Generación de estudiantes celebra por primera vez su ceremonia de egreso en edificio de Pío Nono

"Entrar, estudiar y luego egresar de nuestra Facultad no significa cruzar una única puerta, sino abrir otras muchas". Estas palabras expresadas por el Decano Pablo Ruiz-Tagle definen gran parte de las sensaciones que compartieron los ahora ex estudiantes de la Generación 2017 en su Ceremonia de Egreso, realizada el pasado 21 de noviembre.

 La actividad fue la primera ceremonia de egreso presencial post pandemia y la primera que se organiza en la Facultad. 

Fueron 205 egresados y egresadas los que pusieron punto final a su etapa académica, a la que sigue otras exigencias como la práctica, la memoria y el examen de grado, hasta obtener el título profesional, que en el caso de la carrera de Derecho es otorgado por la Corte Suprema. Fueron acompañados en el acto por autoridades de la Facultad, profesores, funcionarios/as, familiares y amigos.

El Decano Ruiz-Tagle recordó los valores que promueve la U. de Chile y que la tienen como institución líder en la enseñanza del Derecho en el país.Fueron 205 ex estudiantes los que pusieron término a su ciclo académicos en una ceremonia que por primera vez se realizó en el Patio Central de nuestra Facultad.El profesor Jonatan Valenzuela se refirió a los desafíos y oportunidades que los egresados y egresadas enfrentarán al salir de la Universidad: "lo que hay afuera es enorme, es vasto, es interminable".Durante la ceremonia, los padres de Emerson Ramírez recibieron un diploma de honor como homenaje póstumo.El encuentro fue encabezado por el Decano Pablo Ruiz-Tagle, quien fue acompañado por la Vicedecana Renée Rivero; el Director de la Escuela de Pregrado, Miguel González; la Subdirectora de la Escuela de Pregrado, Paula Ahumada; el Director Académico, Álvaro Fuentealba; el Director de Asuntos Estudiantiles, Rubén Burgos; la Directora de Extensión y Egresados, Cecilia Domínguez; el Director de la Escuela de Postgrado, Gonzalo Berríos; y la Subdirectora de la Escuela de Postgrado, Marianne González. Oficiaron como maestros de ceremonia los profesores Daniela Ejsmentewicz y Eduardo Morales. Asimismo, los profesores Jonatan Valenzuela, Nicolas Stichkin, Gabriel Hernandez, Pía Tavolari y Cristian Maturana fueron los elegidos por la Generación 2017 para efectuar la entrega de los diplomas de egreso.

Agradecimiento y buenos deseos

En el cierre de su etapa como estudiantes, el Decano Ruiz-Tagle agradeció a los nuevos egresados y egresadas el haber elegido la Universidad de Chile para efectuar sus estudios de Derecho. En esta línea, resaltó los valores de la Casa de Bello y aseguró que estarán siempre presente en el camino profesional que elijan los ex alumnos y alumnas. "Somos una institución republicana que se ha formado para vivir el ideal de la justicia en Chile y que se rige por valores, principios, normas, reglas y procedimientos republicanos y democráticos. La dignidad humana, la libertad, la igualdad y la justicia y la democracia nos inspiran en lo que profesamos, que es y será nuestra profesión y en eso concentramos su formación", añadió la autoridad.

"También hay que agradecer a sus familias que acompañan y apoyan su formación; a los profesores que entregaron lo mejor de tienen para su formación académica y profesional; a los funcionarios de nuestra Facultad que colaboraron cada uno en sus respectivas labores para hacer este momento posible", dijo el Decano frente a la audiencia que se reunió en el Patio Central de nuestra Facultad.

En sus palabras, el Decano resaltó el compromiso de lograr en nuestra comunidad un ambiente respetuoso, de buen trato, de paz. "No es una cuestión estratégica, de evitar los problemas por comodidad, sino el convencimiento profundo que tal ambiente permite hacer más y mejor universidad, tener una docencia más digna y más y mejor investigación, reflexión e intercambio de ideas", complementó.

Más allá de un "adiós", el Decano despidió a los ex estudiantes con un "hasta pronto", porque aseguró que el recuerdo de anécdotas, risas, intercambio de opiniones y la vida académica de casi cinco años, suele venir acompañado de una revalorización de las cosas positivas que tiene el paso por la Escuela. En esta línea, el llamado fue a participar en las diversas actividades de extensión o de inclusión, además de las variadas opciones que ofrece el Postgrado: "Se ha vuelto necesario en muchos aspectos, continuar aprendiendo: cada vez más se necesita de un aprendizaje continuo, porque han surgido y surgirán problemas que exigen nuevos y mejores conocimientos", concluyó.

