Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Servirá para la atención de pacientes, investigación y formación de especialistas

U. de Chile inauguró primera cámara hiperbárica del servicio público de salud en la Región Metropolitana

Con la presencia del Rector Ennio Vivaldi, este jueves 9 de noviembre el equipamiento fue inaugurado en el Campus Sur de la Facultad de Medicina de nuestro plantel, vinculado al Hospital Barros Luco Trudeau. La cámara, donada por la empresa fabricante Osorio Hermanos, permitirá a los pacientes del servicio público acceder a una prestación de salud de alto valor y sofisticación, para el tratamiento de diversas patologías.

En el Campus Sur de la Facultad de Medicina de la U. de Chile se realizó este jueves la inauguración de la cámara hiperbárica.

En el Campus Sur de la Facultad de Medicina de la U. de Chile se realizó este jueves la inauguración de la cámara hiperbárica.

Junto con la atención de pacientes y la formación de especialistas, el equipo ya está siendo utilizado para la investigación en un trabajo que involucra las  facultades de Medicina y Ciencias.

Junto con la atención de pacientes y la formación de especialistas, el equipo ya está siendo utilizado para la investigación en un trabajo que involucra las facultades de Medicina y Ciencias.

La medicina hiperbárica consiste en suministrar oxígeno al 100 por ciento dentro de un ambiente presurizado, para el tratamiento de diversas patologías.

La medicina hiperbárica consiste en suministrar oxígeno al 100 por ciento dentro de un ambiente presurizado, para el tratamiento de diversas patologías.

Junto al tradicional corte de cinta, las autoridades destaparon una placa que da cuenta de la inauguración del nuevo equipamiento.

Junto al tradicional corte de cinta, las autoridades destaparon una placa que da cuenta de la inauguración del nuevo equipamiento.

En la oportunidad las autoridades universitarias entregaron un reconocimiento a Osorio Hermanos, impulsores de esta iniciativa.

En la oportunidad las autoridades universitarias entregaron un reconocimiento a Osorio Hermanos, impulsores de esta iniciativa.

Pacientes afectados por intoxicación con monóxido de carbono, anemias severas, abscesos intracraneanos, y aquellos que requieran la regeneración de vasos capilares, hueso y piel, como las lesiones del pie diabético, infecciones necrotizantes de tejidos blandos, injertos y daño por quemaduras térmicas, podrán ser tratados por la cámara hiperbárica, herramienta que desde ahora es parte de la red de salud pública a través de la Facultad de Medicina de la U. de Chile.

“No hay ejemplos en el mundo en que una cámara hiperbárica esté instalada en dependencias de un hospital público y, al mismo tiempo, al alero de una universidad. Es una alianza estratégica inédita que va a dar frutos muy interesantes. No es un experimento, son tratamientos con resultados documentados, aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), por lo tanto de aplicabilidad inmediata”, dijo el Dr. Nelson Navarrete,  director de la Unidad de Medicina Hiperbárica de la Facultad de Medicina.

La medicina hiperbárica consiste en suministrar oxígeno al 100 por ciento dentro de un ambiente presurizado. El hermetismo de la cámara permite subir la presión atmosférica normal, de manera que, debido a ello, aumenta la disolución del gas en la sangre y posibilitando que llegue oxígeno a lugares donde normalmente no lo hace, estimulando así las funciones vitales de las células como defender, limpiar y reparar, ayudando a regenerar los tejidos dañados.

La cámara hiperbárica, inaugurada esta mañana en el Campus Sur de la Facultad de Medicina fue donada por la empresa metalmecánica de la Quinta Región, Osorio Hermanos y tiene un valor cercano al medio millón de dólares. Su donación a la Universidad de Chile permitirá no sólo el tratamiento de pacientes -particularmente de la zona sur de Santiago que cuenta con una población de 1,5 millón de personas-, sino también será utilizada con fines de investigación científica y formación de especialistas en el área. 

Aunque no pudo asistir al encuentro, la Presidenta Michelle Bachelet hizo llegar sus saludos y felicitaciones a los involucrados en esta iniciativa a través de una misiva. "Los alcances de la construcción de esta cámara contribuyen a mejorar el rol social de la salud pública con tratamientos que hasta hoy eran inabordables por la población más vulnerable (...) Con este hecho se enriquece la esencia de la salud pública", expresó a la distancia la mandataria. 

