Autoridad de la U. de Chile pudo entrar a su oficina tras más de seis meses:

Rector Pérez defendió decisión de no desalojar Casa Central

ALEJANDRA MUÑOZ C. 

Ayer, por primera vez en más de medio año, el rector de la U. de Chile, Víctor Pérez, pudo volver a pisar su oficina en la Casa Central y mirar los cuadros que adornan las dependencias, varios de los cuales le pertenecen y lo han acompañado por los recintos del plantel desde que era decano de Ingeniería.

La autoridad, quien recorrió el edificio de la Alameda para ver como quedó luego de la toma que duró 195 días, afirmó que el recinto sólo tiene daños menores y agradeció a una decena de funcionarios del plantel que se mantuvieron en la Casa Central mientras los alumnos la mantenían ocupada.

Víctor Pérez defendió además su decisión de no desalojar el edificio pese a la extensión de la toma, ya que a su juicio habría sido contraproducente. "Muchas universidades estuvieron completamente tomadas y las veces que se hizo entrar a la fuerza pública resultó contraproducente, porque radicalizó más las posiciones, fueron retomadas y nosotros creemos en el diálogo", dijo la autoridad, a la vez que agregó que las tomas vulneran la convivencia universitaria.

Pérez dijo además que no se llegó a ningún acuerdo con los estudiantes, como afirmó la FECh al entregar el inmueble. Eso sí, reconoció que se discutió la idea de que la Casa Central estuviera abierta a la comunidad, "lo que siempre ha ocurrido", aclaró. Sobre la instalación de un lienzo en el frontis, que pidieron los alumnos, dijo que si el Consejo de Monumentos Nacionales lo acepta, se puede hacer.

En cuanto a los daños, mientras el patio donde se encuentra la estatua de Andrés Bello -que alberga la rectoría y la sala del Consejo Universitario- está casi intacto, las dependencias donde está la imagen de Ignacio Domeyko tienen grafitis. En el segundo piso, la sala Eloísa Díaz estaba sucia y aún contenía pertenencias de los estudiantes.

En el patio Domeyko, además, quedaban colchonetas y frazadas que no fueron retiradas por los alumnos.

Las autoridades de la U. de Chile comenzarán a cuantificar los daños con objeto de definir el plazo para realizar las reparaciones.

 Renuevan acreditación por período máximo

Junto con la devolución de la Casa Central, el rector de la U. de Chile celebró además la decisión de la Comisión Nacional de Acreditación de volver a certificar al plantel por 7 años, el máximo legal.

La acreditación de la Casa de Bello incluyó las cinco áreas que estipula la norma: docencia de pregrado, docencia de posgrado, gestión institucional, vinculación con el medio e investigación.

"Es una muy bonita forma de terminar el año. La Chile se la ha jugado por Chile siempre, y especialmente este año, y somos la número uno, en todos los rankings", afirmó Pérez. La autoridad agradeció a la vicerrectoría de asuntos académicos, unidad a cargo de los procesos necesarios para la reacreditación. El informe de autoevaluación se entregó en abril de este año a la Comisión y en noviembre los evaluaciones externos visitaron el plantel.

 

 

Compartir:
https://uchile.cl/u77988
Copiar