Caleidoscopio de memorias

Isidora Parra fue la representante estudiantil a cargo de dar un discurso, en el que agradeció a sus compañeros y compañeras por “el caleidoscopio de memorias que podré repetir en mi mente, y también les agradezco los últimos cinco años en que hemos madurado juntos. Ha sido mi placer y honor pasar estos años con ustedes”.

La egresada se mostró feliz de poder realizar la ceremonia en el edificio de Pío Nono, después de un par de accidentados años que incluyen el estallido social de 2019, la crisis sanitaria producto de la pandemia y las clases virtuales por más de dos años. Isidora resaltó que después de todos estos hechos, “debemos ser capaces, desde la vereda que elijamos, de seguir luchando por una vida digna, por una educación de calidad y por igualdad de oportunidades para todas y todos. No podemos jamás olvidar que somos alumnos de una universidad que es y será un bastión de las transformaciones sociales y del compromiso con las urgencias de nuestro país”.

La ex alumna le deseó éxito a sus pares, sea cual sea el camino profesional que elijan, instando a actuar siempre con “pasión, convicción y un fuerte sentido de identidad”, porque después de cinco años de compartir en las aulas, “somos un pedacito de la historia que seguirá escribiendo esta facultad, y de las pocas certezas que hemos adquirido en estos años es que a la historia no se la elige: te golpea y te sorprende, te marca. Ustedes han dejado su marca, y ese acto nos vuelve a todos iguales, nos vuelve compañeros en el más lindo sentido de la palabra”.

Vínculo para la posteridad

El académico Jonatan Valenzuela fue el profesor elegido por la Generación 2017 para brindar el discurso de despedida. En sus palabras, el docente recordó su experiencia como estudiante y explicó cómo, en su experiencia, una vez que se entra a las aulas de Pío Nono, se sale con un sello imposible de borrar. Sobre el desarrollo de la ceremonia, el profesor Valenzuela definió el proceso como “un acto de separación entre los estudiantes y la Facultad. La Facultad se arranca una parte de sí, de manera deliberada, quizá consciente, donde no hay títulos en juego, licenciatura ni otro honor más que salir corriendo en dirección inversa al resto del mundo que los espera afuera”.

“Se suele pensar y repetir que los estudiantes de Derecho de la Universidad de Chile tienen una patente de inteligencia. Nosotros a esta altura sabemos que no”, ironizó el profesor, con énfasis en añadir que “lo que sí sabemos es que en esos egresados nada brilla tanto, nada es oro puro, sabemos que nada es completamente malo, nadie es enteramente maligno ni nada es totalmente incomprensible. Todo el mundo merece defensa y sin defensa no hay justicia”.

Si bien el profesor reconoció que gran parte de su trayectoria profesional siempre ha estado vinculada a las aulas de Pío Nono, la que se remonta a su ingreso como estudiante en 1998, le señaló a la Generación 2017 que “el territorio fuera de esta Facultad es enorme. Desde acá, desde el patio, apenas se ve lo que hay afuera, porque este edificio está concentrado en mirarnos los unos a los otros. Pero lo que hay afuera es enorme, es vasto, es interminable. Y lo que nos llevamos de acá es apenas una impresión en la piel del paso por estas salas que no van a poder borrar nunca”.

Homenajes póstumos

Dentro de la ceremonia, los miembros de la Generación 2017, los profesores presentes y el público asistente brindó un homenaje póstumo a Emerson Ramírez Aguilera, estudiante fallecido en enero de 2019.

En señal de reconocimiento, el Decano Pablo Ruiz-Tagle hizo entrega de un diploma de honor a la madre del ex estudiante, Cecilia Aguilera.

Asimismo, las personas presentes en la ceremonia guardaron un minuto de silencio en memoria de la egresada Daniela Torres Flores, fallecida el pasado fin de semana.

La ceremonia contó con la participación del Coro Lex, quienes interpretaron las canciones “Summer time” y “A gershwin portrait”.

Compartir:
https://uchile.cl/u193165
Copiar