Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Por sexto año consecutivo

Investigaciones tecnológicas de la U. de Chile encabezaron resultados de Concurso FONDEF

De las 17 propuestas seleccionadas en el VII Concurso de Investigación Tecnológica de FONDEF, la Casa de Bello se posicionó como la líder en adjudicación con seis proyectos que permitirán enfrentar desafíos como la escasez hídrica en los cultivos agrarios, la construcción de viviendas más resistentes a incendios forestales con madera nativa y la producción minera a partir de materiales ecológicos, entre otras áreas relevantes para el país.

Por sexto año consecutivo la Casa de Bello lideró la adjudicación de esta convocatoria de FONDEF, enfocada en financiar proyectos de I+D precompetitivos y de interés público.

Por sexto año consecutivo la Casa de Bello lideró la adjudicación de esta convocatoria de FONDEF, enfocada en financiar proyectos de I+D precompetitivos y de interés público.

La directora de Investigación de la VID, Silvia Núñez.

La directora de Investigación de la VID, Silvia Núñez.

Los proyectos se extenderán por dos años como máximo y escalarán resultados desde la investigación aplicada hacia aplicaciones, productos y servicios que beneficiarán diversas áreas en Chile.

Los proyectos se extenderán por dos años como máximo y escalarán resultados desde la investigación aplicada hacia aplicaciones, productos y servicios que beneficiarán diversas áreas en Chile.

El académico de la Facultad de Ciencias Agronómicas, Rodrigo Fuster, dirige una investigación que busca enfrentar la escasez hídrica en cultivos.

El académico de la Facultad de Ciencias Agronómicas, Rodrigo Fuster, dirige una investigación que busca enfrentar la escasez hídrica en cultivos.

La académica de la Facultad de Ciencias Forestales, Rose Marie Garay, desarrollará bases técnicas para construir viviendas más resistentes y seguras a incendios forestales con madera nativa.

La académica de la Facultad de Ciencias Forestales, Rose Marie Garay, desarrollará bases técnicas para construir viviendas más resistentes y seguras a incendios forestales con madera nativa.

El académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, Raúl Quijada, contribuirá con la minería nacional a partir de un nano compuesto que se implementará en la industria del caucho.

El académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, Raúl Quijada, contribuirá con la minería nacional a partir de un nano compuesto que se implementará en la industria del caucho.

Con el objetivo de generar impacto socioeconómico en el país mediante proyectos de I+D aplicada y con un fuerte énfasis científico, el VII Concurso de Investigación Tecnológica 2018 seleccionó 17 iniciativas ubicando a la U. de Chile como la institución número uno en adjudicación, con un financiamiento superior a los 1.100 millones de pesos para ejecutar seis estudios que desarrollarán aplicaciones y servicios en diversas disciplinas.

En esta edición la Facultad de Ciencias Agronómicas lideró los resultados con dos proyectos adjudicados. También destacaron las facultades de Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza, de Ciencias Físicas y Matemáticas, el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) y el Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) con la obtención de recursos para una iniciativa respectivamente.

De acuerdo a la directora de Investigación de la VID, Silvia Núñez, “estos resultados reflejan que la Universidad se encuentra a la vanguardia, pues hemos mantenido el liderazgo a pesar de la baja tasa de adjudicación general. Los investigadores están en sintonía con las necesidades de entidades públicas y privadas, para generar impacto desde la producción de conocimiento en distintas áreas. Como institución seguiremos fomentando el trabajo académico en este ámbito y esperamos que los recursos aumenten para que Chile pueda dar un salto cualitativo en su desarrollo científico tecnológico”.

El instrumento IDeA entrega un monto de hasta 230 millones de pesos para cada propuesta durante un plazo de dos años como máximo, con el objetivo de avanzar desde la investigación aplicada hacia resultados que desarrollen nuevas aplicaciones, procesos y servicios para aportar con la productividad nacional. Los proyectos de I+D seleccionados se dividen en la categoría de precompetitivos enfocados en innovaciones con impacto en los mercados y los de interés público que buscan beneficiar a la comunidad chilena.

Investigación aplicada para el desarrollo de Chile

Entre las propuestas adjudicadas por la Casa de Bello destaca el "Sistema de transferencia de modelo de evapotranspiración real (ETr) de cultivos para la gestión sustentable del agua”, a cargo del académico de la Facultad de Ciencias Agronómicas, Rodrigo Fuster. Esta investigación busca solucionar la dificultad que tienen instituciones públicas y Organizaciones de Usuarios de Agua (OUA) para obtener información capaz de enfrentar la escasez hídrica, mediante una plataforma informática que permitirá estimar el consumo de agua de una superficie cultivada y apoyar la toma de decisiones.

Normalmente la demanda de agua para riego agrícola se calcula con modelos que relacionan variables meteorológicas y de cultivo, resultando en datos poco representativos para su aplicabilidad a nivel de cuenca. Por ello, el equipo investigador desarrollará esta plataforma que funcionará a través de un sitio web dinámico, descentralizando el acceso a la información y abriendo un proceso de aprendizaje compartido entre los actores.

“Nuestro proyecto busca reducir la brecha de conocimiento sobre la demanda real del agua en la agricultura, incorporando tecnologías de percepción remota y modelamiento espacial para mejorar la precisión de los datos. De esta manera, podremos comprender mejor el comportamiento hídrico en un territorio y con ello aportar al desarrollo integral de éstos, junto con implementar medidas que tiendan a la sustentabilidad de las zonas”, señaló el profesor Fuster.

