"Alumno debe tener acceso a universidad, pero de calidad"

El rector de la Universidad de Chile (pública), Víctor Pérez Vera, es el conferenciante invitado a la sesión solemne de hoy por los 53 años de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol). Hablará sobre la educación superior, tema que en su país es motivo de debate nacional por la gran movilización estudiantil en procura de que sea gratuita.

¿Como rector de la principal universidad pública de Chile, cree que eso es factible?

Creo que hay que avanzar en esa dirección. Ahí hay que tener como país una mirada global, porque junto con los desafíos de la educación superior, están los desafíos de la educación preescolar, básica-inicial, que es el nivel donde se puede buscar resolver aquellos problemas que después se derivan del nivel socioeconómico de los estudiantes.

¿Las condiciones son similares a la educación superior? ¿Es decir, ahí también hay establecimientos públicos y privados y los chicos deben pagar en ambos?

En Chile existe libertad de enseñanza. En ese esquema la educación chilena tiene una provisión mixta. En el caso de las universidades, hay estatales (16) y privadas. A nivel de básica y media, hay la educación municipalizada, que la da el Estado a través de los municipios; la educación subvencionada, en que el Estado subsidia a particulares; y la educación particular pagada, que no recibe subsidio. Es decir, la provisión de educación en Chile es mixta en todos los niveles.

¿Considera que el pago de aranceles ha limitado el acceso de los jóvenes a la universidad?

Por supuesto y eso es lo que está generando la demanda que se viene planteando y que hoy es más evidente. Hoy se ha aceptado que ese es un tema al que se le debe buscar una solución a través de una política de Estado,

¿Qué están planteando al respecto las universidades?

Hay que avanzar a que por lo menos los siete primeros deciles tengan acceso a estudiar gratuitamente, sea a través de aportes del Estado, ayudas o becas reales, de tal manera que sus familias no deban pagar. Y a partir del octavo, noveno y décimo deciles, que existan sistemas de apoyo que vayan favoreciendo a los sectores medios de la población.

(Chile clasifica a su población en quintiles o deciles. Cada uno corresponde al 20 o 10% de los hogares, ordenados por ingreso per cápita, siendo el primer quintil o decil el más pobre; y el último, el más rico. NdlR.)

Es una propuesta mixta.

De lo que se trata es de que la capacidad de pago no sea lo que determine si un estudiante puede o no entrar a la universidad. Y, además, que esa universidad sea de calidad. Esto es importante, porque no se trata de permitir acceso a una universidad que sea pobre o que sea mediocre.

¿Qué porcentaje del presupuesto de su universidad depende del cobro a los estudiantes?

Del presupuesto total el Estado aporta el 10%. El estudiante, con sus aranceles, sea a través de pago directo o becas que recibe, significa alrededor de un 18%, en pregrado; los de posgrado equivalen a un 4%. Entre ambos son 22%. El resto se obtiene de fondos competitivos y convenios con el sector externo.Víctor Pérez - Catedrático chileno

Compartir:
https://uchile.cl/u76156
Copiar