Rector Víctor Pérez: "Cuando Chile amenace los equilibrios económicos se resolverán los problemas en educación"

En su tradicional discurso de inauguración del año académico, el Rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez, reiteró la necesidad de que el Estado implemente un "Nuevo Trato" con sus instituciones de educación superior.

La máxima autoridad de nuestra casa de estudios aseguró que es necesario terminar con la lógica de autofinanciamiento para evitar que ocurra el desmantelamiento de lo público que se produce hoy en día en la enseñanza escolar. Para esto, aseguró, el Estado debe aportar con un 50 por ciento del financiamiento para sus universidades con aportes basales permanentes.

"En una concepción de lo público como una provisión de lo mínimo a quienes no pueden pagar el precio de algo en el mercado, la Universidad de Chile debiera ser privatizada porque no tiene sentido que el Estado ofrezca a quienes han tenido una mejor educación secundaria, algo superior a lo que se ofrece en el resto del sistema. Para algunos, la existencia de la Universidad de Chile es una anomalía y ésta se resuelve dejándola entregada a las fuerzas del mercado. En ese caso es sólo cuestión de tiempo para que el mismo proceso que llevó a la segregación del sistema escolar público solucione esa anomalía por la vía de que las universidades públicas sean una opción real sólo para quienes no pueden optar al sector privado", precisó el Rector.

Si bien, el rector afirmó que la educación particular y la libertad de enseñanza no están siendo cuestionadas señaló que  "sólo un sector minoritario de la población puede ejercer en pleno esa libertad de elección, no así las familias de los sectores medios y más vulnerables de la población, quienes no tienen la capacidad de pago para elegir libremente".

"La ciudadanía exige que la educación sea un derecho social y tener igualdad de condiciones para elegir la educación de sus hijos. Por eso, exige que los colegios públicos tengan, a lo menos, igual calidad que los colegios particulares pagados. Sólo ahí se puede hablar de libertad de enseñanza. La ciudadanía se cansó de que en Chile la cuna y capacidad de pago de sus padres marque de por vida  las posibilidades de desarrollo de los talentos con los que nacen nuestros hijos", indicó la autoridad universitaria en su alocución.

El Rector Pérez también respondió a las críticas sobre supuesto lucro en las universidades estatales: "Como las universidades se rigen bajo las reglas del mercado y del autofinanciamiento deben actuar dentro de éste para financiarse. Hacerlo significa vender servicios y con los resultados de esa venta, pagar a quienes contribuyen con ese servicio. Otra cosa es que hayan instituciones que se entiendan para producir utilidades económicas para sus controladores".

Facultades de Educación

El Rector de la Universidad de Chile recordó el proyecto de establecer una Facultad de Educación al alero de nuestra casa de estudios y aseguró que "con 500 millones de dólares en diez años es posible financiar una Iniciativa Bicentenario para que cinco Facultades de Educación en el país tengan la capacidad y compromiso de transformarse, en ese período, en centros de reconocida excelencia internacional en educación, distribuidas en todo el territorio, y cuyas universidades -al menos tres de ellas públicas- se comprometan a involucrar a todas sus otras Facultades y Departamentos disciplinarios en esta tarea".

Pérez subrayó que "estas cinco Facultades de Educación se deben comprometer a sostener proyectos que impliquen, a lo menos, inversiones en infraestructura, equipamientos y laboratorios de última generación; concursos internacionales para traer al menos 200 académicos con doctorado en los próximos 5 años; alianzas con Facultades de Educación del más alto nivel internacional; una Red de establecimientos escolares y jardines infantiles, con asiento en sectores sociales vulnerables; creación de centros de experimentación didáctica y de plataformas web para que todos los educadores del país accedan a los desarrollos logrados. Todo lo anterior, necesariamente acompañado de políticas públicas que eleven la valoración social y material del ejercicio de la profesión docente".

Con este proyecto, el Rector Pérez Vera planteó la urgencia de dar un giro audaz en las políticas públicas educacionales. "Los problemas de Chile se van a resolver cuando este país definitivamente diga que la educación pública es lo más importante y esté dispuesto incluso a amenazar sus equilibrios micro y macro económicos para resolver un problema que hoy constituye una inequidad y una desigualdad que es inaceptable para una sociedad como la chilena"

Proyectos de ley

En su discurso, la máxima autoridad de nuestra casa de estudios comentó que las iniciativas gubernamentales que han emanado en este sector son sólo "parches y retazos, sin hilo conductos aparente, cambios que han surgido más como resultado de las negociaciones para superar conflictos sociales coyunturales y a espaldas de la ciudadanía, que como resultado de una política pública de Estado".

En esa línea, el Rector Pérez indicó que "un ejemplo de cambio gatopardista es el actual proyecto de Superintendencia de Educación Superior, entidad que solo la U. de Chile defendió en junio en 2011, contra la oposición y descalificaciones de muchos quienes hoy aparecen como sus grandes impulsores y defensores. Es un proyecto deficiente y que, lejos de desterrar el lucro en la educación superior, pretende legalizarlo por la vía de regular las relaciones entre empresas relacionadas y las universidades".

También lamentó que no se apoye la remodelación y restauración de la Casa Central de la Universidad de Chile y que aún no se discutan proyectos como el que regula el lobby y el que plantea el Nuevo Trato.

Finalmente, hizo un reconocimiento al "liderazgo del movimiento estudiantil", en especial, a los dirigentes de nuestra casa de estudios y sentenció que "habla muy bien de Chile el hecho de que se discuta sobre la educación".

Escuche el discurso completo aquí

00:00/41:03

  
Compartir:
https://uchile.cl/u90962
Copiar