UChile.online

Interculturalidad

Levantan lugar de reunión y espacio sagrado para la comunidad mapuche en la Estación Experimental Frutillar

Chemamull mujer Rayen, para representar a todas las mujeres de la comunidad Paillahueque que tienen nombre de flor.

Chemamull mujer "Rayen", para representar a todas las mujeres de la comunidad Paillahueque que tienen nombre de flor.

Chemamull hombre Juan, en honor al cacique y lonko Juan Antonio Paillahueque de Frutillar.

Chemamull hombre "Juan", en honor al cacique y lonko Juan Antonio Paillahueque de Frutillar.

Esta iniciativa nace como una forma de revitalizar la cultura a través del arte.

Esta iniciativa nace como una forma de revitalizar la cultura a través del arte.

En un trabajo conjunto entre la U. de Chile y la comunidad indígena mapuche-williche Lof Ancestral Paillahueque, y como parte de su compromiso con la integración de los pueblos originarios, nuestra Casa de Estudios colaboró con el emplazamiento en la Estación Experimental Frutillar -perteneciente a la Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza- de dos "chemamull", representando a un hombre y una mujer.

La comunidad indígena mapuche-williche Lof Ancestral Paillahueque, en conjunto con la Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza, realizaron la ceremonia correspondiente al levantamiento de dos esculturas de madera, “chemamull” en mapudungun, nombradas como Rayen y Juan, este último en honor al cacique y lonko Juan Antonio Paillahueque, autoridad ancestral del territorio.

En el ritual participaron integrantes del Lof Ancestral Paillahueque, entre ellos el machi Eric Huala, el lonko José Paillahueque, su werkén Pedro “Alerce” Paredes y Teresa Paillahueque, hermana de José y profesora de castellano, además de educadora tradicional. En representación de la comunidad universitaria participó la profesora Paulette Naulin Gysling, administradora académica de la Estación Experimental Frutillar y el equipo de trabajo del proyecto FADOP 2017, el cual fue adjudicado para el financiamiento de actividades de educación ambiental e interculturalidad.

"El lof Paillahueque de Frutillar, se ganó un proyecto de la CONADI para revitalizar la cultura a través del arte, y así es que como se erigen estas dos esculturas de madera que representan a un hombre y a una mujer, que nombraron Rayen, que significa flor en genérico, para representar a todas las mujeres de ese linaje porque como tradición les daban el nombre de una flor", afirmó la profesora Naulin.

Esta actividad da una importancia cultural y simbólica a la Estación Experimental Frutillar, porque siendo ya un parque con multiplicidad de espacios y atractivos, con el emplazamiento de los chemamull ahora se convierte en un lugar sagrado y de reunión para los mapuche-williche de la zona, donde podrán realizar distintas ceremonias y celebraciones relacionadas con la cosmovisión y las tradiciones de su cultura.

"En este proyecto teníamos objetivos interculturales y se generó un lazo colaborativo con la comunidad originaria de Frutillar. Ahí convergieron ambas voluntades en el rescate de la educación intercultural y tradiciones, generando una oportunidad para nuestros estudiantes de conocer directamente la cultura de nuestros pueblos originarios de vivenciar junto a ellos su forma de vida y su cosmovisión", agregó la profesora Naulin.

Tanto el Lof Ancestral Paillahueque como la Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza, quedaron comprometidos en una relación de trabajo y colaboración, con objetivo de fortalecer la integración de las tradiciones y conocimientos de la cultura mapuche-williche, rescatando el conocimiento y reivindicando la forma de vivir y expresarse de uno de este pueblo originario.

Francisca de la Vega Planet - Periodista Campus Sur, en colaboración con la profesora Paulette Naulin.

Jueves 12 de diciembre de 2019