Unidad proyecta sus desafíos a futuro

Dirección de Deportes y Actividad Física celebra 20 años promoviendo la vida saludable en la U. de Chile

La Dirección de Deportes y Actividad Física (DDAF) integra la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios (VAEC), unidad que vela por el conjunto de políticas, programas y actividades que buscan contribuir a la formación y desarrollo integral de la comunidad estudiantil, en un marco de derechos, respeto y dignidad de las personas, promoviendo su autonomía, desarrollo individual y comunitario en un contexto de equidad e inclusión.

En el marco de la celebración de los 20 años de la DDAF, su director (s), Andrés Aranda, expresa que “en la perspectiva del desarrollo integral de las personas y formación de futuros profesionales, hoy en día encontramos en el deporte y la actividad física una potente herramienta transversal, quizás la única, forjadora de valores y facilitadora de competencias necesarias para individuos llamados a liderar cambios”.

Este mes, la DDAF además realizó la 50ª versión de los Juegos Olímpicos Estudiantiles (JOE), la tradicional semana deportiva de nuestro plantel. Por otra parte, esta semana la U. de Chile es anfitriona del Campeonato Nacional Universitario de Taekwondo, torneo en el que recibirá a deportistas de 15 instituciones de educación superior.

Historia de la DDAF

La Dirección de Deportes y Actividad Física de la Universidad de Chile se creó el 30 de septiembre de 2002, por decisión del Consejo Universitario. Su establecimiento buscaba dar mayor autonomía al deporte de la Universidad. Anteriormente, deportes dependía de la ex Dirección de Asuntos Estudiantiles, como una unidad dependiente de la Vicerrectoría de Asuntos Académicos (VAA). Durante sus primeros años, sus objetivos se centraron en consolidar los programas de competencias internas, como los Torneos Interfacultades (TIF) y los Juegos Olímpicos Estudiantiles (JOE), así como potenciar la representación institucional a nivel regional, nacional e internacional.

En 2014, se creó la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios (VAEC) y la DDAF pasó a depender de ella. Un año más tarde, entró en operaciones la primera fase del Campo Deportivo Juan Gómez Millas, es decir, el exterior del recinto. Luego, el año 2018 se inauguró el edificio Polideportivo CDJGM, lo que constituyó un importante avance de infraestructura y equipamiento deportivo que posicionó a la Universidad de Chile como un referente del deporte universitario a nivel nacional e internacional.

Esta puesta en marcha permitió la apertura de los Programas de Actividad Física Comunitaria y de Deporte Generalizado, así como ampliar la oferta de los Cursos de Formación General y Electivos Deportivos, ofreciendo más alternativas de acceso al deporte para la comunidad estudiantil. También se aperturaron Escuelas Deportivas para niñas, niños y adolescentes con fines formativos, y se crearon Talleres de Actividad Física dirigidos a la comunidad en general.

Avances y desafíos

Uno de los desafíos para esta Dirección es la actualización del Plan Maestro de Infraestructura Deportiva para responder a las crecientes necesidades que tienen las y los estudiantes de las distintas facultades y campus de la Universidad. Esta medida busca aumentar la participación de la comunidad en las actividades físicas y deportivas.

“El deporte y la vida saludable son parte importante de la formación y desarrollo de los miembros de nuestra comunidad, a nivel de alto rendimiento, pero también de la actividad con fines recreativos. Vemos que el interés por la actividad deportiva va en aumento, por eso vivimos este aniversario con miras a potenciar ese crecimiento ofreciendo más alternativas y mayor acceso”, indicó la vicerrectora de Asuntos Estudiantiles, Josiane Bonnefoy.

En los últimos años, la Casa de Bello ha tenido una importante presencia en la escena deportiva nacional, que se ha materializado en su participación en competencias de la Federación Internacional del Deporte Universitario (FISU) o en otras instancias internacionales, como sudamericanos, mundiales y panamericanos federados.

Por otra parte, deportistas de alto rendimiento pueden ingresar a la Universidad de Chile y continuar con su desarrollo deportivo y profesional. “El desafío en esta materia es establecer y socializar el programa integral de apoyo al deportista de alto rendimiento a través de un sistema de doble carrera”, indicó el jefe de Planificación y Desarrollo Deportivo de la DDAF, Lucas González.

Finalmente, otra de las proyecciones es finalizar el proceso de creación de la Política de Deportes y Actividad Física de la Universidad de Chile, así como establecer nuevos convenios con instituciones públicas y privadas que permitan la formación y capacitación de profesionales vinculados al deporte y la salud de las y los estudiantes deportistas.

Compartir:
https://uchile.cl/u190599
Copiar