"En este gesto que estamos viendo en esta ceremonia hay mucho simbolismo, y es difícil no ver en esto una fuerza, una energía de entusiasmo y de convicción para seguir adelante en las grandes tareas que como Universidad de Chile nos competen",  dijo en la ceremonia el Rector Ennio Vivaldi, quien relevó en esta iniciativa la confluencia de la comunidad, la empresa privada, el servicios público de salud y la Universidad de Chile.

Junto con destacar la labor histórica del servicio de salud público en el país, haciendo frente a las dificultades y carencias de recursos, y el rol activo de la comunidad, representada en los alcaldes Luis Mella de Quillota y Luis Sanhueza de San Miguel -presentes en la ceremonia-, el Rector dirigió un especial reconocimiento a Osorio Hermanos por la donación de este equipamiento. “Esto que hace la familia Osorio de proponer, de impulsar y empujar esta iniciativa es algo absolutamente excepcional, merece nuestro agradecimiento y debe ser realzado”, afirmó.  

También presente en la ceremonia, el decano de la Facultad de Medicina, Manuel Kukuljan, ofreció unas palabras señalando que "una labor fundamental de la universidad como organización humana es una articulación, el permitir que los diferentes cerebros, con los diferentes conocimientos y diferentes visiones se puedan comunicar para generar empresas mucho mayores. Esta oportunidad que celebramos hoy es un ejemplo extraordinario de esa articulación entre cerebros tienen que ver con la ciencia básica, la ingeniería, la economía, la política, la salud, involucrando al sector privado y al público".

Osvaldo salgado, director del Servicio de Salud Metropolitano Sur, también participó en la actividad, destacando que "esta cámara va a aportar porque va a dar otra mirada, otra posibilidad a muchísima gente que tiene hoy día problemas crónicos", haciendo referencia especialmente a aquellos que sufren las consecuencias de la diabetes.

Finalmente, en representación de Osorio Hermanos, Marcelo Osorio ofreció un saludo relatando la historia de esta donación y el impacto que puede traer este equipamiento a la población del país. "La idea es poder hacer un aporte a la salud pública, a la medicina hiperbárica, a la formación de profesionales de salud (…) De aquí en adelante no podemos permitirnos una vuelta atrás. Ha costado mucho esfuerzo de gente anónima y pública para llegar a este día, y en la trastienda de este proyecto hay mucho sacrificio y dedicación", dijo.

Historia de una donación

La cámara hiperbárica tiene un costo cercano a los 500 mil dólares y una historia muy particular. Carlos, uno de los cuatro hermanos Osorio, señaló que su acercamiento con la medicina hiperbárica nació durante los años '90 por la necesidad de curar a su madre, afectada por un pie diabético. Buscando posibles soluciones supieron del tratamiento por oxigenoterapia aplicado en otros países; pero en ese entonces en Chile existía sólo una cámara hiperbárica, alojada en el Hospital Naval, por lo cual no podían acceder a ella.

Dueños de una empresa metalmecánica de la Quinta Región, dedicada a fabricar insumos para la minería, estudiaron el tema y se abocaron a la construcción de una cámara que sanara a su madre, donada a un recinto médico de Quillota. Desde entonces han viajado a China, Europa y Brasil, perfeccionándose en la elaboración de este equipamiento, el cual han seguido fabricando para distintos recintos médicos de nuestro país.

Luego, la intención de donar una cámara hiperbárica a la Universidad de Chile fue una idea que empezó a rondarles hace años, pues no sólo permitiría su acceso a pacientes del sector público sino que, además, aportaría en la formación de especialistas en el tema. Al respecto, Germán Osorio indicó que "esta es la muestra de que a veces los sueños se cumplen, nosotros somos integrantes de una empresa de provincia y nunca pensamos que íbamos a estar en la Universidad de Chile alguna vez. La única razón por la que estamos presentes en esto es porque pensamos que la salud tiene que ser digna para todos”.

La Facultad de Medicina acogió esta iniciativa y dispuso la construcción de una ampliación del edificio docente del Campus Sur, especialmente acondicionada para el funcionamiento de este equipamiento, así como el mejor ambiente para la atención de los pacientes.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u138651
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: