nuevas ideas para futuras”.

Por su parte, Andrea Ortiz recalcó que los aportes están en línea con la misión en investigación e innovación de la U. de Chile y valoró el carácter formador del plantel. “Me parece relevante potenciar las investigaciones que se realizan en los laboratorios de la Universidad, en los cuales trabajan docentes y se forman estudiantes de diferentes grados académicos. Es importante porque todas las investigaciones tienen la potencialidad de llegar a ser un aporte a la comunidad y mejorar desde diferentes aristas las problemáticas actuales”.  

Compartir:
https://uchile.cl/u190550
Copiar