Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas

Con homenaje al glaciólogo Louis Lliboutry, FCFM y Aguas Andinas celebraron el Día Mundial del Agua

Gino Casassa, James McPhee y Marc Turrel durante un panel realizado en el marco del Día Mundial del Agua.

Gino Casassa, James McPhee y Marc Turrel durante un panel realizado en el marco del Día Mundial del Agua.

Marc Turrel, autor del libro El hombre que descifró los glaciares, junto a Francisco Martínez, decano de la FCFM, y Guillermo Pickering, presidente de Aguas Andinas.

Marc Turrel, autor del libro "El hombre que descifró los glaciares", junto a Francisco Martínez, decano de la FCFM, y Guillermo Pickering, presidente de Aguas Andinas.

Parte de la exposición con imágenes de glaciares de la zona central, en la explanada de Beauchef 851.

Parte de la exposición con imágenes de glaciares de la zona central, en la explanada de Beauchef 851.

En la ocasión, fue presentado el libro "El hombre que descifró los glaciares", del periodista e historiador francés Marc Turrel, que detalla la vida del glaciólogo que se convirtió en un especialista mundial en el área.

Antes de Louis Lliboutry la glaciología no existía como ciencia en Chile. El geofísico y alpinista francés, que llegó a Chile en 1951 -y fue parte de la FCFM hasta 1956- fue pionero en las exploraciones y el estudio de los glaciares, especialmente en Chile, donde realizó los primeros mapas y estudios de masas de hielo desconocidas hasta entonces.

Su historia y legado es lo que el periodista e historiador francés Marc Turrel quiso plasmar en el libro “El hombre que descifró los glaciares”, cuyo lanzamiento en Chile se realizó este viernes en la FCFM, en el marco de la celebración del Día Mundial del Agua, junto a la empresa Aguas Andinas.

“El libro es una promesa cumplida para un hombre que se sentía que su corazón latía por Chile”, sostuvo el autor durante un panel realizado en la FCFM. “El libro busca generar conciencia para analizar cómo podemos contrarrestar los efectos del calentamiento global en Chile y así tener un sentido de conservación de los ecosistemas de montañas, que son los glaciares. Algunos han sufrido la pérdida de más del 60% de su masa, teniendo así un retroceso de alrededor de cinco kilómetros. Por eso, a través de las comparaciones de las fotos, hacemos un llamado de atención para que tomemos las medidas necesarias para su protección”, agregó.

James McPhee, vicedecano de la FCFM y especialista en hidrología -quien también escribió uno de los artículos del libro-, destacó que Lliboutry fue para muchos investigadores, un ejemplo de científico, por ir siempre un poco más allá, plantearse nuevas preguntas y ser inconformista. “Lo que percibo en nosotros como universidad es ese espíritu, ese modelo de superación y curiosidad por lo desconocido, de aportar a la sociedad. Ese compromiso creo que está muy presente en nuestro grupo y los grupos de investigación que han seguido en la Universidad de Chile y otras instituciones del país”, señaló.

El geólogo Erick Klohn, también a cargo de un artículo de la obra, contó que Lliboutry lo reclutó cuando era estudiante de geología para acompañarlo a una expedición al glaciar más grande de Chile Central, que entonces no tenía nombre y que bautizó como glaciar Universidad, por la U. de Chile, donde se desempeñó por cinco años. “Fue una cosa muy interesante su personalidad. Yo venía de regreso de una expedición a los Ojos del Salado y me encontró en la plaza cerca de La Moneda y me dijo: ‘tengo organizado este viaje a este glaciar, vamos a salir mañana’. Le dije, por lo menos déjeme echar a lavar la ropa después de 15 días y arreglar los zapatos ¿qué le parece en dos días más? ‘Salimos pasado mañana entonces’, contestó”, recordó.

Parte de esas anécdotas se encuentran en el libro, que se imprimió en una edición limitada que será distribuida gratuitamente.

Desafíos para proteger el recurso

“Hay que asumir que los glaciares van a seguir disminuyendo y extinguiéndose en este escenario actual que ojalá se revierta. Así que ponemos todas nuestras apuestas en la COP25 y el Tratado de París, que los países lo cumplan”, indicó el glaciólogo Gino Casassa, jefe de la Unidad de Glaciología y Nieves (UGN) de la Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

James McPhee agregó que el primer desafío es el conocimiento fundamental y básico. “Hay preguntas que todavía no están resueltas respecto de cómo funcionan nuestras fuentes de agua, cómo funciona la cordillera, por ejemplo”, indicó. “En glaciares, si bien sabemos que están disminuyendo en el mundo, unos pocos están creciendo, lo que no sabemos es a qué nuevo equilibrio van a llegar; van a desaparecer completamente o pasarán a un estado diferente donde se va a equilibrar este sistema nuevamente y qué va a representar respecto a la disponibilidad de agua”. Por lo mismo, otro desafío para el especialista es la protección de ecosistemas.

El presidente de Aguas Andinas, Guillermo Pickering, realizó una invitación a ser responsables en el uso del agua y a la vez encontrar alternativas de cómo cuidar y reutilizar el recurso, de manera que todos tengamos acceso a él de forma justa. “Tenemos que pensar en medidas que se puedan tomar para hacer frente al cambio climático. El momento es ahora”, dijo. “Nuestro objetivo es realizar un cambio de mentalidad robusto y contundente, que nos lleve a repensar la manera no sólo en que usamos los recursos, sino también en cómo reutilizarlos para darle un alivio al planeta. En esa línea aportamos nuestro grano de arena que nos lleva a un cuidado integral del medioambiente y a reducir los efectos del cambio climático”, agregó.

Francisco Martínez, decano de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, destacó que “el recurso hídrico es clave en el desarrollo y el futuro del planeta, por lo que las investigaciones en este campo son de alta relevancia y en nuestra Facultad hemos asumido este desafío. Existe la necesidad urgente de innovar, tanto técnica como socialmente, para mitigar y adaptarse a los cambios en el clima, en particular a los del ciclo hidrológico y desde la academia debemos proveer estos conocimiento y reforzar la necesidad de tomar decisiones basadas en evidencia”.

Comunicaciones FCFM - UChile

Viernes 22 de marzo de 2019