En las próximas etapas, el equipo se enfocará en transferir esta herramienta a la Dirección General de Aguas como socia mandante, a la Comunidad de Aguas Subterráneas de Copiapó y a las Organizaciones de Usuarios de Aguas del país, para que puedan acceder a la información sobre la ETr de los cultivos y así apoyar la toma de decisiones mediante un protocolo de interacción máquina-máquina, capaz de atender las particularidades de cada organización o institución.

Por su parte, la académica de la Facultad de Ciencias Forestales, Rose Marie Garay, obtuvo recursos para el proyecto “Bases técnicas para proyectos de construcción de alto estándar de habitabilidad bajo riesgos de incendios forestales de interfaz, fabricados predominantemente con maderas nativas y exóticas de uso estructural y productos de ingeniería en madera”. Bajo la premisa de que Chile ofrece oportunidades para la construcción maderera, la investigación propone adecuar el uso del Índice de Prioridad de protección (IPP) e Índice Integrado de Seguridad (IIS) para diseñar viviendas nuevas con determinados requisitos estructurales y de resistencia al fuego.

La normativa de construcción nacional no considera el riesgo del entorno de las viviendas ubicadas en zonas con altos índices de incendios forestales, remoción de masas, inundaciones u otros fenómenos que no están georreferenciados en mapas de riesgo dinámicos en los planes reguladores comunales y sin permiso de edificación. El proyecto generará bases técnicas para realizar construcciones más resistentes y seguras a incendios forestales, enfocándose en generar conciencia en el sector público y privado sobre la urgencia de asegurar la habitabilidad de las personas, de acuerdo a nuevas necesidades provocadas por el cambio climático.

Para la profesora Garay, “la producción de madera nativa es baja, por lo que incluirlas dando cumplimiento a la Ley 20.283 y los planes de manejo exigidos, es una oportunidad para cubrir la demanda con mejores propiedades para la construcción. Los desafíos son de tipo socio-cultural y político económico, pues en Chile encontramos romántico ir de vacaciones a una hermosa cabaña en medio del bosque, pero en las ciudades vivimos en casas y departamentos de ladrillos porque se piensa que son más seguros. Sin embargo, el país está empezando a desarrollarse en cuanto a la resistencia mecánica de estructuras con madera, así que esperamos que los organismos referentes formen parte de estas transformaciones”.

La propuesta cuenta con la participación de las empresas Maderas Patagonia, INPROIN y Mardones S.A, demostrando las capacidades de las maderas nativas bien manejadas. Además, en su implementación contempla una fase inicial de selección, extracción y transporte del recurso maderero sujeto a planes de manejo y una clasificación adecuada en terreno. Posteriormente se realizarán transformaciones a madera aserrada y se probarán técnicas de secado con el fin de escalar hacia la etapa experimental, donde se probarán los prototipos esperando patentar los resultados obtenidos.

Otro proyecto seleccionado fue “Materiales compuestos a base de caucho natural y nano-arcilla volcánica para uso en la minería”, dirigido por el académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, Raúl Quijada. Este desarrollo tecnológico beneficiará a empresas mineras a partir del reemplazo de los revestimientos de equipos mineros por una alternativa innovadora, que elimina los riesgos de salud durante su manipulación, genera menor impacto ambiental, alarga la vida útil en operación y mejora el desempeño ante propiedades mecánicas y abrasivas perfeccionadas.

Este proyecto escalará la producción del material de caucho natural con nano-refuerzo desde el nivel de laboratorio hacia el industrial piloto, considerando que éste es uno de los más utilizados a nivel mundial en aplicaciones para transporte, manufactura y minería, entre otras áreas. El equipo continuará una investigación FONDEF adjudicada en 2015, donde se demostró que el desarrollo de un nano-refuerzo a partir de arcilla volcánica es una alternativa tecnológica viable para compatibilizarlo con matrices poliméricas. 

El profesor Quijada agregó que “con los recursos obtenidos reproduciremos lo que hicimos a nivel de laboratorio en una mayor escala de producción, ya que así podremos incorporar los resultados en una matriz de caucho y obtener un nuevo nano compuesto. Esto ha sido muy interesante, pues estamos utilizando arcillas naturales y volcánicas de la Cordillera de Los Andes. Además, con esta aplicación existirá un gran ahorro económico porque los nuevos revestimientos que desarrollaremos extenderán la vida útil del material usado en grandes equipos mineros”.

Las demás iniciativas de la institución fueron "Robustecimiento de las propiedades psicométricas del TADI (Test de Aprendizaje y Desarrollo Infantil)" encabezado por la investigadora del CIAE, Marta Edwards; "Empaquetamiento y puesta en marcha de REDOXCELL, un servicio para evaluar el impacto antioxidante de matrices alimentarias en células vivas", dirigida por el profesor del INTA, Omar Porras; y "Mejoramiento del proceso de Esmoltificación en salmón salar mediante el uso de un aditivo dietario microalgal", liderada por la académica Facultad de Ciencias Agronómicas, Susana Muñoz, y que también suma a la Universidad de Antofagasta.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u151669
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: