Dirección de Bienestar y Desarrollo Estudiantil

Participación estudiantil:

Nuevas formas de organización y desafíos a partir del proceso Constituyente

Estudiantes organizados - Foto referencial

Estudiantes organizados - Foto referencial

Conversatorio FECH - Debates Constituyentes

Conversatorio FECH - Debates Constituyentes

Estudiantes en campus - Foto referencial

Estudiantes en campus - Foto referencial

Conversatorio FECH - Proceso Constituyente desde la vereda estudiantil

Conversatorio FECH - Proceso Constituyente desde la vereda estudiantil

Congreso FECH - Concurso elección de logo

Congreso FECH - Concurso elección de logo

Enlaces relacionados
Fanpage FECH
Instagram FECH
Nota: Las artes y cultura en la Nueva Constitución: Reflexiones y desafíos desde La U Invita
Canal Youtube DIRBDE - Ciclo de Charlas
Premio Azul

Hay un antes y un después de octubre del 2019. La imagen de estudiantes secundarios saltando torniquetes fue portada del primer capítulo de un proceso social que ha revolucionado la visión que nos habíamos formado y proyectábamos del país desde el retorno a la democracia. Conceptos como dignidad, desigualdad, legitimidad democrática, ciudadanía y derechos humanos, irrumpieron en el debate político a través de nuevas formas de participación, cuestionando el modelo social, cultural y económico en el que nos hemos desenvuelto los últimos 30 años.

Entre críticas a las formas de participación política institucionalizadas, las voces de las y los jóvenes de la U. de Chile se han manifestado a través de otros formatos, menos estructurados y transversales y más próximos a las distintas realidades e intereses de grupos menos jerarquizados y más diversos. Comparten, sin embargo, el mismo espíritu crítico, indispensable para nutrir el proceso constituyente en el que se ven desafiados a participar.

Pamela Díaz-Romero, Directora de la Dirección de Bienestar y Desarrollo Estudiantil (DIRBDE), se refirió a este contexto:

“Institucionalmente, reconocer y adecuarse estas nuevas formas de participación es un reto que tensiona las dinámicas y mecanismos con las que hasta ahora hemos encauzado el diálogo y la representación estudiantil en la toma de decisiones, reflexión indispensable para asegurar que las voces de los y las estudiantes tengan el espacio necesario para ampliar la legitimidad del proceso político en curso”

Comunidad universitaria: Trayectoria de participación

En octubre del 2019, la voz de la Universidad de Chile no tardó en alzarse. Atendiendo a su compromiso con el país y a una semana del estallido, convocó un “Encuentro Universitario por un nuevo acuerdo social”, extendiendo la invitación a un proceso participativo de reflexión triestamental de la institución y para la sociedad.

Fue así que se realizaron 201 instancias de discusión, cuya síntesis quedó a disposición del Comité de Coordinación Institucional y será publicada en las próximas semanas. Se incluyen 142 encuentros locales, 33 mesas; 10 grupos de conversación; 10 cabildos; 2 foros ampliados, 2 paneles; 2 asambleas, y 10 encuentros transversales (Ciencias; Deportes; Salud; Diversidad funcional; Género; Diversidades Sexuales; Pueblos indígenas; Educación, infancia y juventud; Sostenimiento de la vida: cuidar y envejecer en Chile; Fenafuch/Sitrauch).

Dentro del marco del Encuentro, la Casa de Bello también desarrolló dos procesos consultivos para sus estudiantes, funcionarios y académicos. En ellos se recogió lo que ya se identificaba dentro de las prioridades ciudadanas; la urgencia de nueva Constitución Política y la forma más apropiada para materializarla. Los resultados dejaron en evidencia el enorme interés dada la alta participación de la comunidad, ya que, gracias al sistema de votación electrónica “Evoting”, más de 20.000 académicos, académicas, estudiantes y personal de colaboración se hicieron parte del proceso.

Crisis de representatividad y nuevas formas de participación

Pese a la bien evaluada contribución de las instancias locales asociadas al Encuentro Universitario, la comunidad estudiantil no logró la misma participación en las Elecciones Online FECH del 2020. Sólo el 14,33% de estudiantes habilitados para participar del proceso votó (4.562 sufragios válidamente emitidos), e incluso, debido a la baja convocatoria, tampoco fue posible extender un día más la elección.

“El fenómeno de la baja participación estudiantil es algo que pasa a nivel nacional, donde tenemos una sociedad muy propensa a movilizarse, con espíritu crítico y anhelos de cambios, pero con una baja tendencia a la asociatividad y a la organización”, sostiene Emilia Schneider, Presidenta de la FECH durante el 2019-2020 y hoy candidata a la Convención Constitucional por el Distrito 10 de la Región Metropolitana.

Por su parte, Consuelo Salas, Coordinadora de la Federación durante este año, asegura que la crisis se concentra en las instancias de representatividad institucionales, no así en la convocatoria general:

“No es un misterio que hemos visto en el último tiempo una baja participación, pero esto se focaliza dentro de la estructura orgánica estudiantil, es decir, en los centros de estudiantes, en las secretarías y en general, en lo que está estipulado por estatuto”.

De allí que surgieran reflexiones en torno a las nuevas formas de participación de las y los jóvenes, movilizando a las Direcciones de Asuntos Estudiantiles de las distintas unidades académicas, la Dirección de Bienestar y Desarrollo Estudiantil (DIRBDE) y la Dirección de Asuntos Comunitarios (DAC) de la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios (VAEC) a lanzar el documento “Sobre la participación y organización estudiantil en la Universidad de Chile”.

El texto constituye un acercamiento a la discusión acerca de la participación y organización estudiantil en la Universidad de Chile. “El objetivo de este trabajo es abrir un diálogo sistemático con el estudiantado, para explorar en conjunto los desafíos que las nuevas formas de participación y representación implican, tanto para las propias organizaciones estudiantiles como para los distintos niveles institucionales con los que deben interactuar”, advierte Díaz-Romero.

Comunidad estudiantil: Propuestas y desafíos

La cuestionada baja convocatoria a las elecciones de la FECH contrasta con el intenso trabajo actual de dicho organismo y en el interés estudiantil en ser parte del proceso constituyente. Durante la semana mechona 2021, se dedicó toda una jornada para informar y reflexionar sobre el proceso, socializando diversas visiones y posturas políticas.

Uno de los presentes en las instancias virtuales fue el Comando Constituyente FECH, organización estudiantil multidisciplinar que surge por la motivación de integrantes de diversas carreras en aportar a este proceso nacional. “Nos unimos sobre la idea de construir un Chile más digno, por lo que nos capacitamos desde lo teórico y comenzamos un proceso territorial por distintos puntos del país, dialogando sobre la importancia de cambiar la Constitución”, señala Constanza González, estudiante de derecho e integrante de la agrupación.

Otra instancia de la jornada fue el debate entre candidaturas estudiantiles a la Convención Constituyente, contando con la participación de Camila Bustamante, estudiante de último año de ingeniería agronómica, y Valentina Miranda, de segundo año de administración pública. En la actividad, las candidatas por el Distrito 12 y 8 respectivamente, pudieron dar a conocer sus proyectos, sobre todo su visión en torno a la educación, destacando la idea común de entender esta área como como un derecho basal, a través de un sistema público y universal que garantice la formación integral.

“Valoro que, pese a la crisis en la organización estudiantil, los, las y les estudiantes tengan mucho interés en participar en las discusiones, en informarse respecto al proceso constituyente”, sostuvo Schneider. “Cuando llega el 18 de octubre, se le da un nuevo sentido a la participación, vinculándose con el territorio. Hoy, lo difícil ha sido para la y el estudiante, como sujeto político, poder relacionar lo del sector estudiantil con las demandas de los territorios”, reflexiona Salas.

Por eso, al hablar de desafíos, las representantes aluden al rol histórico del movimiento estudiantil que, desde el 2006 a la fecha, continúa avanzando en la construcción de una sociedad más justa. “Tiene la responsabilidad histórica de seguir pujando esas transformaciones y, en particular, de involucrarse en los diálogos que tengan que ver con educación'', afirma la candidata por el Distrito 10. A su vez, asegura: “si habemos muchas candidaturas que representamos al mundo estudiantil es porque hemos sido actores muy importantes, sumando muchas ideas al debate y construyendo liderazgos con la capacidad de representar mundos que no estaban en la política tradicional”.

“El desafío más grande es poder interceder en la discusión política”, menciona Salas. Por eso es que la actual representante FECH alude a la necesidad de actualizar las normativas que rigen la participación estudiantil en la Universidad, favoreciendo su unión. Ante esto, Noam Vilches, desde la Secretaría de Bienestar FECH, propone un Congreso Refundacional como herramienta para la vinculación entre estudiantes y representantes:

“No es que no exista participación estudiantil, sólo que ésta no necesariamente es tan política. Por ejemplo, en estos momentos hay un alto número de estudiantes en la Sociedad de Debate U. Chile, en grupos de juegos de rol, en Secretarías, y la idea es que veamos cuáles son las experiencias que han tenido estas organizaciones y generar convocatoria”.

La instancia que se llevará a cabo durante el primer semestre 2021 busca acercar a las y los jóvenes de la Universidad a los roles de representación, como también actualizar los mecanismos de participación. Para el encargado de Bienestar FECH, el proceso propone un gran desafío:

“esperamos lograr una buena cantidad de congresales que nos permita dar comienzo y también mejorar la participación a través de los mecanismos virtuales que tenemos en este momento. Para esto es clave incorporar los aprendizajes de instancias anteriores, como lo fue la semana mechona, lo que nos da indicios de intereses estudiantiles, sobre las plataformas y metodologías”.

Por último, Consuelo también visualiza la importancia del Congreso FECH en el funcionamiento de la orgánica estudiantil: “El desafío es que se pueda eliminar esta brecha de comunicación y de confianza para poder crear unas nuevas bases. Ojalá pueda existir una unión en temas básicos y amplios que ya han sido discutidos previamente”. Finalmente, la representante alienta a estar atentos al proceso: “La invitación es a sumarse, a hacernos cargos de la organización estudiantil, dotándola de contenidos y consensos políticos. Tenemos la oportunidad de incidir en la confección de nuevos estatutos para la orgánica y para eso necesitamos convicción, responsabilidad y ánimos de innovar”.

Carlos Lizana Fernández, periodista Comunicaciones DIRBDE

Martes 20 de abril de 2021