Arquitectura y Urbanismo
Cs. Agronómicas
Cs. Físicas y Matemáticas
Cs. Forestales y de la Conservación de la Naturaleza
Cs. Químicas y Farmacéuticas
Cs. Veterinarias y Pecuarias
Filosofía y Humanidades
Medicina
Estudios Internacionales
Comunicación e Imagen
Derecho
Unidades académicas
Fichas Facultades

Ciencias

Investigación científica al alero de las "Barracas"

En el año 1968, en terrenos adquiridos por la Universidad de Chile a la chacra Santa Julia, se inicia la construcción de instalaciones provisorias para el funcionamiento de la Facultad de Ciencias en un recinto propio. Con casi 800 metros cuadrados de una precaria infraestructura, comienzan sus funciones provisoriamente algunos biólogos y químicos. Este fue el inicio de las emblemáticas construcciones conocidas como "Las Barracas" que aún cobijan a científicos de la Facultad después de 52 años.

Estos pabellones de madera, símbolo de una época de importantes cambios en el país, no sólo han perdurado en el tiempo sino que han sido testigos privilegiados de las numerosas investigaciones que se han realizado, de la formación de muchos nuevos científicos para el país y el crecimiento alcanzado por la Facultad de Ciencias para transformarse en uno de los principales centros de investigación. Las Barracas, junto al Ciclotrón, representan los dos elementos tangibles que marcaron la colonización de los terrenos de la chacra de Santa Julia. El primero sentando las bases de la infraestructura, sin importar la forma, para la generación de nuevos conocimientos; y el segundo mirando al desarrollo y marcando un hito en la investigación de la física nuclear.

Se contaba con espacio suficiente para construir, pero no había dinero para hacerlo. Comenzaban a llegar nuevos académicos y también resultaba cada vez más complicado hacer las prácticas de laboratorio en otras facultades. Por ello, se planteó la posibilidad de levantar construcciones livianas. El Decano de la época, Dr. Mario Luxoro Mariani, junto al entonces Director del Departamento de Química, Dr. Jorge Valenzuela Pedevila, en una visita a un escultor que trabajaba en un galpón, constataron en terreno las características de aquella construcción y la posibilidad, con algunos ajustes, de replicarla en la Facultad de Ciencias.

La construcción de las "Barracas" fue encargada a una pequeña empresa en Puente Alto donde se hacían casas prefabricadas. El Dr. Luxoro fue quien dio las indicaciones del diseño definitivo. En esa época, también se contrató a un albañil con cuatro ayudantes para realizar los trabajos de pavimentación. En cuanto a las instalaciones eléctricas, que también abarcaban el funcionamiento del Ciclotrón, fueron hechas por personal de la Facultad de Ciencias y la matriz que se diseñó en esos años todavía brinda energía a este perímetro.

Las Barracas aparecieron como una solución provisoria ante una situación de precariedad en infraestructura, pero con el tiempo se fueron manteniendo y extendiendo. Hoy, en su calidad de "provisorias", recuerdan su origen cuando la voluntad y el talento superaban todos los obstáculos por lo que constituyen, sin duda, un emblema histórico de la Facultad de Ciencias.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u162006
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: