Vicerrectoría de Extensión

Compromiso institucional

Cátedra de Derechos Humanos consagró su labor con activa participación en la visita in loco de la CIDH

La visita in loco de la CIDH se llevó a cabo entre el 26 y el 31 de enero.

La visita in loco de la CIDH se llevó a cabo entre el 26 y el 31 de enero.

Claudio Nash, coordinador académico de la Cátedra de Derechos Humanos.

Claudio Nash, coordinador académico de la Cátedra de Derechos Humanos.

Manuel Guerrero, académico de la Universidad de Chile e integrante de la Cátedra de Derechos Humanos.

Manuel Guerrero, académico de la Universidad de Chile e integrante de la Cátedra de Derechos Humanos.

Alejandra Araya, directora del Archivo Central Andrés Bello.

Alejandra Araya, directora del Archivo Central Andrés Bello.

Claudio Nash y Manuel Guerrero en el Foro Latinoamericano de Derechos Humanos.

Claudio Nash y Manuel Guerrero en el Foro Latinoamericano de Derechos Humanos.

A través de su coordinador, Claudio Nash, y de los integrantes de su comité académico, Manuel Guerrero y Alejandra Araya, esta instancia dependiente de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones participó de las diferentes reuniones que sostuvo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el marco de su visita a Chile para monitorear la situación de los derechos humanos. De esta manera, la Cátedra consolidó el trabajo que ha venido realizando previo y posterior al estallido social en la promoción y defensa de los derechos fundamentales.

El 24 de octubre de 2019, la Universidad de Chile, a través de sus Cátedras de Derechos Humanos, de Racismos y Migraciones Contemporáneas y Amanda Labarca, envió una carta al secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, en la que solicitaba una audiencia pública con el fin de que el organismo abordara las violaciones a los derechos humanos denunciadas en el contexto del estallido social.

Solo cuatro días después, la Cátedra de Derechos Humanos solicitaba al presidente Sebastián Piñera invitar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a realizar una visita in loco, con el objetivo de monitorear las vulneraciones y vejámenes contra miles de manifestantes; visita que finalmente se llevó a cabo durante esta semana en diferentes puntos del país.

El coordinador académico de la Cátedra de Derechos Humanos, Claudio Nash, - quien fue parte del grupo que representó a la sociedad civil en la audiencia en Quito que realizó la CIDH para abordar la crisis política y social en nuestro país – fue parte de las reuniones con organizaciones e instituciones que sostuvo el organismo internacional entre el 26 y el 31 de enero.

“Le hemos planteado a la Comisión la necesidad de que su informe profundice en las causas del estallido social, tales como las desigualdades, los abusos y la impunidad. Además, hemos puesto énfasis en la necesidad de que el informe también se haga cargo de las medidas que el Estado deberá adoptar a futuro en materia de reparación de las víctimas y garantías de no repetición”, explicó Claudio Nash.

“Puntualmente en el tema de personas con daño ocular hemos entregado una minuta a la Comisión donde exponemos los problemas que ha tenido la implementación de los protocolos de Carabineros y la urgencia de una política de reparación destinada específicamente a la rehabilitación de las personas que han sufrido el daño ocular”, siguió el académico de la Facultad de Derecho, quien también participó del Foro Latinoamericano de Derechos Humanos junto al académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Manuel Guerrero.

En el marco de la reunión con organizaciones de la sociedad civil, en la que la CIDH recogió los testimonios de todos y todas las presentes, Manuel Guerrero expuso sobre sus preocupaciones en torno a las violaciones a los derechos humanos en el contexto actual.

“He sido testigo de cómo la misma policía que asesinó a mi padre, la misma policía que me golpeó a mí hoy día está maltratando a nuestros jóvenes, mutilándoles sus ojos tornándolos, violándolos. Hemos hecho, desde la Cátedra de Derechos Humanos, todo lo posible, hemos acudido a todas las instancias judiciales, denunciado en la prensa, hemos hablado con las autoridades políticas, hemos ido al congreso, y la policía simplemente no cambia, sino que incrementa su actuar”, comenzó diciendo Manuel Guerrero para luego enfatizar en que el contexto institucional para que se genere la violencia hoy es el mismo que el que se vivía durante la dictadura cívico – militar.

“Para ustedes debe ser extraño que un país donde hay división de poderes, donde supuestamente hay democracia formal, nosotros estemos denunciando crímenes de lesa humanidad, que hay un Estado que está cometiendo terrorismo de Estado, pero es así y hoy día ustedes tienen una oportunidad única, un desafío: salvar la institucionalidad internacional de los derechos humanos y dar una señal de que las democracias también tienen que respetarlos. No puede ser que un gobierno democráticamente electo hoy día simplemente deje que la policía haga lo que se le ocurra. No hay nadie que pueda controlar a la policía y están cometiendo crímenes de lesa humanidad”, cerró el académico.

Una visita en un momento histórico

Además de las reuniones con organizaciones de la sociedad civil, la CIDH sostuvo encuentros individuales con personas que presentaron sus casos relativos a la violencia, al abuso policial y a la criminalización de la protesta social. Este último es el caso de la directora del Archivo Central Andrés Bello (AB) y académica de la Universidad de Chile, Alejandra Araya, quien se encuentra enfrentando un proceso judicial debido a la querella criminal que interpuso en su contra el alcalde de la Municipalidad de Santiago, Felipe Alessandri, por considerarla “cómplice” de los delitos de daños y robo con fuerza en lugar no habitado.

Para Alejandra Araya el momento político y social por el que está atravesando el país marca un hito histórico debido a que es la misma ciudadanía la que dice “’Nunca más’ a las situaciones de abuso en las que estamos cotidianamente por el sistema económico, el sistema social, pero también por nuestra larga tradición de autoritarismo en las relaciones humanas de las cuales es representante el abuso de la fuerza policial, que a su vez representa la posibilidad del castigo de las autoridades respecto de las conductas que les parecen impropias”.

“De alguna forma, desde el 18 de octubre hasta ahora lo que hemos visto de manera recurrente es el disciplinamiento social a la manifestación, al legítimo derecho que tenemos a manifestarnos, pero también al legítimo derecho que tenemos como ciudadanas y ciudadanos de involucrarnos con los problemas del país y que por lo tanto ese castigo no llega solo por la luma o por la lacrimógena o por la mutilación, sino que también llega por distintos canales que se transforman en presiones políticas respecto de aquellas personas que estamos defendiendo a otros que se encuentran en condiciones aún más precarias y aún más indefensas respecto de la situación de abuso”, siguió la directora del Archivo Bello.

En relación a las expectativas de la visita in loco que finaliza hoy, viernes 31 de enero, Claudio Nash afirmó que “hay una expectativa que teníamos y que ya se cumplió, que era ver a la Comisión desplegada en todo el país verificando la situación de derechos humanos en Chile. Ahora esperamos que el informe de cuenta de la magnitud de la crisis que vive el país en materia de derechos humanos y entregue un completo plan de cómo enfrentarlo no sólo para que cesen estas violaciones, sino que también para hacerse cargo del daño que la represión ha provocado y garantizar las reformas institucionales para que esto no vuelva a ocurrir en Chile”.

Bárbara Barrera - periodista Vexcom
Fotografías Felipe Poga y Alejandra Fuenzalida

Viernes 31 de enero de 2020